Fusión

Hikari Yakitori Bar

Arancha Herrera

Si Nozomi es el templo de la gastronomía japonesa, Hikari es el callejón clandestino que conecta Tokyo con Ruzafa. Un túnel de luz —eso significa el nombre—, donde los paneles y los farolillos bailan al ritmo de las sombras. Tiene un carácter rebelde: se trata de una izakaya (taberna), donde se cocina con la Robata (parrilla japonesa de carbón) y se trincha la carne, el pescado y la verdura en yakitoris (esa suerte de pinchos nipones). Una jarra de sake, un karaage de entrante y la noche echa a rodar. Al frente, la siempre amable Arantxa Herrera, que dirige a un equipo joven y apasionado. Y la pasión siempre vence. 


¿Qué puedo encontrar?

  • Barra

  • Brasa

  • Fusión

¿Qué pido?

Yakitori de toro con yuzu kosho