GRUPO PLAZA

aboga por no centrar el debate en la semana de 4 días, sino en fórmulas como bolsas de horas

Yolanda Díaz anuncia un nuevo algoritmo de la inspección de trabajo para fiscalizar las horas extra

Foto: EP/Jorge Gil
27/05/2022 - 

VALÈNCIA (EP). La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado este viernes que en pocos días su departamento creará "un nuevo algoritmo desde Inspección de Trabajo para fiscalizar las horas extra" y, sobre todo, perseguir las que no se remuneren.

Díaz, que ha clausurado en València una cumbre internacional sobre la jornada de cuatro días junto a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha destacado que reducir el "excesivo" número de horas extra es un paso "imprescindible", si no el primero, para una "necesaria reordenación del tiempo de trabajo".

La vicepresidenta ha incidido en que la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año refleja que cada semana en España se realizan 6,6 millones de horas extraordinarias semanales y 27 millones de horas extra al mes.

De ellas, ha advertido Díaz, el 44 por ciento no se remuneraron, lo que supone cerca de "2,9 millones de horas extraordinarias sin recibir compensación alguna", ha lamentado. "Esta realidad es inaceptable", ha subrayado, antes de puntualizar que, sin embargo se trata se la cifra "más baja desde 2011". "Pero yo no me voy a conformar", ha asegurado.

Además, se ha referido a la "brecha de género" en las horas extra, porque la mayor parte de las horas extra las hacen los hombres pero "las mujeres registran una mayor porción de horas no trabajadas". "Otra misteriosa casualidad", ha ironizado.

"Centrar el debate en la flexibilización"

Previamente, en declaraciones a los medios, la ministra ha abogado por no centrar el debate sobre la reducción del tiempo de trabajo en la posibilidad de implantar una jornada laboral de 32 horas, sino en ir hacia fórmulas de flexibilización como una bolsa de horas o excedencias formativas como en los "modelos nórdicos". En esta línea, Díaz no ha querido valorar las palabras del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que ha tachado la propuesta de electoralista. "Nunca valoro las declaraciones de los agentes sociales", ha recalcado.

En cualquier caso, ha destacado que la cumbre es de máxima actualidad e interés porque "el derecho del trabajo nace de la mano de la discusión del tiempo del trabajo", por lo que se ha mostrado dispuesta a reflexionar sobre "cuánto y cómo trabajar" y cómo opera este tiempo en la productividad.

"El tiempo del trabajo es el todo (...) Junto al tiempo del trabajo, está el tiempo de la vida", ha defendido, y ha asegurado que se siente más cómoda con las fórmulas flexibles que en una "rígida" como la de cuatro días".

Por eso ha rechazado que "quieran hacer ver que hay que separar" el trabajo de la vida y ha destacado que "una de las leyes más importantes" que impulsa el Gobierno es la de usos del tiempo para hablar de "vida, cuidados y trabajo".

A partir de ahí, la titular de Trabajo ha señalado que "no se trata tanto de la jornada de cuatro días", sino de contemplar aspectos relacionados con la reducción del tiempo de trabajo, "por supuesto en cómputo semanal y sin reducción salarial".

Ha avanzado así que el planteamiento del Gobierno irá hacia la flexibilización, estudiando "modelos nórdicos" y fórmulas como el establecimiento de bolsas de horas de las que los trabajadores puedan disponer tras negociarlo con sus empresas.

Foto: EUROPA PRESS


También ha apostado por "cambiar el tiempo de trabajo" en España porque la jornada de 40 horas lleva instaurada "muchísimo tiempo", junto a "un nuevo planteamiento de los permisos". "¿Por qué no podemos tener excedencias formativas para los trabajadores que lo deseen?", se ha preguntado.

"Estoy deseando empezar a sumar en la Comunitat Valenciana"

Por otro lado, la vicepresidenta segunda del Gobierno ha afirmado este viernes que después de las elecciones andaluzas va a empezar a llevar su proyecto "Sumar" por toda España, y ha asegurado que está deseando venir a la Comunitat Valenciana para reunirse con "muchos colectivos" para "escucharles" y "poder empezar a sumar" también aquí.

A juicio de la vicepresidenta segunda del Gobierno, "hay esperanza", hay "ilusión y "no hay que estar gobernados por el odio ni por las políticas tristes, sino que hay mucha gente que está a la espera para levantar un proyecto de país", también en la Comunitat Valenciana.

