Japos

Momiji Atelier

Diego Laso

«Utilizar ingredientes de temporada, preservar el sabor natural de los ingredientes y cocinar con corazón e intuición» son los principios de la cocina Kaiseki y también el ideario de Diego Laso en este Momiji que ya se ha quedado con lo de Atelier (taller de un pintor). Tiene sentido porque las manos de Diego (o de cualquier sushiman/sushiwoman de este equipo que es una familia) son las de un artista. 


En confianza: Hemos insistido tanto en que una cocina así debería lucir en otro lugar, que a veces olvidamos lo bien que se está aquí, en esta barra (en un japo de este nivel hay que disfrutar desde la barra: ese es el lujo) con estos nigiris que son pequeños tesoros. 


¿Qué pido?

Déjate llevar pero que sea con un riesling o un champagne