GRUPO PLAZA

El Ayuntamiento de València continuará con los arcos del 'Chinatown' pese a las 500 firmas en contra

14/04/2021 - 

VALÈNCIA. "Quitarlo no es posible; en [la concejalía de] Turismo dijeron que era viable y además ya se le ha buscado una solución para que conviva con el trinquet y la pilota valenciana". Así de tajantes se muestran fuentes del equipo de gobierno de València ciudad ante el rechazo que ha generado la idea ciudadana de construir unos arcos asiáticos como icono emblemático en la entrada al llamado 'barrio chino'. La propuesta fue una de las ganadoras de los presupuestos participativos que organiza anualmente el Ayuntamiento, el programa DecidimVLC, tras recabar unos 340 votos en total por vía telemática.

La idea ha causado gran sensación y ha puesto sobre la mesa la situación de este enclave de la ciudad y de la calle Pelayo concretamente, donde se había propuesto ubicar el mencionado arco asiático. Allí también se encuentra también el histórico trinquet de Pelayo. Pero al mismo tiempo se ha labrado el rechazo y la desconfianza de múltiples vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona que incluso hicieron llegar una carta al alcalde de València, Joan Ribó, mostrando su disconformidad con que se vaya a llevar a cabo esta propuesta.

El rechazo ha llegado a tal extremo que diferentes agentes sociales del barrio de La Roqueta, en el distrito de Arrancapins, impulsaron hace pocas semanas una recogida de firmas en contra de la idea, que ya a recabado más de medio millar de rúbricas, por encima de los votos emitidos a favor de la propuesta en los presupuestos participativos, según publicó Levante-EMV. Pero de poco servirá, no obstante. Lo que se aprobó en el proceso participativo irá a misa, parecen querer decir los responsables municipales. Lo contrario sería, sostienen, deslegitimar un proceso participativo dirigido por el consistorio.

El que lo hizo de manera pública fue el propio alcalde de la ciudad. Ribó defendió la instalación de los arcos chinos en el entorno de las calles Pelayo y Convento Jerusalén precisamente porque es una de las propuestas emanadas de los presupuestos participativos y porque cuentan con el visto bueno de los servicios municipales, así como por la presencia de la cultura y los negocios chinos en esta zona de la capital valenciana. Ribó rechazó "hacer un referéndum sobre este tema" y afirmó que no tiene que ver con "una competencia de firmas", en alusión a las rúbricas que se están recogiendo en contra de esta iniciativa.

Por contra, el primer edil se mostró partidario de "solucionar" los "problemas" que puedan surgir al llevar adelante la propuesta de los arcos pero no de eliminarlos. "Nosotros hemos establecido unos presupuestos participativos con unas normas y han salido una serie de cosas. Ha habido un problema, efectivamente, con el tema de la 'pilota', un problema que ya se buscó una solución", respondió a este respecto. A juicio del alcalde, es "importante resaltar toda la importancia de toda la cultura china".

"Estas cosa las trabajaremos pero no es una competencia de firmas. Aquí no vamos a hacer una referéndum sí o no. Aquí ha habido unos Presupuestos Participativos, ha aparecido esta propuesta como una propuesta que en su momento se planteó y a partir de ahí iremos trabajando y resolviendo los problemas", repitió en la misma línea. "Hay una concentración en este barrio, una concentración muy importante que puede quedar demostrada a cualquier persona de entidades, empresas y pequeñas empresas alrededor del tema chino. Por tanto, yo no daría más importancia al tema. Lo que no vamos a hacer son competiciones a ese nivel", agregó Ribó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email