Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Año nuevo chino

El mejor ramen vegano de Valencia lo prepara Hu

 Que llueva lo que quiera mientras me quede este Ramen 

Por | 24/01/2020 | 4 min, 36 seg

Creo que no me equivoco si digo que cuando bajan las temperaturas no hay nada mejor que un un buen y contundente caldo para templar al cuerpo. Podría haber elegido la versión española pero es que mañana se celebra el año nuevo chino y había que mimetizarse.

Para quien aún no haya sucumbido al placer de este plato oriental, el Ramen es una sopa que se prepara con caldo, fideos chinos y verdura (luego especificamos). Es un plato de origen chino y no japonés como muchos creen, aunque fue en Japón donde se popularizó y se llevó la receta a su máximo esplendor, ya que la inicial era una sopa muy sencilla.

Llevo ya un tiempo en busca del mejor ramen vegano, y no ha sido fácil, de hecho había desistido hasta hace unos meses que entré en Damura Ramen Bar. Pero rebobinemos, que me pueden las prisas.

El primer ramen que probé fue hace un año aproximadamente en Ryukishin, era el plato de moda por aquel entonces. En su momento me dijeron que no era vegano, hoy parece que sí lo es. No estaba mal, pero no fue suficiente para entender el fanatismo de la gente por este plato.

Tiempo más adelante convencí a unas amigas para ir a cenar a Yummy Ramen. A ninguna le gustó, a mi tampoco me enamoró. Vaya chasco. Me pareció que estaba bueno, aunque la cantidad de fideos era interminable y el sabor tampoco me parecía la gloria. Pero sabía que si era tan famoso aquel plato y a tanta gente tenía enamorada, no podía ser posible que no hiciesen un ramen vegano digno de estatuilla.

Más adelante abrió Kamon y llegó a mis oídos que en su carta habían incluido un ramen vegano, y sobra que diga que había que ir. No solo para alimentar mi búsqueda de “EL” Ramen, sino que cuando un restaurante ofrece opciones veganas en su carta es como si se convirtiese en el flautista de Hamelin, no puedo evitar ir detrás. He de decir que hasta ese momento, fue el mejor que había probado, estaba buenísimo y muy muy sabroso.

Un bar japonés, sencillo, acogedor y del que no imaginas que en sus cocinas se guarda el secreto para hacer el mejor ramen vegano de Valencia


Entonces llegó Damura Ramen Bar, no sé cómo ni en qué momento exacto, pero cuando me enteré que en su carta había una sección completamente vegana consiguió toda mi atención y además estaba al lado de casa. Esos son los mejores, los del barrio. Un bar japonés, sencillo, acogedor y del que no imaginas que en sus cocinas se guarda el secreto para hacer el mejor ramen vegano (por fin) de Valencia. Y me colé.

Hablamos con el propietario y chef, Hu, un joven que con solo 26 años ya tiene un local en pleno barrio de Ruzafa y que ya cuenta con 4 estrellas y media en Google. He ido varias veces, entre semana, fines de semana, días de esos que las calles están desiertas, y siempre hay gente. Lo mejor de este local, después del ramen, es que su carta cuenta con un apartado completamente vegano. Empieza con un Bao de shitake con salsa hoisin y rábano, también es el mejor bao vegano de Valencia, sí. Ese premio también se lo llevan. Esa salsa está brutal. Entre su oferta encuentras gyozas de setas con repollo y miso, makis veganos, tallarines yaki soba, sushi vegano, postres y cómo no la sopa que da nombre a su local.

El ramen (que no aparece en la carta, ojo) lo prepara Hu. Se vino desde Japón con su mujer a estudiar cocina a Madrid, tiempo durante el que estuvo trabajando en Chuka Ramen Bar, primer ramen de Madrid y cuentan que el mejor y más auténtico (como era de esperar). Cuando terminó esa etapa, vino a Valencia a hacer felices a nuestros paladares.

¿Qué tiene este Ramen que no tengan los demás? Mucha mucha dedicación, la paciencia de Hu y el mimo que le pone a cada uno de los pasos que lleva su preparación. La cocina está a la vista así que puedes ver el ritual que sigue para prepararlo y su cuidado por los detalles. Empieza con el caldo de miso tostado al horno al que deja hirviendo a fuego lento al que más adelante añade alga Kombu directa desde Japón, cebolla china y jengibre. Después es el turno de los fideos Tokio, unos fideos de trigo no muy gruesos. Decora el plato con cebolla china, maíz, nabo daikon, setas, alga nori, jengibre y aceite de sésamo negro. La guinda del pastel la pone la albóndiga que prepara, después del caldo esta es una pieza muy clave en este plato. La prepara con Miso, tofu y setas, toda rebozada. Queda todo perfecto en el plato, los colores prometen contrastes y el caldo espeso sabor.

Pruebas la primera cucharada y asientes con los ojos cerrados. Sí, no hay duda de que este es el mejor ramen vegano que he probado hasta ahora.

Comenta este artículo en
next