GRUPO PLAZA

el consell planea ampliar los aforos de hostelería, por lo que se desmarcarían de esta opción

El ocio nocturno y los grandes eventos, favorables a un pasaporte covid opcional

24/09/2021 - 

VALÈNCIA. El Gobierno valenciano sigue estudiando las diferentes posibilidades para implantar un certificado -también llamado pasaporte- covid como requisito para entrar a determinados grandes eventos o locales de ocio en las próximas semanas. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reiterado en numerosas ocasiones, que primero debe agotarse toda posibilidad de vacunar a la población para que nadie se quede atrás en la inmunidad global. Ahora bien, esto no significa que desde el Ejecutivo, en consonancia con las diversas organizaciones empresariales de estos sectores, no se estén estudiando las diversas fórmulas para implantar un certificado de estas características.

Eso sí, en los últimos días, y aunque consideran que llega "tarde", la tendencia más respaldada especialmente entre los organizadores de los grandes eventos y los representantes de establecimientos de ocio nocturno va dirigida a que esta posibilidad se establezca de forma opcional. Es decir, que sean ellos mismos los que decidan si implantan o no la obligatoriedad de este pasaporte covid, aunque lo cierto es que el sector cree que la mayoría lo acabaría implementando para dar mayor seguridad a sus clientes, indican fuentes de Fotur. Cabe recordar que este certificado no se limitaría a si el usuario se encuentra o no vacunado, sino que también se permitiría la presentación de un test de antígenos o una acreditación de haber atravesado la enfermedad en los meses previos.

Unas condiciones que ya estipuló el Tribunal Supremo (TS) en su fallo de hace unas semanas, cuando se mostró favorable al recurso de la Xunta de Galicia para establecer este tipo de certificado para ingresar en establecimientos, no solo de ocio nocturno, sino también de hostelería.

Foto: ESTRELLA JOVER

Distintas fuentes del Gobierno valenciano y de organizaciones hosteleras se muestran más prudentes a la hora de lanzarse a valorar la posibilidad de implantación en bares y restaurantes. Esto se debe, según dirigentes del Ejecutivo, a que en la siguiente interdepartamental se baraja con altas opciones de éxito, una relajación -dada la baja incidencia actual- de las restricciones en lo que se refiere a los aforos de la hostelería, lo que conduciría a índices cercanos a la normalidad.

No obstante, todavía quedan varios flecos por resolver en esta cuestión. Para empezar, en la sentencia del Tribunal Supremo se hacía referencia, entre otras cuestiones, al alto riesgo por incidencia como requisito para implementar esta medida, cosa que ahora no se da en la Comunitat Valenciana. Altos cargos del Consell opinan que esta no debería ser la condición indispensable para la implantación, dado que precisamente establecer esta medida permitiría el taponamiento de posibles rebrotes. No obstante, precisamente esta y otra cuestión se encuentran en estudio para observar el marco legal de esta herramienta.

De hecho, incluso una de las opciones que se pone sobre la mesa es que puedan variar las restricciones en lugares con el requisito de pasaporte covid obligatorio y los que no dispongan del mismo. En este sentido, cabe recordar que, actualmente, en los establecimientos de ocio nocturno no está permitido el baile de pie ni siquiera en el espacio ocupado por el propio asiento, lo que para el sector resulta un problema para el regreso de clientes a los locales.

Foto: CARME RIPOLLÉS

Así pues, el certificado covid sigue siendo una herramienta que, aunque muchos ven necesaria, resulta compleja de aplicación e interpretación en la Comunitat Valenciana. No obstante, las posturas cercanas entre los miembros del Consell y las organizaciones del sector podrían facilitar que en las próximas semanas se alumbre un acuerdo común para las próximas semanas, especialmente tras el 9 d'Octubre, cuando el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció el regreso a la "normalidad mejorada". 

El secretario autonómico de Turismo da un paso adelante

Sobre este particular, el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer también se pronunció este jueves en Les Corts, señalando que existe que esta propuesta llega posibilitaría la "reconciliación de la seguridad ciudadana con la actividad económica" y una salida de "esperanza" para sectores como el ocio nocturno y los festivales de música en vivo.

El dirigente socialista consideró además esta medida como un "instrumento interesante y plausible" para los sectores "que consideren que les puede beneficiar" o salvar empleos, así como "un estímulo para los colectivos que se niegan a vacunarse".

Dilema en los festivales

Por su parte, los festivales de música se encuentran de lleno en esta encrucijada. Algunas citas como el SanSan o el Festival de Les Arts, que tienen vendidas decenas de miles de entradas y pretenden celebrarse este otoño dejando atrás las sillas, han puesto encima de la mesa la voluntad de implantar el sistema. Sin embargo, no es esa la única voz de la música. De hecho, en un encuentro celebrado la semana pasada entre industria musical y Sanitat, se planteó la posibilidad de crear dos escenarios diferenciados de restricciones en el que cada festival decidiera qué aforo y medidas le compensa tener con la contraprestación (o no) del pasaporte covid.

Aún así, los festivales quieren trasladar dos mensajes esenciales: primero, el festival es un formato de pie, no sentado (es decir, no se puede normalizar las iniciativas intermedias que se han celebrado hasta ahora para salvar la temporada); segundo, su aspiración es la recuperación de la normalidad, mascarilla mediante que otros sectores como el fútbol o los centros comerciales han ido consiguiendo y la música en directo no. En su opinión, recogida por este diario, es el momento de devolver la experiencia de un festival al público, por lo que exigen un plan de desescalada concreto, progresivo y aplicable de inmediato, para no volver a caer en el fiasco de la mesa de trabajo que les prometió en junio Sanitat para ir ajustando el aforo cada 15 días y que no se reunió ni una sola vez.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email