GRUPO PLAZA

han conseguido integrar en una unidad de trabajo la experiencia de un operario

IDF y la UPV hacen un robot para "lucir cera y pasar cera" en superficies junto a los operarios 

8/02/2022 - 

VALÈNCIA (EP). El proyecto Ropulsi de la Universitat Politècnica de València, en el que colaboran empresas de la Asociación IDF de Visión Artificial y Robótica, ha desarrollado un robot que colabora con los operarios para "lucir cera y pasar cera" en las superficies metálicas, según ha informado la entidad en un comunicado. A través de esta ayuda, se puede combinar tanto la comunicación entre operarios y robots como la colaboración de ambos en las tareas de lijado y pulido de materiales.

Ropulsi -sistema robotizado avanzado para el pulido de superficies en la industria- ha conseguido integrar en una unidad de trabajo la experiencia de un operario con las capacidades de un robot, que está dotado de algoritmos capaces de "redimensionar" su fuerza, modificar trayectorias y con ello, adaptarse a situaciones cambiantes durante el pulido y lijado de superficies metálicas.

El robot atiende a variaciones en el posicionamiento del vehículo que puede, incluso, estar en movimiento durante las acciones del robot, que es "suficientemente inteligente" para hacer frente a las situaciones que se presentan a nivel industrial, como el tratamiento de puertas de un vehículo que puede estar en varias posiciones.

El proyecto nace pensando en la industria del automóvil, pero puede ser aplicable a cualquier industria en donde puedan convivir operarios y robots. Tal y como confirma el coordinador del proyecto y director de la Asociación IDF, Josep Tornero, "esta herramienta se puede aplicar a cualquier industria que requiera superficies perfectas".

En el ámbito del control de calidad superficial, en el que la asociación está especializada, el operador humano trabaja con unas gafas de realidad aumentada que le permiten colaborar con el sistema de visión en la clasificación y detección de "cualquier matiz" en la superficie e interactuar con el robot para que este aplique los materiales, y realice las acciones necesarias para que la plancha quede perfecta.

"Con cariño"

En este proyecto cobra especial importancia el conjunto de sensores de fuerza que tiene el robot para actuar sobre la superficie "con cariño", según ha detallado Josep Tornero. Ropulsi permite a las empresas que trabajan con superficies que requieren un pulido y lijado perfecto obtener mejores resultados y, por tanto, mejorar la calidad de procesos y de producto final.

En líneas generales, según ha confirmado Tornero el proyecto "permite un control del robot que combina tanto la retroalimentación de la fuerza como los datos de visión para realizar correctamente la tarea de pulido, desarrollar un sistema de control para robots bimanuales con el fin de realizar la tarea de pulido en cooperación con el operador humano, o desarrollar un sistema avanzado de teleoperación que permita al operador humano comandar de forma remota el sistema robótico".

Tornero ha insistido en que esta tecnología de robótica colaborativa tiene "muy presente" la participación de operarios humanos como alternativa al intento de dejar en manos del robot todo el trabajo. "Tratando de que el robot realice todo el trabajo humano, perdemos las capacidades y experiencias del operario, al tiempo que nos embarcamos en un proceso de automatización, a veces imposible, para emular las capacidades humanas", ha señalado.

Por tanto, "no es para nada una amenaza en ningún caso para quienes trabajan en estas líneas". "Más bien al contrario, este sistema augura una larga colaboración entre los operadores y los robots colaborativos y, sobre todo, extiende las posibilidades de usar robot en otras industrias o incluso en otros ámbitos, como ocio, hogar, cultura, etc".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme