X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Presupuesta dos millones para modificar el proyecto e iniciar la construcción

El Consell reactiva La Torre de Sociópolis: prepara un estudio para retomar las obras en 2021

5/11/2019 - 

VALÈNCIA. Abandonado, con okupas y una estructura repleta de grafitis. Ese el aspecto que hoy en día proyecta la Torre de Sociópolis, un edificio que lleva parado desde 2011 y se ha convertido en símbolo de los estragos de la crisis del ladrillo. Una imagen que el Gobierno del Botànic se ha propuesto revertir retomando su construcción. La reactivación no es inmediata pero ya hay una propuesta en la Conselleria de Vivienda que dirige Rubén Martínez Dalmau, y sobre la que se está trabajando con un horizonte claro: que las grúas vuelvan a los trabajos en 2021.

"Vamos a hacer un estudio para la elaboración del proyecto de finalización de la torre de Sociópolis", anunciaba este lunes Dalmau en Les Corts donde compareció para exponer los presupuestos de su departamento para el año que viene, que ascienden a 187'9 millones de euros, un 13'5 % más, y que destinará 33 millones de euros a la ampliación del parque público. Un objetivo que desde inicio de legislatura el conseller se ha marcada para los próximos cuatro años y que, con la reactivación de esta construcción, supondría dar una solución a esta finca abandonada de 184 inmuebles.

Promovido por la Conselleria de Obras Públicas, entonces dirigida por Rafael Blasco, a través del ya desaparecido Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), el edificio se ubica sobre una parcela de 3.169 metros cuadrados de superficie y está formado por dos torres de 14 y 20 alturas con un total de 184 viviendas de protección pública. Además, cuenta con 210 plazas de aparcamiento en dos plantas sótano y ocho locales comerciales en planta baja.

El proyecto contaba con un presupuesto de 18,3 millones, un gasto que en plena crisis económica la Generalitat no pudo asumir. Solo se ejecutó un 35% y desde entonces sigue parado a falta de ejecutar el 65% restante, una operación estimada en unos 12 millones de euros. Para ello, en la pasada legislatura la entonces consellera de Vivienda, María José Salvador, consiguió un compromiso del Gobierno de ayudar con el montante, pero no es el único frente abierto.

Según explica el secretario autonómico de Vivienda, César Jiménez, en declaraciones a Valencia Plaza, los cambios en el Código Técnico de Edificación hacen inviable el proyecto tal y como estaba redactado entonces, por lo que es necesario una adecuación a los actuales parámetros muy ligados a la eficiencia energética y la sostenibilidad. Por tanto, Vivienda trabaja en un estudio para ajustar sus características a la nueva normativa. "Con la reactivación del proyecto de la torre de Sociópolis, como un modelo energéticamente eficiente y con la incorporación de soluciones constructivas innovadoras en el campo de la sostenibilidad, la Generalitat ejercerá un papel ejemplarizante de cómo desde la arquitectura se puede contribuir a la lucha contra el cambio climático", resalta.

Para Jiménez, una preocupación social, cada vez más urgente, es el cambio climático y sus consecuencias sociales y ambientales y, en este sentido, el parque de público de viviendas "tiene un importante impacto". "Desde las administraciones e instituciones públicas debemos considerar ya que el proceso de edificación es responsable de cerca del 40% de las emisiones", incide. 

Figuración de cómo debería estar concluida la Torre de Sociópolis. 

Los tiempos que baraja la administración son tener el documento con las modificaciones técnicas el próximo año con la vista puesta en lanzar un concurso público para las empresas interesadas en su construcción, unas obras que podrían empezar en 2021. "La opción más realista es que el estudio esté el año que viene y las obras empiecen en 2021. Es un proyecto complicado y que requiere abordarlo con garantías", asegura el secretario autonómico. 

La conselleria ha presupuestado en dos millones de euros la elaboración del texto y el inicio de las obras, con cargo al apartado de Innovación Ecológica en la Construcción, una actuación para dar una nueva vida a un proyecto urbanístico que prometía levantar una nueva zona residencial en la ciudad, pero que, sin embargo, quedó totalmente olvidado. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email