GRUPO PLAZA

Mar Iglesias cumple un mes al frente de À Punt con el dilema de su contratación en el aire

9/02/2021 - 

VALÈNCIA. Este lunes la presidenta de À Punt, Mar Iglesias, cumplió un mes al frente de su nuevo cargo. Un puesto que pasó a ocupar después de que su predecesor, Enrique Soriano, abandonara la Corporació Valenicana de Mitjans de Comunicació (CVMC) para volver a su puesto como letrado en Les Corts tras advertírselo en numerosas ocasiones al president de la Generalitat, Ximo Puig, para que le buscara un relevo. 

El trámite, al final, no fue necesario porque después de más de un año y medio a la espera, Soriano decidió no alargar más su salida, e Iglesias, como vicepresidenta del ente, pasó a desempeñar sus funciones. Ahora bien, un mes después de que asumiera la presidencia en funciones, el embrollo sobre la contratación de la también representante del Consell del Audiovisual que en su día propuso Compromís sigue sin resolverse. Tanto la Corporació como Presidencia de la Generalitat esperan estas semanas un informe de Abogacía que dirima si la actual presidenta puede tener contrato de alta dirección o no. 

Así, como ya avanzó este diario, por el momento Iglesias sigue percibiendo dietas por cada reunión a la que asiste como ya hacía cuando era vocal del Consejo Rector. No en vano, para cobrar el salario equivalente al de un secretario autonómico como tenía Soriano es imprescindible que Presidencia de la Generalitat autorizara este contrato. 

Sin embargo, fuentes del Palau sostenían ya los primeros días de Iglesias al frente de la cadena que existían serias dudas legales de que pudieran realmente validar un contrato de alta dirección en su caso, ya que no fue elegida por Les Corts Valencianes a diferencia de Soriano y actualmente ocupa el cargo de forma interina. La duda, que fue trasladada a Abogacía, también fue planteada en el órgano, que hace una semana también pidió un informe jurídico a los abogados de la Generalitat.  

Por el momento, no existe respuesta. Sin embargo, conviene recordar que según fuentes del Consell, Iglesias planteó al tomar posesión del cargo un ultimátum al Consell para que le formalizaran el contrato de alta dirección y así percibir un salario, o en su defecto dejaría la Presidencia en funciones de la cadena. Unos hechos que ella misma no quiso confirmar, pero que tampoco negó.  

El dilema, a priori, no parecía nada trivial, puesto que Mar Iglesias asumió la Presidencia con la intención de solicitar una excedencia en la Universidad de Alicante -donde trabaja- para poder dedicarse en exclusiva al puesto que desde hace días ha pasado a ocupar. De hecho, fuentes de la Corporació trasladaron a este diario que no contemplaba dedicarse a su nueva responsabilidad a tiempo parcial. 

Sin embargo, un mes después de llegar al cargo y aún con la incógnita en el aire, fuentes del Consell dan por hecho que seguirá en el puesto aunque no pueda formalizarse finalmente un contrato de alta dirección. Desde los grupos parlamentarios del Botànic, además, recuerdan que Iglesias ya ejerce plenamente como presidenta y ha iniciado una ronda de consultas institucionales como la que mantuvo la semana pasada con el president de Les Corts, Enric Morera, por lo que dan por hecho que acabará el mandato de Soriano aunque sea a tiempo parcial. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email