Hoy es 18 de julio
GRUPO PLAZA

Explotan desde la Marina de IBiza hasta puertos deportivos en Baleares y cataluña

Dos empresas baleares gestionarán los amarres de La Marina durante los próximos 35 años

2/07/2024 - 

VALÈNCIA. La UTE formada por las empresas Serveis Marítims Port Eivissa y Ocibar  ha sido la elegida por la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) para explotar, en régimen de concesión administrativa, las instalaciones náutico-deportivas de la zona norte del recinto portuario en La Marina de València. Un contrato que contempla la gestión de los amarres, pero también el desarrollo de competiciones y actividades de carácter formativo, educativo y de apoyo al deporte náutico en el campo de la náutica deportiva.

En materia de amarres, el proyecto comprende la gestión de 370 en la dársena interior (de 12 metros hasta 130 metros de eslora); 74 en la dársena norte (de 24 metros a 115 metros de eslora); y 227 en la dársena sur (desde 6 metros hasta 40 metros de eslora). En el varadero del proyecto, la capacidad de la maquinaria de izada y botadura propuesta abarcará embarcaciones desde 10-15 metros de eslora hasta 60 metros. Además, se dispondrá de una marina seca con capacidad para albergar 228 embarcaciones de hasta 8 metros.

El plazo de la concesión será de 35 años, ampliables con hasta un máximo de dos prórrogas sucesivas de 8 y 7 años, respectivamente. La inversión prevista por ambas compañías asciende a 84,2 millones de euros, según detallaba la APV este lunes en un comunicado. Con esta adjudicación se cierra una etapa, tras la disolución del antiguo Consorcio Valencia 2007, integrado por las tres administraciones estatal, autonómica y local, y se inicia un nuevo camino bajo la gestión de dos empresas con una amplia trayectoria y conocimiento del sector.

Y es que Serveis Marítims Port Eivissa lleva desde 2008 operando las actividades de explotación de los amarres en la Ribera Norte del Puerto de Ibiza, conocida como Marina Ibiza. En un principio, lo hizo mediante una Autorización de Ocupación Temporal (AOT) aprobada en fecha 16 de abril de 2008, por la Autoridad Portuaria de Baleares. Tres meses más tarde se adjudicó la concesión por 17 años. 

No obstante, en 2015, la empresa solicitó una ampliación del tiempo de la concesión, una petición que fue concedida en 2016 cuando el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Baleares aceptó aumentando el plazo en 6,8 años más, por lo que finalmente será en 2032 cuando vencerá el permiso. 

La concesión abarca una superficie de 122.790 metros cuadrados de dominio público portuario, de los cuales 88.015 metros cuadrados son de superficie de espejo de agua y 35.775 metros cuadrados son de superficie de tierra que incluyen los edificios y otras instalaciones descritas en la Concesión. Entre sus labores están la prestación de los servicios de la gestión de amarres de embarcaciones de recreo, la puesta a disposición de locales comerciales y superficies descubiertas o el suministro de carburante a embarcaciones, y suministro de agua, energía, telefonía y línea transmisión de datos.

De acuerdo con sus cuentas anuales, depositadas en el Registro Mercantil, la firma está integrada al 50% por el Grupo Insotel, cuya sociedad matriz es Grupo Empresas Alonso Marí, que, a su vez, es accionista mayoritario de la sociedad Servicios y Concesiones Marítimas Ibicencas. Concretamente, el Grupo Insotel está formado por diversas sociedades relacionadas con el sector turístico. 

El otro 50% lo tiene IPM Group -Iniciativas Portuarias de Mallorca-, cuya sociedad matriz es Es Moll de Campos. Cuenta con una amplia trayectoria dedicada al asesoramiento y consultoría en proyectos náuticos, así como a la construcción y gestión de puertos deportivos y varaderos de proyección nacional e internacional.

Puerto náutico de Ibiza. Foto: EP

Por otro lado, Ocibar es también una firma balear con más de 25 años de experiencia en la gestión de puertos deportivos. En la actualidad se encarga de tres puertos en las Islas Baleares y de uno en la península, concretamente de Port Tarraco, marina para superyates de Tarragona, con 33 amarres de entre 45 y 160 metros, así como una zona de 4.700 metros cuadrados para comercios y otra de 4.600 metros cuadrados para oficinas. 

En la isla de Mallorca gestiona Port Adriano, un puerto de lujo situado al sur de la bahía de Palma que acaba de ser ampliado y que ha contado con la firma del diseñador Philippe Starck para la remodelación de su zona comercial. Cuenta con 489 amarres de entre 6 y 80 metros, además de un varadero de 10.000 metros cuadrados y Travelift de 320tn, así como una zona comercial para más de 50 empresas, según un folleto distribuido por la compañía. 

Mientras que en la isla de Ibiza se encarga de la gestión de dos puertos deportivos: Botafoc Ibiza, desde verano de 2019; y Marina Santa Eulalia, desde comienzos de 2022. El primero de ellos tiene 430 amarres que van desde los 6 hasta los 30 metros y cuenta con una zona de negocios compuesta por alrededor de 35 establecimientos, además de varadero y gasolinera, entre otros servicios. 

Puerto deportivo de Marina Santa Eulalia. Foto: MARINA SANTA EULALIA

Respecto Marina Santa Eulalia, se trata del puerto deportivo con mayor número de amarres de la isla, con un total de 763, de hasta 22 metros, según explica Ocibar en su web, en la que también señala que cuenta con una zona comercial con cerca de 20 restaurantes. La concesión para la gestión de este puerto finaliza en el año 2046.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas