X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

mantiene similar filosofía pero con una oferta ampliada

El mítio restaurante Canyar vuelve a abrir sus puertas

El 6 de diciembre se volvían a encender los fogones de uno de los restaurantes más icónicos de la ciudad

Por | 08/01/2019 | 1 min, 53 seg

Reabre el restaurante por el que pasaron todas las celebrities que han visitado Valencia y uno de los preferidos de los políticos, sobre todo del PP, y los empresarios. Reabre el mítico restaurante de la calle Segorbe con el mismo nombre, distinta batuta y un concepto más amplio que el el antiguo Canyar. Al frente está Pepe Fuster, un hostelero que ha llevado el timón de otros restaurantes, desde El Club de Tenis Sporting, El Naútico de Valencia o la Alquería de Vilches. 

Pescados y mariscos traídos de A Coruña, gamba blanca de Huelva, ortiguillas y navajas de San Carles de la Rápita... El restaurante se centra en el producto, pero abre un poco más el abanico a la escueta oferta del antiguo Canyar de los hermanos Seguí que orbitaba en torno a la gamba roja de Dénia y a la merluza. También hay arroces, aunque Fuster confiesa que tiene que darle una vuelta a este tema porque no está satisfecho con el resultado del último fin de semana. 

El Canyar, fundado por los hermanos Seguí en 1986, cerró a principios de 2017 después de tres décadas de actividad en los que dio de comer no solo a promotores, banqueros o políticos valencianos sino a una larga lista de intelectuales, artistas y deportistas de todo el mundo, por poner solo unos ejemplos, Mario Vargas Llosa, Octavio Paz, Dario Fo, Daniel Craig, Zubin Mehta, Plácido Domingo, Yoko Ono, Rudolf Nureyev, Jeremy Irons, Michael Schumacher o Carl Lewis. De todos ellos quedó testimonio fotográfico en las paredes del restaurante.

El espacio ha permanecido intacto, con las piezas art déco de siempre, las lámparas, las sillas y las fotos de los famosos que pasaron por allí. Una novedad importante, en la bodega Pepe Fuster ha colocado mesas. "La bodega es espectacular. La hemos arreglado para poner mesas y que la gente pueda comer allí. Ha quedado muy bonito" afirma a Guía Hedonista su actual propietario.

Comenta este artículo en
next