GRUPO PLAZA

Entidades laicas reclaman en València revertir las inmatriculaciones de la Iglesia Católica

Foto: ROBER SOLSONA/EP
10/11/2022 - 

VALÈNCIA (EFE). Entidades laicas se han manifestado este jueves en València para pedir la reversión de las inmatriculaciones de bienes inmuebles realizados por la Iglesia Católica y para criticar la inacción del Gobierno de España para recuperarlas.

Así lo ha considerado la coordinadora de València Laica, Raquel Ortiz, que ha considerado que esta concentración, que organiza la Coordinadora Estatal para la Recuperación del Patrimonio Inmatriculado por la Iglesia Católica, pretende terminar con el "expolio" de bienes de dominio público.

Con el lema 'Recuperando nuestro patrimonio público; más de 100.000 bienes inmatriculados por la Iglesia Católica', se han organizado concentraciones este jueves en una veintena de ciudades, entre ellas València, donde se ha convocado ante el Palau de la Generalitat, y Alicante, donde a las 19 horas se manifestarán ante la concatedral de San Nicolás.

Ortiz ha explicado que las inmatriculaciones son un proceso por el cual "los responsables eclesiásticos solo tienen que ir al notario y decir que un bien sin propietario acreditado, que puede ser una iglesia, pero también un huerto, una calle o un edificio, es suyo".

Una práctica que, ha lamentado, facilitó la "amnistía registral" que supuso la reforma de la Ley Hipotecaria llevada a cabo por el Gobierno de José María Aznar, con la que "por primera vez, se permite que la Iglesia inmatricule bienes de culto, algo que ni siquiera podían hacer durante el franquismo".

Como explica la portavoz de València Laica, desde esa reforma normativa y hasta 2015, la Iglesia inmatriculó 35.000 bienes en toda España, según el listado de bienes elaborado por el Gobierno central el año pasado.

Contabilizan 100.000 bienes, 3.000 en la Comunitat Valenciana

"Pero no son 35.000, sino 100.000 en toda España", ha defendido Ortiz, que ha señalado que la diferencia de cifras se debe, entre otras cosas, a la nota simple, un documento que en ocasiones aglutina diferentes bienes y edificios bajo un solo registro.

De los 35.000 bienes identificados por el Estado, ha denunciado Ortiz, la Iglesia "solo reconoce 1.000 y dice que los inmatriculó por error".

En la Comunitat Valenciana, València Laica ha contabilizado unos 3.000 bienes inmatriculados "anticonstitucionalmente" por la Iglesia, una cifra que se reduce a 912 en el listado del Gobierno de España y de la que la Santa Sede "solo reconoce poco más de una decena".

Se trata principalmente de iglesias, ermitas y conventos en municipios como Alaquàs, Carcaixent, Elche u Orihuela, pero también de un patio en Sax, de solares en Elche y Pego, de un edificio entero en Novelda o de colegios en Callosa del Segura o Pego.

"Recoger inmatriculaciones solo dsde 1998 supone un indulto"

Para Raquel Ortiz, el hecho de que el listado del Gobierno de España solo recoja desde 1998, fecha de la reforma hipotecaria de Aznar, "convierte la amnistía registral del PP en un indulto. La coordinadora reclama revisar las inmatriculaciones desde la aprobación de la Constitución, desde 1978.

La portavoz de València Laica ha criticado asimismo que el procedimiento que se ha establecido para la reclamación de los 35.000 bienes identificados por el Ejecutivo "deja en manos de los particulares el litigio, con lo costoso que eso es".

Ha criticado que, en la negociación del Ejecutivo sobre las inmatriculaciones, "solo se ha contado como interlocutor con la Conferencia Episcopal": "No se ha llamado a Europa Laica ni a otras organizaciones que denunciábamos esta situación".

La posición de la Coordinadora Estatal para la Recuperación del Patrimonio, ha asegurado Ortiz, es "que si alguien quiere la propiedad de un bien, tendrá que aportar documentación que la acredite".

"Solo en València ya tienen el Micalet, la iglesia del Temple, San Juan del Hospital, Santa Catalina... tienen joyas arquitectónicas, además de huertos y calles", ha denunciado Raquel Ortiz. 

Noticias relacionadas

Foto: ANDERSON SANTO/EP
Foto: ANDERSON SANTO/EP
LA NAVE DE LOS LOCOS

Por qué aún soy católico

Esto se acaba. La Iglesia católica se apaga como un cirio en una parroquia de barrio. La fe parece ser cosa de nuestros abuelos. Ir a misa es de sujetos extravagantes. La mayoría de los jóvenes pasan de la religión. Bastante tienen con el opio de sus pantallitas  

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme