GRUPO PLAZA

a fecha 29 de julio se habían acogido 7.900 empleados

Gortázar (CaixaBank) defiende un ERE "satisfactorio" con una amplia sobredemanda

31/07/2021 - 

VALÈNCIA. "Satisfactorio y beneficioso para todas las personas implicadas y también para CaixaBank. Era un acuerdo necesario para proceder a la reestructuración". Así valoraba el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad domiciliada en València, ayer en la rueda de prensa de la presentación de los resultados semestrales. Unas cuentas que se dispararon hasta los 4.181 millones de euros por el 'efecto Bankia'.

El CEO de CaixaBank (CABK) anunciaba que a fecha 29 de julio se habían acogido al ERE voluntario unas 7.900 personas, es decir, un 22% por encima de de las 6.452 salidas pactadas por la dirección y los sindicatos el pasado 1 de julio. Conviene recordar que inicialmente eran 8.291 los trabajadores afectados, tal y como lo anunció el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri el 20 de abril del año en curso, pero el número se fue reduciendo hasta dicha cifra y, además, aplicando la voluntariedad.

El plazo de solicitud para acogerse al ERE acabó ayer a las tres de la tarde, por lo que la sobredemanda será todavía superior a ese 22%. Debemos de estar satisfechos con el acuerdo aunque siempre es una tarea ingrata reducir estructuras. Hemos sido razonables y responsables. El coste del ERE ha tenido un valor de 1.884 millones de euros", manifestaba Gortázar ante los periodistas. Asimismo señalaba que van a intentar gestionar los excedentes para que la entidad se pueda acercar a los 6.452 trabajadores afectados, para lo que tendrán que tomar "algunas decisiones internamente que lo puedan facilitar".


CABK tiene sobre la mesa -como los sindicatos- datos donde hay provincias con excedentes y otras no. Únicamente Zamora se salva porque ningún empleado se verá afectado, el resto sí incluyendo Ceuta y Melilla. De ahí que uno de los factores que impidieron llegar antes a un acuerdo fuera el de la movilidad geográfica. La última propuesta de la empresa planteaba limitarla a un máximo de 75 kilómetros cuando esta sea necesaria para el plan de reestructuración de la entidad y como medida para mantener el empleo. Sin embargo, y para cerrar el ERE cuyo plazo superaba en 42 horas el estipulado, el equipo negociador de CABK bajó a 40 kilómetros dicha movilidad. Eso sí siempre con motivos organizativos y con compensaciones económicas para los afectados.

Según lo acordado con los sindicatos, el grueso de salidas tendrá lugar en Madrid (1.286 extinciones), Barcelona (528), València (461) y Murcia (347). Un ERE -el de CABK- que representa el 45% de los despidos de la banca durante la pandemia, afectando ya a más de 15.000 puestos de trabajo, bien a través de salidas incentivadas o prejubilaciones. Y es que en un contexto de baja rentabilidad por el entorno de tipos de interés negativos, el sector ha protagonizado diversos ajustes de empleo en los últimos años, en ocasiones derivado de fusiones entre entidades, o para ajustar una red sobredimensionada y ganar eficiencia.

Presión sobre los márgenes

La presión sobre los márgenes de las entidades bancarias se vio exacerbada por la irrupción de la pandemia del coronavirus en España en marzo de 2020, que además ha acelerado tendencias como la digitalización, lo que ha llevado a las autoridades supervisoras a insistir en que las entidades deben repensar su modelo de negocio para reducir costes y adaptarse a los nuevos hábitos de consumo. Esto ha intensificado la tendencia de reducir de oficinas y apostar por los canales digitales, una redistribución de las redes que ha venido habitualmente acompañada de recortes de empleo.

"Si miramos el conjunto del acuerdo laboral, creo que debemos estar satisfechos. Aunque siempre es una tarea ingrata buscar la manera de reducir estructura, creo que lo hemos hecho de la manera que correspondía. Ante una necesidad, hemos sido razonables y responsables", manifestaba Gonzalo Gortázar este viernes. Lo hacía mostrando su satisfacción por el acuerdo laboral. "Además de necesario, el acuerdo es claramente razonable. Todas las salidas van a ser voluntarias. Estamos hablando solo y únicamente de salidas voluntarias, el tamaño del ERE de 6.452 personas. Dado el tamaño de plantilla y el hecho que hay un solape derivado de la fusión, es muy razonable", añadía.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email