Foto: EP/Jorge Gil

"Por tanto, conjuntamente sumemos un proyecto", ha señalado Yolanda Díaz, quien preguntada sobre si aspira a sumar a Compromís ha afirmado: "Es que no va de proyectos partidarios". 

No obstante, la conexión entre la vicepresidenta del Gobierno y la coalición valencianista, parece ir en aumento. Al margen de la buena relación con Oltra, con quien ha mantenido un encuentro informal antes del acto, en la jornada han estado presentes distintos referentes de Més Compromís (antiguo Bloc) como, además del precursor de la cita, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu; el alcalde de València, Joan Ribó; presidente de Les Corts, Enric Morera; el conseller de Economía, Rafa Climent; el subsecretario de esta área, Natxo Costa; el diputado nacional Joan Baldoví y el exconseller Vicente Marzà y de Iniciativa, como la secretaria autonómica de Sanidad, Isaura Navarro.

Díaz, además, ha dedicado al inicio de su discurso unas palabras al vicepresidente segundo del Consell y miembro de Podemos, Héctor Illueca; que ha estado acompañado en el acto por la líder de la formación morada en la Comunitat Valenciana, Pilar Lima. De la misma manera, también ha acudido a la cita la consellera de Transparencia y coordinadora general de Esquerra Unida, Rosa Pérez.

Oltra: "Reducir la jornada laboral es una medida profundamente feminista"

Por su parte, en su intervención, la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha afirmado que la reducción de la jornada laboral a 32 horas manteniendo el salario es una medida "profundamente feminista", que permite "corregir desigualdades forjadas por la división sexual del trabajo, base de la sociedad patriarcal".

Oltra ha participado este viernes en la primera cumbre internacional sobre la jornada laboral de cuatro días, junto con la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, donde ha reivindicado que en la agenda política del siglo XXI "el derecho al tiempo ocupa un papel central".

La reducción de la jornada laboral "debe formar parte de la respuesta justa para afrontar la realidad del trabajo en la actualidad, la lucha contra el cambio climático, la igualdad entre mujeres y hombres, la desafección política y el aislamiento social en una sociedad hiperconectada", ha manifestado.

Díaz besa a Oltra antes de intervenir. Foto: EP/Jorge Gil

Oltra ha sostenido que reducir la jornada laboral manteniendo el salario es una medida "profundamente feminista" porque supone "poner la vida, en todas sus dimensiones, en el centro", y porque permite superar desigualdades laborales históricas entre hombres y mujeres.

A su juicio, a pesar de que la equiparación de los permisos de nacimiento y adopción entre mujeres y hombres ha supuesto "un avance histórico", ahora se debe avanzar en su "irrenunciabilidad", y ha explicado que después del permiso de nacimiento, adopción o acogimiento "hay un 38 % de mujeres que se acogen a alguna medida de reducción de la jornada, mientras que solamente lo hacen un 4% de los padres".

La vicepresidenta se ha mostrado convencida de que reducir la jornada laboral "beneficiará a estas mujeres que hoy lo hacen perdiendo poder adquisitivo, libertad y renunciando a mejoras laborales en el futuro. Pero también mejorará la vida de los hombres que podrán dedicar el tiempo liberado a la crianza, los cuidados y otro tipo de actividades a las que hoy el patriarcado les niega".

Oltra se ha mostrado convencida de que la reconstrucción tras la pandemia "es una oportunidad perfecta para imaginar y construir un mundo diferente" se pueda, que lleve aparejado una transformación del modelo productivo donde se pueda "trabajar menos para vivir más".

La propuesta de reducción del tiempo del trabajo requiere "un debate serio, honesto y sin apriorismos", en el que se tengan en cuenta los datos, pero también "la empatía y los vínculos sociales, porque "no hay economía sin econovida", ha declarado.

La vicepresidenta ha apuntado que mientras en el año 2000 la riqueza personal de los "milmillonarios" equivalía al 4,4 % del PIB mundial, en 2021 esta cifra había crecido hasta un 14 % y a pesar de ello "siguen siendo las rentas del trabajo quienes sostienen el Estado y sus servicios públicos", ya que el 75 % de la recaudación tributaria procede del esfuerzo de las familias trabajadoras.

Estos datos, a su juicio, evidencian que ha llegado el momento "de dejar de perder la vida en una partida trucada y negociar colectivamente otras normas de convivencia, justicia fiscal, políticas pre-distributivas que fomenten la igualdad de cuna, como puedan ser la renta básica universal o la herencia para todas, universalidad de los servicios públicos, poder en la negociación colectiva y reducción de la jornada laboral.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme