GRUPO PLAZA

VIII Jornada de Turismo de Benidorm

Diferenciación, turismo nacional y certificado covid: las claves para la 'normalidad'

11/06/2021 - 

BENIDORM. Entre el pesimismo, el hartazgo y los brotes verdes. Así se mostraron los empresarios que intervinieron en la VIII Jornada de Turismo de Benidorm celebrada este jueves en un acto que recuerda a los de antes, si no fuera por las medidas sanitarias. Con presencialidad y streaming, la Asociación Valenciana de Empresarios retomó un año más este foto, pero esta vez con un plus de importancia: conocer cómo está el sector a las puertas de los meses más intensos intentando recuperar cierta normalidad. Para ello, destacaron que las claves están en la diferenciación, el turismo nacional y la puesta en marcha del certificado covid de la Unión Europea.

La primera mesa redonda contó con un diálogo entre el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda; el director general de Visit Valencia, Toni Bernabé, y el presidente de la patronal hotelera Hosbec, Toni Mayor. Este último explicó cómo estaba reaccionando el cliente nacional en Benidorm después de que se eliminara el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana que impedía la entrada de turistas del resto de España.

El hotelero de Benidorm, con establecimientos repartidos por toda la Comunitat, indicó que en estas semanas han notado una demanda importante del mercado nacional, llegando a dejar una ocupación de más del 50% en los fines de semana. Eso sí, teniendo en cuenta que en la actualidad la masa hotelera sigue con grandes plazas cerradas, y representando solo un 55% abierto del total que tiene el municipio. Asimismo, mencionó que una de los clientes más numerosos estaba siendo en el segmento joven.

A continuación, salió el punto que puede marcar una diferencia en el destino: el turismo británico. Mayor señaló que "Benidorm quizá lo ha pasado peor que otras zonas porque el porcentaje del turismo internacional es el 51% y no ha aparecido en casi 15 meses". De este porcentaje, casi la totalidad está representada por una ocupación de británicos que no está teniendo las mayores facilidades para salir por ocio de su país. A lo que sumó que el turista nacional llegó a la ciudad el verano pasado durante unos tres meses para volver a cerrar las puertas.

Por ello, el empresario auguró que estos datos cambiarán cuando empiece a funcionar el certificado covid, previsto para julio. "Tenemos constancia de que se está trabajando para que lo use Reino Unido y sea para Europa", dijo con esperanza Mayor. De aceptarlo, permitiría adelantar la vuelta del turismo británico, que ahora prevén para finales de julio o principios de agosto, siempre y cuando los datos de la covid en España convenzan a los responsables británicos. 

Toni Mayor. Foto: RAFA MOLINA.

"Estamos a semanas de llegar a la normalidad", aseguró Mayor, que no se atrevió a decir cuánto de cerca estaría esa ansiada 'normalidad'. De igual forma, mencionó que los restaurantes "han trabajado muy bien, los de cierto nivel", lo que para él, es un ejemplo del "tsunami de gasto que se puede venir", explicando que era una de las pocas formas de evasión que le quedaba a los españoles en medio confinamiento.

Proteccionismo y miedo

El semáforo ideado por Reino Unido para modular las restricciones de viaje a otros países centró el debate de los tres expertos. En este sentido, tanto Zoreda como Bernabé defendieron la idea de que se trata de una maniobra del gobierno británico y de proteccionismo para conseguir que la gran mayoría de sus compatriotas se queden de viaje en su país. 

No obstante, Mayor dijo que no solo influía esta teoría, sino que también tenían miedo de las variantes y los contagios que puedan exportar con estos viajes, además de la falta de profesionales en "algunos territorios" para llevar un seguimiento de este tipo de contagios.

Sensación de abandono

Por su parte, Zoreda puso el punto en la sensación de abandono que tienen los empresarios del sector con respecto a las políticas que están poniendo en marcha desde las administraciones. "Probablemente, seáis la única patronal que de verdad cree en el peso del turismo", le dijo a los representantes de AVE. Así, cifró en 130.000 millones las pérdidas del sector en España desde marzo de 2020 a marzo de 2021 y en 11.000 millones la caída de la actividad en la Comunitat Valenciana. 

De igual forma, lamentó que ello ocurra en medio de una situación en la que "no llegan las ayudas directas del Estado, que son imprescindibles para que el sector aguante". Además, afirmó que desean que se "priorice la llegada de estas ayudas". No obstante, manifestó que a pesar de que "sigue siendo una realidad muy dura", empiezan a ver brotes verdes. 

Foto: RAFA MOLINA.

En el acto inaugural de Vicente Boluda, el presidente AVE lamentó que el turismo haya sido el más castigado por la pandemia. Quiso además poner en valor a esta industria que según su testimonio, es de la que beben todos los sectores de una manera u otra. Y todo ello, a pesar de que han recibido "poco o nada de ayuda de los responsables políticos".

Sobre la salida de la crisis sanitaria en el sector, explicó que habrá formas dispares según la idiosincrasia del destino. Para los que dependen directamente del turismo nacional, mejorará a corto plazo. Pero los que dependan del extranjero, la salida será "peor", por los motivos ya comentados, como el problema con los británicos. De este modo, afirmó que la cornisa cantábrica, Galicia y la parte atlántica de Andalucía "tendrán muy buenas cifras, mejores incluso que las del año pasado".

Para más detalle, indicó que  las reservas están mejorando en aquellos lugares donde se aporta un valor añadido, "mientras empeoran en destinos menos diferenciados y más baratos". De este modo, puso la mirada en el futuro de los destinos, reclamando que se piensen su modelo porque triunfarán "por ser capaces de ser distintos, no por tener grandes afluencias", con valor añadido.

En ese punto, Bernabé mencionó que el turismo predominante este verano será el de "corta distancia", pero habrá un incremento en el gasto. "Los turistas que ya nos llegan están dispuestos a gastar un 30 % más si les damos más valor añadido", aseguró.

La jornada se celebró bajo el lema '#Eresturismo', y estaba organizada por las entidades empresariales AEFA, APD, Cámara Alicante, CEV Alicante, EDEM, Hosbec y AVE. En las diferentes mesas también participó Raúl Martín, CEO de KM Zero Food Innovation Hub; Jordi Agustí, CEO de Waynabox; Fernando Odriozola, socio de Wavegarden; María José Rocamora, CEO de Alicante Urbana; Pedro López, presidente ejecutivo de Chocolates Valor y Simón Pedro Barceló, copresidente del Grupo Barceló.

También Gianni Cecchin, CEO de Verne Technology Group; Christian Boutin, director general de Amadeus España y Portugal; Carlos Martínez, CEO de Consultia Travel; Antonio López de Ávila, CEO de Tourism Data Driven Solutions (TDDS) y María Garaña, vicepresidenta EMEA de Adobe. Asimismo, ha asistido el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email