GRUPO PLAZA

se buscan mirlos blancos para la lista de 2023

Compromís ya tantea a independientes para relevar a Ribó: Joaquim Bosch rechaza la oferta

6/06/2021 - 

VALÈNCIA. Restan menos de dos años para que se ponga en marcha la maquinaria electoral y aunque los partidos ven la fecha todavía lejana, también empiezan a plantearse las futuras candidaturas. En el caso de Compromís, en València ciudad, con mayor motivo: el potencial abandono de su rostro de referencia, el alcalde Joan Ribó, puede ser determinante. De ahí que en la coalición valencianista ya hayan asumido, con cierta perspectiva temporal, la posible necesidad de un relevo para el dirigente.

Todo está en el aire todavía. Por el momento, las principales fuerzas políticas que integran la coalición se encuentran inmersas en sus propios procesos internos. Mientras el Bloc celebra a finales de junio su VIII Congrés Nacional -donde no sólo se plantea un cambio de nombre sino que se renovará la cúpula- ; Iniciativa tiene previsto celebrar su congreso a finales de este mismo año. Dos citas que determinarán la mirada a las elecciones de 2023.

Pero en València se deberá hacer frente a una circunstancia que entraña no poca complejidad -la continuidad o no de Ribó al frente del proyecto electoral- y, por ello, se va haciendo camino. El alcalde ya ha expresado en varias ocasiones que su aspiración a liderar el consistorio era cosa de dos mandatos, para ocho años, hasta 2023. Pero en los últimos tiempos, el primer edil parece haber abierto de nuevo la puerta a repetir como cabeza de lista. Recientemente, y preguntado al respecto, dijo que no contestará públicamente a esta cuestión hasta dentro de un año.

Foto: KIKE TABERNER

Con todo, no son pocos desde dentro que piden a Ribó un último servicio a la coalición. Es lo más deseable, según expresan diferentes voces en los mentideros de la formación del guiño, donde la figura de Ribó es toda una autoridad moral más allá de constituir un fuerte liderazgo político y de consenso. Su recambio, el de quien ha aglutinado el sentir de la coalición valencianista de una manera personalísima de cara al electorado, da vértigo.

En ese sentido, conscientes de que su abandono abriría un horizonte incierto para Compromís en los comicios de dentro de dos años, en la coalición admiten que cualquier alternativa a Ribó debería ser otra figura de consenso interno y que, al mismo tiempo, consiga retener el atractivo electoral amasado por el dirigente. Encontrar una figura a la altura no es nada sencillo; la elección ha de ser rigurosa. Hasta el punto de que, según ha podido saber este diario, un año antes de que Ribó haga pública su decisión, ya se hayan iniciado algunos contactos en este sentido.

Uno de los rostros que se encontraba en la lista de posibles aspirantes es el magistrado Joaquim Bosch. Natural de Cullera y portavoz de la organización Juezas y jueces para la Democracia (JpD) entre 2012 y 2016, el jurista se ha convertido en los últimos años, al margen de su trayectoria profesional, en un perfil muy conocido y recurrido a nivel mediático, habiendo acudido a numerosos y diferentes formatos de tertulia y entrevistas políticas a nivel estatal pero también en la cadena pública valenciana, À Punt.

No se trata de una mera posibilidad, sino que el ofrecimiento al juez se ha producido, según ha podido confirmar este diario. Así, fuentes de la coalición explican que el equipo de Compromís en la ciudad tanteó a Bosch como un futuro relevo de Ribó en el caso de que este optase por no repetir como candidato a la Alcaldía de la ciudad. Una oferta que, según las mismas fuentes, se produjo aproximadamente hace dos meses y que el magistrado decidió declinar por cuestiones personales.

Joaquim Bosch. Foto: ESTRELLA JOVER

Este diario contactó con Bosch, quien rehusó hacer declaraciones al respecto. Huelga recordar que ya fue uno de los perfiles que barajó el president de la Generalitat, Ximo Puig, como posible conseller de Justicia en 2015. Entonces, el magistrado también rechazó la propuesta. 

En todo caso, el movimiento revela cierta estrategia en la coalición valencianista de ir en busca de independientes reseñables para su ticket electoral de 2023. En este sentido, voces reputadas en la coalición explican que una de las ideas con las que se trabaja, entre otras, es precisamente analizar perfiles externos, y especialmente aquellos que puedan destacar por sus conocimientos en determinadas áreas. Mirlos blancos que sirvan de revulsivo de cara a los comicios.

Puede darse el caso también de que Ribó accediese a ser de nuevo el alcaldable por Compromís. En este caso, hay quien también plantea la posibilidad de integrar a un futuro sucesor en puestos de salida de la lista electoral, en vistas a una futura renuncia de Ribó antes de que finalizara el siguiente mandato.

Precisamente el edil de Administración Electrónica y el más votado en las primarias de Compromís, Pere Fuset, parecía señalar, en una entrevista a Valencia Plaza, esta nececsidad de conseguir perfiles con determinadas cualidades. El concejal apuntaba que se precisan "equipos pluridisciplinares", que puedan "ganar un campeonato de trivial y gestionar un ayuntamiento". En este sentido, el concejal aseguraba que el proceso de selección de primarias usado en la coalición para la conformación de las listas electorales "puede ser bueno, pero siendo sinceros, [...] no busca personas con X capacidades".

Celebración de la victoria electoral en 2019. Foto: EVA MÁÑEZ

El tanteo de un rostro independiente como Bosch también sale al paso, de alguna manera, ante el ruido de sables que, como un rumor, se intuía por la posibilidad de una incierta carrera interna para suceder a Ribó. Entre los ya manidos nombres de dentro de Compromís, se encuentran precisamente el propio Fuset; el edil de Fiestas, Carlos Galiana; el vicealcalde, Sergi Campillo; e incluso había sonado el nombre de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Posibilidad esta última que parece a estas alturas del todo improbable a juicio de diferentes dirigentes de la coalición.

Las primarias

El proceso de primarias también parece ser uno de los focos del debate interno de cara a la confección de la futura lista electoral. Como publicó este diario, no son pocos los que ven en el procedimiento empleado en 2019 un sistema bastante mejorable e impulsan de alguna manera un giro de timón.

Una de las alternativas que se plantea en algunos círculos de Compromís es continuar con las primarias conjuntas entre los tres partidos -Bloc, Iniciativa, VerdsEquo- y los adheridos, pero emplear el método de las listas cerradas desbloqueadas. Esto es, los participantes podrían dar su voto a candidaturas prediseñadas, dentro de las cuales podrían ordenarse los candidatos. Un sistema que podría asegurar una elección de "equipos pluridisciplinares", pero que en términos internos supondría cierto control por parte de las cúpulas de cada partido de la coalición.

Hay quien incluso vislumbra no celebrar unas primarias conjuntas y que, tras acordar qué puestos de la lista corresponden a cada partido, cada pata elija de manera independiente a sus representantes. Un método que por un lado impediría la injerencia externa en los equilibrios de cada una de las fuerzas, tanto de otros partidos de la coalición como de personas ajenas a Compromís que pudieran desestabilizar la coalición desde fuera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email