GRUPO PLAZA

diego as hace un mural sobre sant francesc de borja 

El autor del mejor graffiti de 2021 deja su huella en Gandia 

Diego As, el mejor grafittero del mundo, impresiona con un mural del patrón de la Ciudad Ducal

23/09/2022 - 

VALÈNCIA. Si Gandia tiene un nombre propio ese es el de Sant Francesc de Borja, IV duque de Gandia, a quien los avatares de la vida le llevaron a profesar como jesuita, convertirse en III general de la Compañía de Jesús y a ser canonizado después de su muerte por el papa Clemente X. Una figura importante en la historia de la ciudad Ducal que el grafitero Diego As ha retratado en un mural digno de estar en un museo. Para ello, ha recogido la figura del santo portando la calavera de la emperatriz Isabel, esposa de Carlos V, a quién él había servido. Un momento en el que Francisco de Borja renuncia al mundo para abrazar el Evangelio. Y es así como Diego AS lo inmortaliza en la fachada del hotel Borgia de Gandia, recordando ese momento decisivo en la vida del santo.

Una obra con la que Diego AS (nombre artístico de Diego Anido Seijas) vuelve a impresionar gracias a su escultural hiperrealismo y a esa gama de grises repleta de detalles y matices de la figura del patrón de Gandia, representado junto a elementos que recuerdan a la familia Borja y al Palau Ducal, como la doble corona o el cielo estrellado de la capilla consagrada a San Francisco de Borja. Elementos para los que emplea los tonos turquesa y amarillo y un estilo más pop art. 

Concretamente, Diego AS se ha basado en la escultura del santo que está en el Palacio Nacional de Mafra, en Portugal. “Documentándome sobre la figura de san Francisco de Borja hallé esta estatua y me gustó para retratarla. Después, visitando el Palau Ducal de Gandia, encontré elementos como la cúpula de la capilla o la cerámica con la doble corona de la familia Borja que decidí incluir, al igual que el pavimento de los cuatro elementos”, detalla sobre ese proceso creativo. “Cada obra tiene un proceso, pero el marcaje y ese momento el que ya llevas tres días trabajando y estás inmerso en lo que pintas es lo que más me gusta”, resalta. 

Autor del mejor grafiti del mundo

Un mural de grandes dimensiones (24x40) que recuerda al que ya hizo en Lugo de Julio César y que ha sido considerado el mejor grafiti del mundo en 2021 por el portal Steet Art Cities, una plataforma que se propone documentar todo el arte callejero mundial. Un recuerdo por ese realismo, aunque en el caso del mural de Gandia Diego emplea más la imaginación, con esos dedos desintegrándose para darle ese toque creativo, pero también porque “la escultura original no los tiene y los quería representar”.

Una obra que ha realizado al principio en pintura plástica para rematarla con spray para definir el mural. “En este mural trabajo el realismo, aunque también hay elementos más planos, que es la línea con la que quiero profundizar ahora”, resalta. Una nueva línea creativa que le aleja de sus últimas creaciones, como Julio César, el Cid Campeador (Soria), Hércules o Neptuno. 

Tras más de diez días de trabajo a cielo abierto Diego ha dejado en Gandia la que es la obra que mejor representa la figura del patrón, del que precisamente este 3 de octubre se conmemora su festividad. De ahí que el Año Jubilar en Honor a Sant Francesc de Borja comenzara el 3 de octubre de 2021 —se conmemora el 350 aniversario de su canonización— y termine este 3 de octubre, cuando se cumple el 450 aniversario de su muerte. “Estoy muy contento de que Gandia haya contado conmigo para esta celebración”, expresa. 

Como cuenta el propio Diego Anido Seijas, hoy su teléfono no para de sonar con encargos y proyectos, pero no siempre fue así y tuvo que ganarse la vida pintando habitaciones, fachadas de negocios y cualquier proyecto que le ofrecían. Él seguía una afición que le viene de niño, cuando ya garabateaba libretas. Fue con quince años cuando se convierte, de forma autodidacta y clandestina, en grafitero. Una época, como él mismo recuerda, que el grafiti seguía considerándose un acto de vandalismo y era casi imposible que alguien lo reconociera como arte. 

Daba igual, con diecinueve años decidió centrarse en su pasión y dejó el mundo de la construcción. Un camino que no ha sido sencillo pero su tesón y su pasión por el mundo del muralismo y del grafiti le ha conducido a la fama que tiene hoy, mirando de a tú a otros nombres que él mismo admira, como Belin o Smug. Hoy, a sus 32 años y a raíz de ese reconocimiento, su caché ha subido:” Evidentemente mi caché ha subido, pero porque se valora más mi trabajo”, comenta resaltando la dificultad que conlleva cada mural.

Su formación tampoco es canónica —“no me gustaba estudiar”— y Diego, ya de mayor, estudió artes gráficas (Serigrafía y grabado artístico superior) y durante seis años trabajó en el mundo de la impresión digital y la rotulación. Y fue a partir de 2015 cuando comenzó a dejar sus obras en paredes de Lugo, Oviedo, Málaga, Madrid… Y desde hoy también en Gandia, con ese majestuoso san Francesc de Borja.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme