X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la comisión de patrimonio dejó sobre la mesa este jueves un trámite para dar la licencia

Un informe municipal detecta que las obras del hotel de Blanquerías incumplen la normativa

Foto: KIKE TABERNER
17/01/2020 - 

VALÈNCIA.  No han sido pocos los hoteles que en los últimos meses han tenido que subsanar incumplimientos en los proyectos de obra presentados al Ayuntamiento de València. El área de Actividades detectó el pasado verano varias intervenciones en edificios hoteleros que no cumplían con la normativa de obras y que iban más allá de lo que sus promotores habían presentado en el consistorio. Se paralizaron actuaciones en al menos cuatro hoteles, y por ahora, dos continúan sin tener el visto bueno del Ayuntamiento. Ahora, el consistorio ha detectado fallos en la documentación presentada por los impulsores del hotel de Blanquerías, antigua sede del PSPV.

La actividad inspectora del consistorio pretende hacer cumplir una legislación urbanística que, en ocasiones, se interpreta de forma laxa, lo que da lugar a algunas deficiencias en los proyectos que, al detectarse, obligan a paralizar las obras, tal como relatan en el área que dirige Lucía Beamud. En muchos de los casos, explican, los promotores presentan una declaración responsable de obra, herramienta que agiliza la tramitación y permite empezar antes las actuaciones sin necesidad de obtener una licencia como tal.

No obstante, hay intervenciones para las que no se puede utilizar este proceso. Es el fallo en el que han incurrido la empresa propietaria del inmueble de Blanquerías, Euroinversiones 2000 SL, según recoge un informe municipal al que ha tenido acceso Valencia Plaza y que está fechado del 18 de diciembre de 2019. En él, tras meses de obras, los técnicos advierten de que las modificaciones previstas en el edificio no pueden ampararse en una declaración responsable "tratándose de edificio con protección, en entorno BIC y en zona de vigilancia arquitectónica", el sector cercano a las Torres de Serranos, por lo que requeriría una Licencia de Intervención.

A finales de 2017, la empresa solicitó dicha Licencia de Intervención, que todavía no ha sido otorgada porque se requiería de más documentación técnica, tal y como informan fuentes municipales. Así, en diciembre de 2018, la sociedad presentó la declaración responsable de obras, asegurando que tenía el visto bueno de la Comisión de Patrimonio municipal. Ahora bien, lo cierto es que los técnicos municipales, tras revisar ahora los expedientes, explican que no hay constancia de que exista dictamen alguno que diera luz verde.

Así pues, en el documento se considera que las actuaciones contempladas en el proyecto "no quedan enmarcadas entre las que establece" la Ley de Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunitat (LOTUP). O en otras palabras: las obras realizadas hasta el momento se han hecho con una declaración responsable cuya tramitación no debería haberse producido porque "no procede", concluye el informe técnico.

Con la declaración, la empresa también presentó un informe previo del proyecto confeccionado por un organismo de certificación administrativa (OCA), un instrumento que permite aliviar de carga de trabajo a los funcionarios del consistorio avalando el proyecto antes de que llegue a las oficinas municipales. Ahora bien, pese a estar contemplada en la normativa esta vía, "a fecha de hoy no se encuentra en vigor el desarrollo reglamentario [...] y por tanto, no resulta admisible la documentación aportada".

Afección patrimonial

Además, el estudio realizado hace otras consideraciones acerca de partes de las obras que no están reflejadas en la memoria ni en el presupuesto del proyecto, pero sí que están recogidas en los planos. Son fundamentalmente intervenciones en forjados para ejecutar un patio de luces, así como para la instalación de nuevas escaleras. 

Actuaciones que comportan afección "sobre los elementos estructurales, suprimiendo los preexistentes y confeccionando otros nuevos", explica el técnico redactor, por lo que "inciden en la lectura compositiva del edificio" y, por tanto, requieren la aprobación de la Comisión de Patrimonio municipal. De hecho, este mismo jueves pasó el expediente por dicho órgano interno, pero se dejó sobre la mesa dado que se había presentado información incompleta. Este trámite era imprescindible para dar la licencia correspondiente.

Hace tres días, tuvo entrada en el área de Actividades una modificación del proyecto presentada por la empresa. Ahora, en las próximas semanas, el consistorio deberá estudiar si estos cambios cumplen la normativa o no para poder otorgar la Licencia de Intervención.

La fachada

En otro orden de cosas, también señala otra laguna en el procedimiento referente a la fachada. Según el proyecto inicial, no se interviene en el frontispicio del edificio. No obstante, sí se solicitó licencia para situar un andamio de obra, sin constar cuando se hizo el informe (diciembre), "documentación en la que se justifiquen las obras o actuaciones para las que se solicitó el montaje de dicho andamio". Y máxime, teniendo en cuenta que se trata del entorno de Bien de Interés Cultural (BIC), las mencionadas Torres de Serrano.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email