GRUPO PLAZA

el tripartito acuerda que cada partido 'haga lo que quiera'

El Botànic pacta mantener la misma estrategia que hasta ahora con Vox

28/04/2021 - 

VALÈNCIA. Los grupos parlamentarios que integran el Botànic II no aplicarán finalmente ninguna estrategia nueva con Vox en Les Corts Valencianes. O lo que es lo mismo, no hará nada diferente de lo que venían haciendo hasta ahora con el grupo que lidera Ana Vega: ni apoyar sus iniciativas, ni tampoco firmar declaraciones institucionales conjuntas. Los debates, eso sí, son otra cosa y cada uno hará lo que quiera porque PSPV, Compromís y Unides Podem no alcanzaron un acuerdo al respecto en su reunión de este martes.

El desarrollo de la campaña de las elecciones madrileñas del 4-M y el envío de cartas amenazantes con balas o una navaja manchada de sangre a varios ministros motivó que el viernes pasado socialistas, valencianistas y morados estudiaran dar un golpe de timón en su estrategia con Vox. De hecho, las tres formaciones se negaron a participar en un debate en la Cadena Ser que iba a celebrarse este lunes para hacer balance del ecuador de la legislatura, aunque con reparos de los primeros, que consideraban no solo que era una buena oportunidad para sacar pecho de la gestión llevada a cabo durante los dos años de pandemia, sino también para rebatir y desmontar los argumentos del partido de Santiago Abascal.

Con todo, el tripartito acordó "por solidaridad", según lo tildó el síndic del PSPV, Manolo Mata, este martes, no participar en el debate. Ahora bien, la cosa no quedó ahí y pasado el fin de semana Unides Podem anunció que se negaría a participar en los debates, no solo en los medios de comunicación, sino en las instituciones con Vox. Algo que más allá de incumplirse ese mismo día -su portavoz Pilar Lima sí intervino en la comisión de Sanidad para fijar su posición de voto en contra de una iniciativa del partido ultraconservador-, había generado fuertes discrepancias en el Botànic. 

Los socialistas se negaban a renunciar a sus turnos de réplica en los debates parlamentarios y Compromís tampoco estaba por la labor de rechazar sus minutos en tribuna para argumentar por qué se oponen a todo lo que Vox propone. "Hay que combatir el fascismo y explicar por qué estamos en un momento de emergencia democrática", señalaba el síndic de la coalición, Fran Ferri, este martes minutos antes a la Junta de Síndics. 

Ferri y Mata en Junta de Síndics. Foto: CORTS/INMA CABALLER

Así, este martes antes de la Junta de Portavoces el tripartito se reunió para definir qué línea roja aplicaba a Vox y en qué espacios. Una reunión en la que los tres partidos pusieron sobre la mesa sus discrepancias y que se saldó, en la práctica, sin ningún cambio sustancial respecto a lo que venía haciendo el Botànic con el partido de Abascal en Les Corts: no apoyaran sus iniciativas, no apoyarán las enmiendas que estos hagan, y tampoco firmarán declaraciones institucionales. Algo que ya ocurría desde el inicio de la legislatura porque los diputados de Compromís se negaron desde el principio a plasmar su firma junto a la de Vox. 

No obstante, a pesar de que los morados habían advertido que dejarían de "debatir con la ultraderecha", el tripartito finalmente llegó a la determinación de que hará lo que vea conveniente en cada momento. Una conclusión que Lima trasladó como "unidad de acción", pero que podrá traducirse en realidad en que cada uno actúe como prefiera según cuál sea el tema a debatir. 

Así, Mata señaló que cada diputado socialista utilizará su turno contra Vox como quiera porque es "el único instrumento para confrontarles" y "el debate es de palabras". Por su parte, Ferri recordó que el Botànic "directamente rechaza" todo lo que proponga Vox y advirtió también que cada uno de sus compañeros de bancada hará uso de las réplicas como considere "no para entrar en el marco de la ultraderecha ni en sus debates o iniciativas, sino para desmontarlos". 

Mientras, Lima insistió en que no compartirán debates en medios con "estos miserables" y utilizarán cada turno para defender los derechos humanos: "No podemos mirar hacia otro lado. Hemos decidido pasar a los hechos y no vamos a compartir espacios con un partido nazi", sostuvo. "No vamos a entrar en el cuerpo a cuerpo con ellos", añadían fuentes de Unides Podem para clarificar qué se puede esperar de los morados a partir de ahora en Les Corts. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email