GRUPO PLAZA

se suma a andalucía y la comunitat e incluye un ingreso reivindicativo en sus presupuestos 

El gobierno 'popular' de CyL, otro aliado sorpresa de Puig para reclamar a Montero un fondo covid

9/11/2021 - 

VALÈNCIA. El frente autonómico para reclamar 'a la fuerza' al Gobierno central más recursos para combatir los efectos de la covid va tomando cuerpo. A la maniobra de la Comunitat Valenciana y Andalucía de inflar los ingresos del Estado en sus respectivos presupuestos para presionar al Ministerio de Hacienda se ha sumado ahora ejecutivo de Castilla y León –integrado por PP y Ciudadanos–, cuyo proyecto de presupuestos del próximo año también refleja un 445 millones de un inexistente fondo covid para las CCAA en 2022 porque el gobierno de Pedro Sánchez no lo ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Aunque todas las CCAA están afectadas en mayor o menor medida por la desaparición de esos fondos para afrontar los gastos derivados de la pandemia, de momento solo algunas habían dado el paso de llevar un poco más allá esa reivindicación y utilizar sus respectivos presupuestos para desafiar al Ministerio de Hacienda.

Los primeros en hacerlo fueron de manera simultánea fueron los gobiernos de la Generalitat Valenciana –PSPV, Compromís y Unides-Podem– y el de la Junta de Andalucía –PP y Ciudadanos–, que la semana pasada presentaron sus cuentas incrementadas con transferencias del Estado por valor de 1.000 y 943 millones de euros, respectivamente, en concepto del mencionado fondo contra la pandemia.

En el caso de la Comunitat Valenciana, el Consell del Botànic incluso se ha permitido la licencia de ponerle nombre: Fondo de Transición a la Nueva Normalidad. Así lo explicó el conseller de Hacienda, Vicent Soler, durante la presentación del proyecto presupuestario el pasado miércoles, cuando sostuvo que la Comunitat Valenciana no estaba sola en esa reclamación pero no quiso referirse a ninguna autonomía en concreto.

Soler justificó la inclusión de facto en las cuentas valencianas de la mencionada transferencia de 1.000 millones en la necesidad de continuar haciendo frente a los gastos derivados de la pandemia, común para todas las CCAA pero más acuciante para aquellas que, como la valenciana, reciben del sistema de financiación autonómica menos recursos que la media.

La Comunitat Valenciana ha sido una de las más beneficiadas en el reparto de los fondos covid no reembolsables que el Gobierno ha dado a las comunidades para afrontar la crisis derivada de la pandemia.

Por ello, ha coliderado la petición al Gobierno central de mantener también en 2022 esas transferencias covid a las CCAA, especialmente a las peor financiadas. Esa reivindicación es compartida por ejecutivos regionales como el de Castilla-La Mancha, Murcia y Cataluña, como Ximo Puig y Pere Aragonés pusieron de manifiesto en su encuentro del pasado septiembre.

Entre 2020 y 2021 la Generalitat Valenciana ha recibido un total de 2.863 millones de esos fondos gracias a que se han repartido principalmente en función de la población. El dinero ha atenuado el efecto de la infrafinanciación en las arcas autonómicas, pero su desaparición a partir de 2022 sin que se haya reformado el sistema de financiación ha vuelto a poner de manifiesto la urgencia de reformar el mismo.

De entrada, la reducción de la financiación ordinaria vía sistema de financiación en 2022 más la no prórroga de las transferencias extraordinarias contra la pandemia supondrán la llegada a la Comunitat de casi 2.000 millones de euros menos respecto a 2021.

Soler pasa la pelota al Ministerio

El conseller Vicent Soler aún confía en que el Ministerio de Hacienda dé una solución a esta reivindicación coral, sobre todo cuando ya son varias las CCAA que han dado el paso de materializarla en sus cuentas en forma de ingresos reivindicativos. De lo contrario, la Comunitat Valenciana tendrá que recurrir al FLA extraordinario para ejecutar un presupuesto cuyo gasto real aumenta un 8,8% y que ha sido cuadrado con la inclusión de casi 2.400 millones de ingresos no garantizados.

Vicent Soler, este lunes en Les Corts. Foto: INMA CABALLER (Les Corts)

En la misma línea se manifestó este lunes su homólogo de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, al asegurar que los gobiernos regionales tienen un año para convencer a la ministra María Jesús Montero para que atienda esa petición "de justicia y realismo".

"Castilla y León no renunciará a exigir un fondo COVID para 2022, y a que éste se reparta en función de criterios objetivos y transparentes", sostuvo el consejero de Economía y Hacienda, quien dijo que podría entender una merma de las cantidades del fondo covid pero no la desaparición del mismo.

Por ello, pidió un frente común al respecto para recordar que hay más comunidades autónomas piden lo mismo. Su comunidad pide en concreto 445 millones frente a los 741 de este año. Andalucía, la más beneficiada con el fondo covid con 2.357 en 2021 pide 943 para 2022, mientras que la Comunitat Valenciana reclama en sus presupuestos 1.000 frente a los 1.400 millones de los que ha dispuesto este año.

Por el momento, la ministra de Hacienda no se ha respondido concretamente de forma pública a la petición de las comunidades. Montero, quien este lunes no compareció tras el consejo de ministros para explicar el decreto que resuelve la inconstitucionalidad del impuesto de plusvalía, sí ha criticado con vehemencia a la Junta de Andalucía por inflar sus cuentas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email