X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el empresario valenciano quería adquirir hasta un 30% de de caixa económica

El Gobierno de Cabo Verde aborta la compra del 27% de un banco por parte de Enrique Bañuelos

12/07/2019 - 

VALÈNCIA. Algo no le ha debido de gustar al Gobierno de Cabo Verde del financiero valenciano Enrique Bañuelos, al que ha impedido la compra que tenía pactada del 27,44% de la entidad bancaria Caixa Económica de Cabo Verde (CECV). La operación, en la que el vendedor era la compañía Macapapital Geocapital, había sido autorizada por el Banco de Cabo Verde (BCV), el supervisor del pequeño país africano situado frente a las costas de Senegal.

El 20 julio de 2018, Enrique Bañuelos, a través de la mercantil International Holding Cabo Verde (IHCV), anunció su intención de adquirir un paquete accionarial del 27,44% de Caixa Económica de Cabo Verde. La entidad tenía al acabar 2018 unos fondos propios -al cambio actual del escudo de Cabo Verde a euros-, de 38,5 millones de euros y ese año obtuvo un beneficio de 4,3 millones de euros.

Cinco meses más tarde, concretamente el pasado 21 de diciembre, el consejo de administración del BCV dio el visto bueno a la solicitud del empresario saguntino, expresando "su no objeción al proceso de adquisición" al entender que "el adquiriente garantiza la gestión sana y prudente de Caixa Económica de Cabo Verde", según consta en la comunicación oficial del supervisor, cuya función en este punto es similar a la del Banco de España. El pasado 3 de mayo, el BCV aprobó oficialmente la entrada del IHCV en el capital de Caixa Económica. 

Sin embargo, el Gobierno de Cabo Verde ha tumbado esta semana las intenciones de Bañuelos al comprar dicha participación. Será el propio Estado del archipiélago africano el que compre el paquete accionarial de Macapapital Geocapital.

Sede central de Caixa Económica de Cabo Verde, en Praia. Foto: CECV

El viceprimer ministro caboverdiano y también ministro de Finanzas, Olavo Correia, anunció el martes que la decisión se adoptó "para garantizar la estabilidad bancaria" y evitar la inestabilidad de los accionistas de Caixa Económica. Correia, citado por la agencia de noticias Inforpress, se negó a hablar de IHCV, la sociedad propiedad del Enrique Bañuelos cuya propuesta de compra de acciones había sido aprobada por el banco central, y se limitó a decir que el Gobierno de Cabo Verde Ahora tiene mayor responsabilidad en Caixa Económica como banco de referencia nacional.

El principal accionista de la entidad fundada en 1928 es una institución pública, el Instituto Nacional de Previdéncia Social, con el 32,7%, y Bañuelos se habría convertido en su segundo accionista. Con la toma del 27,44% por parte del Estado, Caixa Económica refuerza el control gubernamental del banco, que tiene otro accionista público, Correos de Cabo Verde, con el 15,13%.

Su última aventura en España

Enrique Bañuelos saltó a la fama en la primera década del siglo, en pleno boom inmobiliario, con la promotora Astroc, proyecto que acabó como el rosario de la aurora al inicio de la crisis. El empresario se fue de España, primero a Brasil, donde también probó fortuna -sin hallarla- en el sector inmobiliario y después a Londres, donde fijó su residencia. Reapareció en España con el fallido proyecto BCN World, otro bluf inmobiliario, y dilapidó parte de su fortuna en la cotizada Amper.

En 2012 se alió con Alejandro Agag para poner en marcha el campeonato mundial de Fórmula E, equivalente a la Fórmula Uno pero con coches eléctricos. Bañuelos vendió su 25% a Liberty Media en 2016.

Su última aventura conocida en España se produjo en 2017 cuando entró como inversor en el sector de la fabricación de vehículos eléctricos. Lo hizo de la mano de Miguel Valldecabres, el empresario valenciano que le compró en 2012 la patrimonial que fue matriz de Astroc y que también fue socio fundador de la Fórmula E. Como adelantó Valencia Plaza, Bañuelos y Valledecabres compraron una ingeniería en Montmeló (Barcelona) e integraron el proyecto CR Tech, de vehículos eléctricos, impulsado por Campos Racing, es decir, por el expiloto y empresario alcireño Adrián Campos. Campos fue el tercer accionista valenciano de lo que a finales de 2017 se constituyó como QEV Tech Holdings y su filial QEV Technologies (antigua CR Tech). 

Bañuelos figuraba como presidente de QEV Tech Holdings hasta diciembre de 2018, precisamente cuando presentó la oferta por el 27,44% de Caixa Económica de Cabo Verde. En la actualidad figuran como administradores solidarios de la compañía Valldecabres y Pablo Negre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email