X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Nuestras barras

Casa Montaña

Emiliano García

Yo me casé por culpa de este bar y no me canso de repetirlo (¡que me escuchéis, narices!). La mía es una historia más, como la de tantos fieles a esta taberna que, parece mentira, pero sigue en pie desde 1836 haciendo feliz a quien pase por allí: he aquí un trozo del alma de El Cabanyal-Canyameral —una taberna, ¿qué iba a ser si no?—. Emiliano García (cada día más lejos de la barra y más cerca de la moqueta del Ayuntamiento), su hijo Alejandro y una plantilla de currantes fieles a una casa que, me consta, pone el corazón por delante del bolsillo. Se nota en el flow (eso que no se puede comprar ni con todo el oro del mundo), en las caras felices y en una gastronomía que algunos llamarían aburrida pero yo llamo eterna: clóchinas, sardinas, bravas de diez y, cuando es temporada, pimientos de padrón.


¿Qué puedo encontrar?

  • Barra

  • Vinos

  • Producto

¿Qué pido?

Los michirones de toma pan y moja