Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La firma factura 42 millones en ventas, un 1,6% menos que en 2018

Lladró acentúa sus 'números rojos' al triplicar sus pérdidas en 2019 pese a mantener las ventas 

2/12/2020 - 

VALÈNCIA. Lladró SA, la sociedad que aglutina el negocio de la fabricación de figuras de porcelana, sigue de nuevo en 'números rojos'. Si en 2018, las pérdidas de la compañía alcanzaron los 3,2 millones de euros, en 2019 no consiguen remontar y se triplican hasta los 9,2 millones. No obstante, las ventas se mantienen.

Así se desprende de las cuentas anuales del grupo empresarial formado por las empresas Porcelanas Lladró SA (Porsa), Lladró SA, Daisa y Arte y Porcelanas correspondientes al ejercicio de 2019 que reflejan que la facturación de la firma, en manos del fondo PHI Industrial desde 2017, se reduce ligeramente al pasar de los 42,7 millones en 2018 a 42 millones en el pasado ejercicio, es decir, un 1,6% menos. 

Según explica la compañía de porcelanas en su informe de gestión, 2019 ha sido un año marcado "por la revisión continua, la actualización y la mejora de todas las áreas de la compañía y de los equipos que la conforman". Así, su estrategia se ha focalizado en la atracción de nuevos talentos para profesionalizar la organización en áreas estratégicas relevantes como la creatividad, la tecnología digital, el marketing y el desarrollo comercial.

También han apostado por la diversificación del portafolio de producto con la creación y organización de nuevas categorías entorno a tres grandes áreas: Heritage, esculturas de porcelanas que se inspiran en emociones y tradiciones; New Concept, joyas, lámparas, velas y accesorios del hogar; e Iluminación. "Todo ello para atraer a un nuevo consumidor y aumentar el canal de distribución con nuevos socios mayoristas", explican.

También se implementó a finales de 2019, un nuevo modelo de boutique específico con la colaboración de reconocidos expertos del sector internacional del retail. Se abrieron tiendas en Londres,Hong Kong, Singapur, Taiwán, Taipei e India, así como dos showrooms en Barcelona y Nueva York. Asimismo, se inició un proceso de digitalización de la empresa que ya se está convirtiendo en una parte clave del negocio, con índices de crecimiento anual superiores al 30%.

"Desde el desembarco de la compañía en el sector de la joyería a mediados del 2018, han salido de sus talleres 7 colecciones de joyas a las que seguirán 4 nuevas series en 2020, más lanzamientos cápsula específicos. Lladró cuenta con un conocimiento único en el mundo de la porcelana y se reta constantemente a crear piezas de máxima complejidad, riqueza y exclusividad. El objetivo de seguir alimentando a los consumidores actuales y llegar a las nuevas generaciones que valoran los objetos artísticos y únicos con una historia emocional detrás, en la que se ven identificados", explica la firma.

Impacto del coronavirus

La situación de la compañía es delicada. Si en el pasado año 2019 tuvo que acometer un un ERE que afectó a 76 trabajadores de las cuatro empresas del grupo, por causas económicas y productivas, este año, fruto de la crisis del coronavirus, aplicó 89 días de ERTE para los trabajadores de las empresas Lladró y Daisa y 92 días para Arte y Porcelanas y Porsa.

"La cifra de negocio ha caído un 21% en el primer trimestre del año respecto al mismo del año anterior. Este descenso ha sido más acusado en marzo, un 49%. Debido a esta reducción, el grupo ha promovido un ERTE adicional por causas objetivas, económicas y técnicas que afectará a toda la plantilla lo que ajustará los gastos estructurales a la demanda prevista para los próximos meses", indica la enseña. 

Y es que aunque el impacto de la covid en sus resultados es incierto, el grupo reconoce que tuvo que aplicar "medidas de reducción de costes muy significativas, así como planes para incentivar los ingresos". De igual modo, han llevado a cabo otras medidas como la renegociación del alquiler de las instalaciones utilizadas por la compañía y de todas las tiendas físicas donde desarrolla el grupo su negocio retail.

No obstante, destacan que la evolución de las ventas por internet y la reapertura del mercado chino está siendo muy positivo para su negocio. También, la obtención de financiación adicional avalada por el ICO se supone suficiente para garantizar la continuidad del grupo", apostillan. De hecho, Lladró ha lanzado su propia e-boutique dentro de las plataformas de venta online chinas Tmall y JD

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email