X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en castellón del 5 al 8 de juliol

Cinco ediciones de MIAU: balance del festival de arte urbano que ha revolucionado Fanzara 

4/07/2018 - 

VALÈNCIA. Las paredes quieren dejar de ser lisas para convertirse en una acción poética. Como esas montañas de papel que acaban contando una historia o esos lienzos en blanco que se convierten en el fiel reflejo de su autor. El municipio de Fanzara, en Castellón, rompió hace cuatro años con lo establecido convirtiendo sus paredes en murales intervenidos por artistas urbanos, que demandaban llevar allí sus trabajos fomentando otro tipo de representaciones artísticas que iban más allá del clásico formato pared/pincel. Arriesgarse es de sabios, o eso se dice. Años después del riesgo, el Museu Inacabat d’Art Urbà (MIAU) celebra su quinta edición. A sus espaldas han quedado todo tipo de reconocimientos nacionales e internacionales, unas 144 intervenciones y las visitas incontables de turistas. Esta es la gracia del MIAU, proponer un museo por las calles, al aire libre y abierto las 24 horas. Imposible así conocer su número exacto de impactos. ¿Pero cómo ha sido su crecimiento hasta entonces?, ¿hacia dónde camina este pueblo convertido en santuario del arte urbano?

Javi López, uno de sus impulsores, apunta que el futuro del MIAU es incierto, no lo pueden conocer desde la organización. “Durará hasta que los vecinos quieran que así sea, porque el proyecto depende de ellos, al igual que del voluntariado de los artistas”, explica a Cultur Plaza. Si bien es cierto que en un primer momento muchos no entendían con qué fin iba a convivir un museo inacabado en un pueblo tan pequeño, al tiempo “han ido comprendiéndolo”. “La gente ha visto que la iniciativa es buena para el pueblo y que su principal premisa era recuperar esa misma convivencia con Fanzara”, añade López. 

El arte no solo convence, atrapa y te implica. Año tras año, sus vecinos son quienes deciden dotar de nueva vida a sus paredes ofreciéndose como voluntarios para acoger a los artistas en sus hogares. No es de extrañar que el futuro del museo acabe estando en sus manos. Así mismo, el MIAU sentó sus bases desde el principio como un proyecto “lowcost”, como define Javi López, donde los artistas también dejan algunos de sus trabajos sin pedir nada más a cambio. Esta es la base y el espíritu que lo sustenta. 

Así mismo, otra de las premisas del festival de Fanzara está en mantenerse alejado de la masificación. “No queremos que el MIAU sea como otros eventos que tienen 4.500 visitantes al día, porque ni siquiera tenemos las infraestructuras para que haya tanta gente. La vida de un pueblo tiene su encanto y no se puede alterar. Entendemos que los cuatro días concretos del festival llegue mucha más gente de lo común, pero esto no puede convertirse en algo habitual”, explica Javi López. Y es que la atracción por conocer cada una de sus pintadas han convertido a este pequeño municipio castellonense en un reclamo turístico. “Se ha transformado en una atracción sin pretenderlo”, aseguran sus organizadores. “Para nosotros ha sido una sorpresa el reconocimiento incluso internacional que ha habido. Por eso nuestro reto es continuar cuidando el MIAU como un proyecto pequeño y sostenible que vive bajo la atenta mirada de su pueblo”.

El arte de renovarse: murales, danza o exposiciones

El propio nombre de MIAU lo dice: el museo nunca terminará de estar listo porque las obras del arte urbano son "efímeras", se remplazan al tiempo por otras y más tarde llegan unas nuevas. "El año pasado ya tuvimos que sustituir algunas pintadas y para esta edición remplazaremos unos cuatro murales. Es lo que tiene, su vida depende de la orientación en la que esté y del sol que le dé", precisa López. Entre ellas se encuentra una instalación que contaba con pequeños retratos de sus vecinos y que "lamentablente" habrán de remplazar por sus desperfectos. "Sabemos que no es de buen gusto quitar algunas obras, por eso si los vecinos quieren conservar alguno de los murales, trataremos de que así sea. No obstante, la restauración del arte urbano no es tarea fácil y el artista no siempre pude volver a la localidad", lamenta su impulsor. 

Aún así, Fanzara está preparada para cambiar de piel y acoger a nuevos artistas que también quieren demostrar su potencial desde este jueves y hasta el domingo 8 de julio. Los murales correrán a cargo de Axel Void- quien se encargará de crear la obra de mayor formato de esta quinta edición- Bifido, Boa Mistura, Carlos Callizo, Dan Ferrer, Jofre Oliveras, Elsa Guerra, el duo argentino Medianeras Murales y Tono Cruz. Junto a ellos, las intervenciones urbanas llegarán con Pink Intruder. 

Foto: MIAU

Igualmente el MIAU abre sus puertas a otras disciplinas artísticas, entendiendo el arte urbano "como cualquier intervención que se haga en la calle". Así, los fotógrafos valencianos Ricardo Cases y Pablo Casino desarrollarán el proyecto Vosté dirà. Tras preguntar a los vecinos qué rincones les gustaría ver fotografiados, ambos creadores plasmarán algunos de estos lugares en soportes "poco comunes" que extenderán por todo Fanzara. Igualmente, el festival será espacio para la solidaridad a través de No Borders, una muestra formada por las obras de artistas urbanos que han cedido sus creaciones a fin de recaudar fondos para la ONG Benvinguts Refugiats Menorca, destinada a personas que tienen que abandonar de manera forzosa su hogar. Dentro de esta misma actividad tendrá lugar la proyección del documental To Kyma, rescate en el mar Egeo, que irá acompañado de una charla conducida por miembros del colectivo.

Sumándose a estas actividades, el festival de Fanzara también acoge propuestas de danza contemporánea creadas por Zukdance Performing Arts Company y la vila-realense Pepa Cases, quien realizará una Site Specific, es decir, una creación pensada específicamente para Fanzara. Además, la artista no estará sola y acompañará sus movimientos de la música del contrabajista Dani Chiva. Con ello, tampoco faltará la música en vivo gracias a las actuaciones de Desvelados, el MIB Organ Trío, A Quatre Cordes y Dj Pegueroles; o al taller de construcción y blues en vivo impartido por el alcorino Meter Mano Rara. Por último, el MIAU contará la colaboración de Marte, la feria de arte contemporáneo de Castellón, que tendrá su propio espacio de creación con 3+1 Intertrànsit.

Fotos: MIAU

"Se sabe el nombre de los muralistas pero no sabemos qué van a hacer" porque, según indica Javi López, lo que verán nuestros ojos es el resultado del diálogo entre los artistas y los dueños de los hogares donde trazaran su creación. "De hecho no pedimos ningún boceto a los artistas, conocemos sus trabajos anteriores y se los enseñamos a cada vecino pero nada más. El resto es cosa de ellos". Así, aunque suene tópico, habrá que ir a Fanzara para conocer que imaginarios se plasman esta vez. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email