Hoy es 22 de julio
GRUPO PLAZA

Previsiones de la compañía remitidas a la Generalitat

El proyecto de Edwards Lifesciences en Moncada: 317 millones de inversión y más de 1.600 empleos 

9/07/2024 - 

VALÈNCIA. 317 millones de euros y más de 1.600 empleos directos. Esas son solo algunas de las grandes cifras que supondrá la implantación en Moncada de una futura planta de material médico de la multinacional Edwards Lifesciences Technology, especializada en la fabricación de válvulas cardíacas y sistemas de monitorización hemodinámica. Un proyecto, que hace unas semanas que el Consell declaró como Proyecto Territorial Estratégico (PTE) por su impacto en la autonomía y en el llevan meses trabajando la Generalitat Valenciana y la compañía. 

Sin embargo, desde la firma internacional señalaron que todavía la operación no estaba cerrada y que su posible implantación forma parte de un proyecto de apertura de una fábrica en Europa. De hecho, Edwards Lifescience ya cuenta con una sede en el Parque Tecnológico de Paterna (Valencia), además de tener presencia en 32 países. 

Este lunes el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publicaba el proyecto previsto por la firma, lo que evidencia que existen avances y la iniciativa está encarrilada. La resolución incluye algunas de las cifras económicas y de impacto que tendrá el proyecto en la región, en base a las previsiones realizadas por la multinacional. 

El proyecto consiste en la implantación de una fábrica de producción de material médico de alta calidad, específicamente enfocada en la fabricación de válvulas cardíacas a través de la aplicación de tecnología de última generación desarrollada por el propio grupo empresarial. Los procesos incluirán una variedad de equipos como autoclaves industriales, microscopios de cámara, máquinas de automatización, láseres y tanques automatizados para la mezcla de soluciones químicas.

Las instalaciones dispondrán de una infraestructura con capacidad para producir anualmente varios miles de unidades de válvulas, destinadas principalmente a satisfacer la demanda del mercado europeo. Así, el complejo estará compuesto por diferentes áreas como edificios de producción, oficina técnica, laboratorios, almacenes de materia prima y producto terminado, salas limpias, y zonas complementarias como aparcamientos, zonas verdes y comedor.

La ubicación escogida es una parcela de 86.000 metros cuadrados en la ampliación del Polígono Industrial Moncada III (SUHI-2), situado al norte del municipio. Se trata de un sector de suelo urbanizable planeado para albergar fundamentalmente usos industriales y almacenes. Una parte de esta superficie ya está urbanizada y, en un futuro, "estará completamente consolidado", según la resolución del DOGV. El proyecto incluye un edificio de volumen regular que albergará tanto las áreas de producción como las oficinas y los servicios relacionados.

Según la documentación aportada por la compañía, en términos económicos, el objetivo es establecer "una nueva planta operativa en Europa para incrementar su capacidad global de producción y reforzar sus capacidades regionales". Y más teniendo en cuenta que el mercado europeo actualmente constituye aproximadamente la mitad de las ventas internacionales de la empresa, siendo Estados Unidos su país de origen.

Inversiones previstas a tres años y empleo

Por todo ello, el plan de inversiones presentado por la empresa a la Generalitat Valenciana abarca un horizonte temporal de cuatro años y estima una inversión total de aproximadamente 317 millones de euros. Concretamente, se destinarán alrededor de 137 millones a la obra civil y 65 millones a la inversión en bienes de equipo e instalaciones. 

En términos cuantitativos, se prevé que alrededor del 20% de los bienes de equipo y maquinaria provendrán de proveedores nacionales, mientras que el 30% de los servicios de ingeniería se contratarán localmente. Además, se estima que el 90% de la obra civil será realizada por empresas nacionales.

En cuanto al empleo, las estimaciones de Edwards Lifesciencies cifran en 1.663 los directos que se generarán en la fase de actividad de la factoría, mientras que durante su construcción se requerirán de 290 puestos de trabajo. "La distribución de los tipos de contrato experimentará cambios en las distintas fases del proyecto, adaptándose a los requisitos específicos de cada etapa de puesta en marcha y desarrollo, así como a las necesidades de producción", precisa la compañía de material médico avanzado. 

Además, aproximadamente el 25% de los contratos corresponderán a personal cualificado como ingenieros, médicos, científicos y personal administrativo, mientras que el 75% restante estará destinado al personal de producción. "La puesta en marcha de la planta en Moncada impulsará el crecimiento de la actividad económica en la zona circundante, generando un efecto de arrastre en sectores relacionados y atrayendo a proveedores necesarios para suministrar los insumos requeridos para la fabricación de material médico", destaca la compañía.

En cuanto al empleo indirecto, se espera que se cree progresivamente más de 4.250 puestos de trabajo de proveedores entre 2024 y 2027 tanto a nivel autonómico como estatal. Aproximadamente, el 80% de estos empleos serán en la Comunitat Valenciana. También se ha cifrado en otros 4.000, los empleos inducidos en el mismo periodo. "Estos empleos surgirán debido a un aumento en la renta disponible de los hogares y a la demanda de bienes y servicios derivada del empleo directo e indirecto generado", explica la firma.

Paralelamente, la llegada de la multinacional propiciará un efecto arrastre no solo de la industria ya existente, sino de nueva. Actualmente, en la Comunitat Valenciana se encuentran diversas asociaciones, organizaciones y plataformas que abarcan toda la cadena de valor de la industria de la salud. Entre ellas, destaca la asociación Bioval, ubicada en el Parque Tecnológico de Paterna; o la plataforma Innosalud, que integra a universidades, centros de investigación sanitaria y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Por otro lado, Innotransfer es otra iniciativa de innovación abierta promovida por la Red de Parques Científicos de la Comunitat Valenciana.

Por tanto, la compañía confía en que se puedan generar sinergias y la expansión del clúster preexistente, además de contribuir a su transformación. Y más teniendo en cuenta que Edwards Lifesciences invierte cerca del 18% de sus ingresos en actividades de investigación y desarrollo y opera un incubador de tecnología avanzada interno con centros de innovación en Irvine, California e Israel. En este sentido, se asocia estrechamente con profesionales sanitarios, pacientes y partes interesadas para "producir tecnología médica innovadora y datos clínicos de alta calidad para asegurar ofrecer los mejores resultados a los pacientes".

Por tanto, de acometerse este proyecto, Valencia no solo ganará músculo en el ámbito del sector de la salud, sino que reforzaría el ecosistema existente. "La instalación de una empresa industrial de esta naturaleza potencia el tejido tecnológico y el desarrollo económico de una región y la mejora del aprovechamiento de su capital humano. Esta acción convierte en realidad la capacidad de innovación y desarrollo tecnológico presente en universidades, laboratorios, centros tecnológicos y empresas, generando así una actividad empresarial dinámica y sostenible", subraya la resolución del DOGV.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas