GRUPO PLAZA

Tras prohibir el Gobierno las obras en edificios habitados

Los constructores estallan: "Si los repartidores pueden entrar en los patios, los albañiles también" 

14/04/2020 - 

VALÈNCIA. La construcción en la Comunitat Valenciana retoma la actividad este martes a medio gas. Lo que parecía ser una vuelta al trabajo, después de dos semanas de parón, finalmente no ha podido ser de forma completa. Rehabilitaciones o reparaciones en edificios residenciales seguirán parados, una situación que mantiene en hibernación a muchas constructoras valencianas dedicadas a este tipo de trabajos que temen no volver a abrir si se prolonga esta situación.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba a las 21.15 horas de este domingo una Orden Ministerial en el que prohibía las obras de intervención en edificios en los que hayan personas ajenas a la construcción para evitar el contacto entre trabajadores y habitantes y reducir así el riesgo de contagio por coronavirus. Una decisión in extremis que implica mantener en suspenso las obras en edificios habitados, salvo reparaciones urgentes o actuaciones en inmuebles vacíos, y que supondrá un impacto importante para las empresas que deberán seguir con el negocio parado.

Muchas firmas ya estaban preparándose para la vuelta a la actividad este martes porque, hasta el domingo, no se había dado ninguna indicación de lo contrario. "Nos sorprendió el decreto porque en teoría se reanudaba la actividad. Esta decisión es muy importante por la afectación que va a tener en pequeñas y medianas empresas dedicadas a la rehabilitación", explica a Valencia Plaza, el presidente de la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (Fevec), Francisco Zamora, quien asegura que, aunque acatan la decisión, como no podía ser de otra manera, dentro del sector la sensación es de desconcierto.

"Nos extraña que puedan entrar en los patios de las fincas repartidores de Amazon y de pizzas y, en cambio, los albañiles no. Quizás tienen algún virus especial", ironiza. Y es que, con las medidas de seguridad y el equipo de protección adecuado, considera que no debería existir ningún riesgo para la comunidad de vecinos que vive en el inmueble susceptible de acometer alguna obra. "Antes del parón hemos estado trabajando y no ha pasado nada. Creo que deberíamos de haber seguido, pero el Gobierno tiene la palabra", incide.

"Para las pymes será un destrozo"

Aunque todavía cree que es pronto para estimar las pérdidas, recalca que para muchas pymes no poder reanudar la actividad será "un destrozo". De hecho, de acuerdo con los datos de la Conselleria de Economía la construcción es uno de los que más se está resintiendo a nivel de empleo. De los 58.734 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) presentados en la Comunitat hasta el 10 de abril, 3.089 son de empresas del sector y afectan a 16.342 trabajadores.

Otras empresas, en cambio, concentrarán sus esfuerzos en aquellos trabajos que sí pueden desempeñar como obras en viviendas deshabitadas o de nueva construcción, principalmente promociones inmobiliarias. Hay mucho que reorganizar y el presidente de la Asociacion Provincial de Empresas de la Construccion de Castellón (Apecc), Fernando Alfonso, destaca que el sector inmobiliario "va a seguir funcionando" y, en concreto, lo van a hacer las promociones, "que estaban progresando adecuadamente" en los últimos meses en Castellón, con un incremento continuado. 

Foto: EDUARDO MANZANA

En este sentido, Alfonso, cifra en "un 25%" del sector castellonense, "unos 5.000 trabajadores", los que no van a poder retornar al trabajo este martes debido a que no se pueden retomar las reformas en edificios habitados. Para el resto, el presidente de la patronal castellonense señala que la disponibilidad de los equipos de protección individual (EPI) "es lo que más nos preocupa", así como el "suministro de material" necesario para la actividad, algo que evaluarán las empresas en la vuelta a la actividad este mismo martes. 

Para garantizar la seguridad de los trabajadores y el suministro de los EPI, los contactos de Fevec con la Generalitat son constantes. "Estamos coordinándonos con las Consellerias de Vivienda y Urbanismo para ver cuál es la situación y que las empresas que precisen de material puedan recibirlo", asegura Zamora.

Pese a todo, el presidente de la federación de las constructoras valencianas confía en que, cuando pase la tormenta, la construcción exhiba su músculo. "Somos una locomotora y cuando pase esto esperemos que se cuente con la construcción para reflotar la economía", concluye Francisco Zamora. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email