Hoy es 22 de julio
GRUPO PLAZA

DATOS DEL SEGUNDO TRIMESTRE DE 2024

El precio de la obra nueva se desborda en València: crece un 7% en solo tres meses hasta los 3.400 €/m2

Foto: EDUARDO MANZANA
10/07/2024 - 

VALÈNCIA. El precio de la obra nueva sigue desbordado en València. La senda alcista que comenzó hace unos años no se frena y la situación es "alarmante". Unas subidas que están expulsando del mercado a muchas familias y tensionando de forma drástica el mercado. Tanto es así que lejos están ya las cifras de hace solo cuatro años, cuando el precio medio por metro cuadrado en la ciudad se situaba en los 1.950 euros. Ahora, en el segundo trimestre de este 2024, el valor medio de un inmueble de nueva construcción en la ciudad se sitúa en los 3.410 euros por metro cuadrado.

De esta forma, hasta junio, el precio ha crecido un 7% en la ciudad, ya que en los primeros tres meses del ejercicio se situaba en los 3.187, según datos de la Cátedra Observatorio de la Vivienda de la UPV. Ahora, en un primer avance, los expertos de la Cátedra alertan de que continúan las subidas y cifran en un 7% más el alza de los precios de la vivienda de nueva planta en el 'Cap i Casal'. Esto significa que en estos momentos, de media, un piso de 90 metros cuadrados de obra nueva cuesta 306.900 euros. 

Unos valores que contrastan con los de hace unos años. Según los datos de la Cátedra, a cierre de 2020 se estaba en 1.950 euros por metro cuadrado, mientras que en 2021 ya se elevó hasta los 2.352 euros/m2. En el año 2022 acabó con una media de 2.804 euros/m2 y en 2023 se registró una aumento hasta los 2.889 euros. En el ecuador de este 2024 ya se ha superado con creces la barrera de los 3.000 euros y el escenario de cara al cierre de ejercicio no es de estabilización. 

¿Los motivos? La oferta sigue en mínimos y ese desajuste es lo que está provocando, entre otros factores, los incrementos de precios. Pero, también, ha afectado el encarecimiento del suelo y de los costes de construcción, con materiales que se han elevado hasta en un 50%. Además, está el problema de la escasez de suelo finalista en la ciudad para sacar nuevas promociones al mercado. Muchas de las parcelas que hay libres están con precios carísimos o son inasumibles por sus condiciones para ejecutar edificios residenciales, lo que está provocando que cada vez salga menos producto nuevo. 

Foto: EDUARDO MANZANA

"La situación es alarmante", advertía hace unos meses la Cátedra en su informe del primer trimestre. Y ahora la tensión se agudiza. De hecho, a finales de 2023 había solo 185 inmuebles a la venta en València, mientras que hace tres meses, en el periodo entre enero y marzo, eran menos, 168 unidades. Y el stock en este momento ha seguido decreciendo. Y, mientras tanto la demanda no deja de crecer ante la llegada de estudiantes, profesionales desplazados y nómadas digitales. 

Además, si hace unos años se producían cerca de 3.000 viviendas anuales en el 'Cap i Casal', ahora se necesitaría un ritmo de 5.000 nuevas viviendas cada año para atender una población que crece anualmente en el entorno de las 10.000 personas, según la Cátedra. Pero, en cambio, la producción de viviendas es cada año más menguante. 

También, el Banco de España aseguraba hace meses en un informe que se necesitan 600.000 viviendas hasta 2025 para suplir el déficit de inmuebles en el país fruto, entre otro motivos, por la falta de suelo para construir. Asimismo, apuntaba a Valencia como una de las provincias más afectadas por la baja producción de obra nueva. Pero no solo no se construye, sino que la actividad va decreciendo.

Ante esta situación, muchas compañías se han desviado a municipios con demanda residencial en el área metropolitana de la ciudad para generar actividad y atender las necesidades de vivienda del mercado, pero en estos enclaves el suelo también se está agotando.

Colaboración público-privada

Por ello, desde el sector se pide colaboración a los diferentes gobiernos para liberar suelo y sacar stock al mercado. En ello están trabajando tanto desde el Ayuntamiento de València como desde la Generalitat Valenciana. Cada Administración tiene un plan en marcha para, por un lado, levantar 1.000 viviendas en València a través de mecanismos como la compra directa, las permutas o la cesión de derechos de superficie, mientras que el Gobierno de Carlos Mazón está haciendo lo propio con su iniciativa Plan Vive para 10.000 unidades en la región.

Asimismo, el desbloqueo de suelos y grandes desarrollos urbanísticos es otro gran reto para coser barrios en la ciudad y promover. Y, en este sentido, en este momento están en tramitación, en diferentes fases, hasta quince Programas de Actuación Integrada (PAI) en varios puntos de València. Actuaciones sobre más de 800.000 metros cuadrados de superficie, que permitirán la puesta a disposición del mercado cerca de 8.000 viviendas nuevas en el 'Cap i Casal', de las que unas 2.000 unidades serán de protección pública. 

Y es que tanto desde el sector como desde lo público tienen claro que las soluciones pasa por la colaboración para generar suelo, compartir recursos y buscar soluciones a un problema de primer orden como es el acceso a la vivienda. Por ello, los expertos reclaman "tomar decisiones valientes" antes de que el problema escale "a dimensiones inasumibles socialmente". Algo que, por ahora, está sucediendo a la vista de la fuerte escalada de precios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas