Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La factoría reinicia la actividad en la planta de vehículos este lunes 4 de mayo

Ford Almussafes retoma la producción al ralentí 

3/05/2020 - 

VALÈNCIA. La factoría de Ford en Almussafes retoma este próximo lunes 4 de mayo la actividad después de más de mes y medio cerrada. Pero lo hace a medio gas. Solo la planta de vehículos volverá a la producción, mientras que motores lo hará el próximo 18 de mayo. Serán un total de 4.400 lo que este lunes volverán a poner en marcha la maquinaria de la planta valenciana que durante este tiempo únicamente ha permanecido abierta para producir mascarillas aprovechando sus impresoras 3D.

La vuelta de Ford Almussafes se enmarcada en el plan de la compañía a nivel europeo para reactivar de manera gradual sus instalaciones. Una decisión que ha cambiado a lo largo de este tiempo. Y es que en un principio se habló de un regreso el pasado 27 de abril como así lo hicieron otras firmas del sector de la automoción como Seat. Sin embargo, finalmente se postergó hasta este próximo lunes en consonancia con el resto de instalaciones de la firma del óvalo en Europa.

Y es que la compañía quiere que la vuelta al trabajo se produzca de forma escalonada durante los próximos meses, antes de alcanzar plena capacidad de producción, y con diferentes protocolos de salud y seguridad para proteger a su plantilla. "Tenemos que prepararnos para el nuevo entorno una vez que hayamos superado el pico inicial de la pandemia del coronavirus en Europa, siendo la prioridad clave en nuestro plan la aplicación de medidas sobre distanciamiento social y fortalecimiento de los protocolos de salud y seguridad", subrayaba el presidente de Ford en Europa, Stuart Rowley.

Durante este tiempo, la firma tuvo que acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "por fuerza mayor" que aplicó a casi la totalidad de la plantilla a raíz de la declaración del estado de alarma ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Entre los motivos, la firma recordaba que la empresa se dedica "a la actividad de producción en constante contacto con piezas metálicas" y, por tanto, "en las que el virus se mantiene más tiempo activo". De hecho, se habían detectado tres casos positivos, un día antes de anunciar el cierre de sus instalaciones.

Alegaba, además, que, como consecuencia de la epidemia, se había "producido una situación de pérdida de actividad ya que el propio funcionamiento de la empresa just in time, precisa de un suministro constante de materias primas que ahora no es posible". "Esta falta de suministros, unida a la existencia de contagios en la empresa aconsejan la paralización de la actividad productiva", explicaban. La Dirección General de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral, dependiente de la Conselleria de Economía, aceptaba el ERTE por "fuerza mayor" que concluye este domingo 3 de mayo.

Nuevo expediente temporal escalonado

Sin embargo, la decisión de volver de forma gradual hace inviable el regreso al completo de toda la plantilla. No hay tregua y dirección y sindicatos firmaban un nuevo expediente temporal "por causas productivas y organizativas" que se iniciará este lunes 4 de mayo y concluirá el 31 de julio. Afectará a los trabajadores de forma 'escalonada': 2.700 trabajadores en mayo, 1.500 en junio y cerca de 1.100 en julio, coincidiendo con las fases de retorno a la actividad marcadas por el protocolo de prevención de Ford.

Y es que, pese a que se reanuda la actividad, la drástica caída en la venta de coches en los últimos meses y el freno de la economía obligan a reducir la producción de vehículo. La compañía aduce precisamente a la caída de las matriculaciones, un 69% en marzo y en un 90% en abril, según sus cálculos, para tomar esta decisión. De acuerdo con sus previsiones, la planta fabricará unos 13.200 vehículos en mayo, 3.200 en junio y 1.300 en julio, una cifra muy inferior a las 1.600 unidades que diariamente produce.

Medición de la temperatura

Para garantizar la máxima protección a los trabajadores, Ford ha elaborado una guía de reincorporación al trabajo que recoge las medidas de seguridad que deberá cumplir la plantilla cuando vuelva a sus puestos. Un documento que incluye la obligatoriedad del uso de mascarillas en las instalaciones.Para ello, este material se facilitará el primer día de reincorporación tanto en los autobuses que facilita la compañía como en los accesos para vehículos en el recinto.

Además, no se permitirá el acceso a la factoría a las personas que vengan sin la mascarilla puesta y, antes de acceder, se medirá la temperatura de cada persona. En caso de superar los 37,5°C, no se permitirá el acceso. Los empleados de Ford tendrán que cumplimentar una autoevaluación sobre síntomas y circunstancias médicas que les autorizará a acceder a las instalaciones. Si presentan síntomas o han estado en contacto con algún positivo, no se les permitirá la entrada. Se les indica que en este caso deberán quedarse en casa, llamar a su centro de salud y a su supervisor, y que el Servicio Médico de Ford contactará con ellos.

Una vuelta progresiva

Asimismo, se han recudido los turnos de trabajo. Por plantas, la de Montaje iniciará la actividad el 4 de mayo con dos turnos hasta entrado el mes de junio, Pinturas comenzará también el día 4 con dos turnos con previsión de pasar a tres turnos en junio. La planta PTEC iniciará la producción el 11 de mayo a dos turnos para pasar a tres a finales de mes.

Por su parte, Prensas y carrocerías comenzará el 4 de mayo en Body 2 y estampación a tres turnos. En la segunda semana empezara la producción en Body 1 y 3 a un turno, posteriormente Body 1 aumentará a dos turnos hacia final de mes. Body 3 permanecerá a un turno.

Logística planificación de materiales, así como el departamento de calidad, comenzará también el lunes 4 de mayo a dos turnos, hasta mediados de junio, donde arrancará el turno de noche; Montaje de motores volverá el el 18 de mayo en régimen de un turno de lunes a jueves y a finales de junio aumentará de lunes a viernes a un turno. También Mecanizados comenzará el 18 de mayo, mientras que Recambios comenzará el día 4 de mayo, con una plantilla del 25% durante tres semanas. A finales de mayo se pasará al 75%, esperando que a principios de julio se alcance el 100% de su actividad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email