GRUPO PLAZA

análisis

Atentos a los datos macroeconómicos que se publicarán a ambos lados del Atlántico

Tampoco habrá que perder de vista la reapertura parcial de las economías de Reino Unido y Alemania, por lo que puedan tener en las cifras de contagio

12/05/2020 - 

MADRID. El comportamiento de las divisas fue mixto a lo largo de la semana pasada. La mayoría de las europeas cotizaron en un rango estrecho, terminando la semana ligeramente a la baja. Sin embargo, las de mayor riesgo y ligadas a las materias primas (dólar canadiense, australiano y neozelandés, así como la corona noruega) se recuperaron con fuerza. Las divisas de los mercados emergentes también se beneficiaron del ánimo alcista, siendo llamativo el real brasileño, que cayó bruscamente el miércoles después de que el banco central recortara drásticamente los tipos de interés dejando claro que, por ahora, no le preocupa la devaluación de la moneda.

Esta semana estaremos atentos a la inflación de EE UU, las ventas al por menor y los datos de producción industrial de abril, que también se esperan preocupantes. También se seguirá de cerca tanto el efecto que la reapertura parcial de las economías de Reino Unido y Alemania puedan tener en las cifras de contagio, como el impacto que la oleada de ventas de bonos del Tesoro americano pueda tener en los tipos de interés a largo plazo (en el corto plazo se mantendrán bien atados por la FED).

Perspectivas de las principales monedas

Libra

Las principales noticias de esta semana girarán en torno al desconfinamiento gradual de Reino Unido y el impacto que este tenga en las cifras de contagio. Los datos económicos, en particular el PIB mensual, deberían dar una visión retrospectiva del impacto macroeconómico de la pandemia. Esta semana no esperamos ningún cambio trascendental en la libra, que por ahora debería continuar siguiendo de cerca el avance del Euro.

Euro

La sentencia del Constitucional alemán ha desatado titulares explosivos (y creemos que exagerados) esta semana. La Corte de Karlsruhe no impidió la compra de bonos soberanos por el BCE, pidieron al banco que se justificara pareciendo cuestionar la primacía de la justicia europea sobre las instituciones europeas. No creemos que el establishment político alemán esté de acuerdo con una decisión tan potencialmente disruptiva, y esperamos que la situación se calme a través de una especie de 'justificante' de los programas de compra del BCE. Por otro lado, la situación del mercado laboral europeo -que ha sufrido mucho menos daño que al otro lado del Atlántico- y la clara tendencia a la baja de las cifras de contagio (a diferencia también de EE UU) nos lleva a mantener nuestra previsión alcista de la moneda común.

Dólar estadounidense

El informe del mercado laboral en Estados Unidos fue un poco menos catastrófico de lo previsto, aunque igualmente rompió todos los registros históricos. La destrucción de algo más de 20 millones de puestos de trabajo y el aumento de la tasa de desempleo a más de un 10% estaba ya descontado por los mercados por lo que los activos de riesgo tuvieron una buena tarde-noche. Cabe señalar que estas cifras se recogieron durante la segunda y la tercera semana de abril respectivamente, por lo que no reflejan del todo la pérdida de empleo en ese mes. Esta semana, además de otros datos económicos de abril que nos darán cierta visión de los daños causados por la pandemia, estaremos muy atentos a los resultados de las subastas de deuda del Tesoro y a cualquier posible impacto en la curva de tipos norteamericana, que pueda indicar la disposición de los inversores para financiar los déficits de Estados Unidos.

Enrique Díaz-Álvarez es director de Riesgos de Ebury

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email