Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

datos del primer trimestre de 2020

La Comunitat Valenciana ha cerrado una oficina bancaria cada 36 horas desde 2008

5/08/2020 - 

VALÈNCIA. El 1,37% de la red comercial de la banca que opera en la Comunitat Valenciana bajó la persiana a lo largo del primer trimestre de este año, concretamente 32 oficinas, frente al 1,20% del conjunto nacional (286), según el último informe de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana. Un documento que incluye bancos, cajas de ahorro -o mejor dicho Caixa Ontinyent- y cajas rurales.

Pero la cosa todavía tiene bastante más miga tomando la referencia echando desde los niveles máximos alcanzados al cierre de 2008, dado que el ratio se amplía hasta los seis puntos porcentuales respecto al conjunto español. Así, desde aquel nefasto ejercicio hasta marzo de este año se ha destruido el 54,55% del tejido bancario en València, Alicante y Castellón -2.761 sucursales menos-, lo que supone una cada 36 horas. Todo ello frente al 48,39% de pérdida de la red en todo el territorio nacional, es decir, 22.097 sucursales que han pasado a mejor vida. En todos los casos marcando mínimos históricos.

El proceso de desapalancamiento sigue -y continuará- en un sector cada vez más tocado con los tipos negativos, una cada vez más hiperregulación, con las provisiones pasando factura sobre los beneficios, una cada vez mayor competencia y para colmo la covid-19. Basta echar un vistazo las cotizaciones de los bancos en bolsa donde los que menos caen en 2020 son Bankinter y CaixaBank... ¡y pierden más del 29%!


A lo largo de los tres primeros meses de este nefasto ejercicio marcado, sin duda, por la crisis pandémica fue la provincia de Valencia la más afectada por el cierre de sucursales con 14 -o un 1,15% en términos porcentuales- para bajar hasta las 1.202. Peccata minuta comparado con el 54,57% de la red comercial que se ha esfumado desde el último día de 2008, es decir, 1.444 oficinas menos.

Pero, sin duda, la provincia de la Comunitat más afectada en términos porcentuales en los últimos doce años ha sido -y de lejos- Castellón, ya que ha visto desaparecer el 59,65% de su red bancaria. O lo que es lo mismo 405 sucursales tras perder otras ocho en el primer trimestre de este año y marcar el nuevo mínimo histórico en las 274.

La inercia se mantiene

En cuanto a Alicante, el desapalancamiento alcanza ya el 52,53% desde el inicio de la crisis de las 'hipotecas subprime', que en términos absoluto representa una pérdida de 912 establecimientos bancarios tras ver como otros diez pasaban a mejor vida entre enero y marzo del presente ejercicio.

Todo ello mientras el cierre de sucursales bancarias va a tener continuidad. Por ejemplo, en esos datos del primer trimestre de 2020 no se recogen las 137 oficinas que Bankia cerró hasta julio de este año -15 en la Comunitat Valenciana-, tal y como avanzó este diario a finales de mayo pasado. Por no hablar de Banco Sabadell, que ha ejecutado 230 cierres en la primera parte del año... y los que le quedan como publicó Alicante Plaza la semana pasada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email