Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 23 de octubre y se habla de casual hoteles SANIDAD coronavirus TOQUE DE QUEDA
GRUPO PLAZA

el aparato no tenía suficiente batería

Fallece un hombre en los juzgados de València de un infarto tras fallar el desfibrilador

17/10/2019 - 

VALÈNCIA. Un hombre de 54 años años falleció este jueves por la mañana en la Ciudad de la Justicia de València tras sufrir un infarto. El fatal desenlace se produjo después de sucesivos intentos de reanimación, el primero de los cuales fue realizado por un médico que no pudo utilizar el desfibrilador de los juzgados porque el aparato tenía la batería agotada. 

La Dirección General de Justicia de la Generalitat ha abierto una investigación tras el suceso para averiguar por qué no funcionó el desfibrilador con el que se atendió al hombre, según explicaron fuentes de la Conselleria que dirige Gabriela Bravo.

El fallecido estaba esperando para entrar a un juicio como acusado de tráfico de estupefacientes cuando notó síntomas de ansiedad mientras su abogado ultimaba un acuerdo de conformidad. Según fuentes presenciales, acudió por su propio pie a la clínica médico forense donde fue atendido y le fue suministrado un ansiolítico. 

El juicio era contra 14 personas por delitos contra la salud pública. Mientras este acusado estaba siendo atendido, el presidente del tribunal preguntó a las partes si querían seguir con la celebración del juicio para dejar plasmada la conformidad. De esta forma, la vista ha proseguido con las otras 13 personas.

Ciudad de la Justicia de València. Foto: EVA MÁÑEZ

Tras ser atendido, el acusado que se había sentido indispuesto regresó a la sala y a los pocos minutos se desplomó. Se da la circunstancia de que en ese momento se estaba celebrando en la Ciudad de la Justicia un congreso de médicos de urgencias, con lo que varios facultativos acudieron e intentaron reanimarle. También se presentaron en el lugar médicos del Instituto de Medicina Legal.

"Falta de batería"

Una forense y varios médicos de urgencias procedieron a practicarle maniobras de reanimación cardiopulmonar. Al mismo tiempo se le colocó el desfibrilador que la Conselleria de Justicia compró para la Ciudad de la Justicia. Sin embargo, cuando el médico apretó el botón, el desfibrilador no funcionó porque tenía "falta de batería", según marcaba el propio aparato.

Los médicos allí presentes continuaron con las maniobras de RCP hasta que llegó una unidad de SAMU provisto de otro desfibrilador. Tras aplicárselo, el paciente recuperó las constantes vitales pero volvió a entrar en parada cardiorrespiratoria y falleció tras 45 minutos de intentos de reanimación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email