GRUPO PLAZA

preocupación en el órgano por la transición de cargos

Cucarella entra en funciones como Síndic de Comptes con su renovación en el aire

Foto: KIKE TABERNER
21/06/2022 - 

VALÈNCIA. Los grupos parlamentarios de Les Corts ya llegan tarde a la renovación de la Sindicatura de Comptes. Los tres síndics, incluido el Síndic Major Vicent Cucarella, entraron este lunes en funciones sin que, de momento, las formaciones del Botànic II -PSPV, Compromís y Unides Podem- hayan puesto sobre la mesa ningún nombre para renovar el órgano ni comenzado a pactar con la oposición una solución de continuidad para la institución. 

El pasado mes de marzo, el propio Cucarella remitió una carta al Parlamento valenciano para comunicar que sus seis años de mandato como máximo responsable del órgano fiscalizador finalizaban el 20 de junio. Un aviso a navegantes para que los partidos se pusieran manos a la obra y buscaran candidatos para ocupar su lugar, pues la ley impide que él continue en el cargo y los otros dos síndics tampoco pueden hacerlo. 

Sin embargo, han transcurrido tres meses desde entonces sin que los grupos parlamentarios hayan tomado ninguna decisión al respecto y la interinidad y falta de noticias en el órgano genera, cuanto menos, incertidumbre por el futuro que le pueda deparar a la institución. 

Y es que, además de Cucarella, también caduca el mandato de Marcela Miró y Antonio Mira Perceval, los otros dos Síndics. Ninguno puede continuar en el cargo después de sucesivas renovaciones que les han mantenido 18 años en sus responsabilidades. El ahora Síndic Major en funciones, por contra, podría renovar otro mandato. Pero eso sí, tan solo como síndic. 

Foto: CORTS/INMA CABALLER

Socialistas, valencianistas y morados guardan silencio estos días y no detallan si tienen intención de una renovación total o si abogan por mantener a este último y designar solo las dos vacantes que dejarían Miró y Mira Perceval. Mientras tanto, en el órgano, manifiestan su deseo de que haya cierta transición en la composición de la Sindicatura para que el trabajo que llevan realizando estos años se mantenga en la misma línea, pues les ha llevado a situarse como un referente en el control de las cuentas que realizan tanto a Les Corts como a los organismos autónomos de la Generalitat. 

La continuidad de Cucarella

El dilema de la continuidad de Cucarella para favorecer una transición -anhelada en la propia institución como en las filas nacionalistas-, radica en que ya no sería Compromís quien designara al Síndic Major de Comptes, sino que la UTE electoral integrada por Iniciativa, Més y VerdsEquo pasaría a nombrarlo como síndic. Y el puesto de 'máxima visibilidad' quedaría en manos del PSPV. 

En Compromís tantearon la posibilidad hace días de que el grupo parlamentario que dirige Ana Barceló designara a Cucarella como síndic para, así, nombrar ellos mismos al nuevo Síndic Major. Sin embargo, la coalición que ahora lidera Papi Robles en el Parlamento se topó con un 'no' por respuesta. 

La dificultad de la mayoría

Con todo, huelga recordar que a pesar de que el Botànic hallara consenso a la interna -entre PSPV, Compromís y Unides Podem- requeriría aún así de apoyos externos para renovar el órgano, pues cualquier propuesta que se hiciera requeriría de una mayoría de tres quintas partes para salir adelante. El tripartito suma 54 escaños, y los nombres que ponga encima de la mesa requieren aunar 60 apoyos. 

Foto: CORTS/INMA CABALLER

Así, aunque los grupos que integran el Consell barajan candidaturas, la dificultad para llegar a acuerdos convierte esta cuestión en una tarea pendiente compleja de resolver. Incluso, fuentes parlamentarias consultadas por este diario cuestionan que pueda resolverse en la actual legislatura. Más aún cuando, admiten, los tres partidos tienen otros asuntos prioritarios que ocupan sus agendas estos días -huelga mencionar como ejemplo la continuidad de Mónica Oltra en el Gobierno tras su reciente imputación-.  

Los tira y afloja con Les Corts por las subvenciones

El papel que la Sindicatura de Comptes ha ejercido durante este mandato y el anterior ha sido especialmente incómodo para los grupos parlamentarios de Les Corts. El órgano que dirige Cucarella ha sacado los colores a los partidos en más de una ocasión por cómo gestionan estos las subvenciones y por la poca transparencia que aplican a la hora de rendir cuentas. 

En sus informes anuales, la Sindicatura ha cuestionando, por ejemplo, que los gastos en los que incurren los grupos correspondan realmente a la actividad que realizan; ha incidido especialmente en que no están lo suficientemente justificados y también ha dudado de que las formaciones destinen el dinero para contratar personal para eso mismo y no para otros fines. 

Conviene concluir que el órgano, según la ley, "se encarga principalmente de fiscalizar las cuentas de la Generalitat, de los organismos que dependen de ella y de las corporaciones locales valencianas. Este es un trabajo necesario para el control del dinero público y por eso no solo tenemos que procurar que las cuentas respeten los principios contables y cumplan las leyes vigentes, sino también seguir avanzando para que la gestión de los recursos humanos, materiales y presupuestarios se realice cada vez de manera más económica, eficaz y eficiente". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme