GRUPO PLAZA

no considera probada la manipulación 

La Audiencia de Valencia avala en la sentencia los audios que sustentan el 'caso Taula' 

Foto: EDUARDO MANZANA
25/01/2023 - 

VALÈNCIA. La primera sentencia de la Audiencia de Valencia sobre el caso Taula avala una cuestión que resultaba fundamental en este pronunciamiento: los audios que dieron origen a la macrocausa y en los que se sustentan una parte importante de las pruebas.

Se trata de las grabaciones que la dirigente de Esquerra Unida y actual consellera Rosa Pérez llevó a la Fiscalía en 2014 y desencadenaron la primera parte de la investigación de Taula. En ellos constaban diez horas de grabaciones que había realizado el exgerente de Imelsa Marcos Benavent a cargos del PP durante su etapa en la Diputación. Entre ellos, a los posteriormente considerados como cabecillas de la trama: el expresidente de la corporación provincial Alfonso Rus, su exjefe de Gabinete, Emilio Llopis, o el exconsejero delegado de Ciegsa Máximo Caturla. Comisiones a cambio de adjudicaciones públicas a empresas, cantidades de billetes que se contaban, reparto de dinero y financiación irregular del partido aparecían en ellas. 


Benavent validó esos audios primero ante la Guardia Civil y luego ante el juez cuando mantenía la estrategia de colaborar con la justicia. Reconoció que los había grabado y que él mismo aparecía, identificó al resto de protagonistas de conversaciones telefónicas o reuniones privadas y relató los hechos que ahí se mostraban: un mecanismo para la obtención de dinero en B.  

Pero en un giro de guion en octubre de 2021 y tras un cambio de abogado, compareció ante el juez para asegurar que los audios estaban manipulados y fueron editados por él personalmente. Posteriormente, llegó el primer juicio de Taula. Allí, su abogado pidió la nulidad de las grabaciones. El tribunal anticipó que se pronunciaría en la sentencia que ahora ha hecho pública. Y las valida.

"Se concluye que las transcripciones de las grabaciones realizadas por Benavent de conversaciones particulares en las que intervenía se corresponden con el material efectivamente entregado, tanto en el pendrive Kingston, como en el pen drive Intenso", afirma en referencia al de Rosa Pérez y al del exsuegro del que fuera gerente de Imelsa, Mariano López. 

Foto: EDUARDO MANZANA   

"Una vez efectuada la grabación en el servidor de los equipos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, se trabajó en todo momento con copias. Los pendrives están incorporados a las actuaciones, tanto el aportado por doña Rosa (Pérez Garijo), como el aportado por don Mariano (López, exsuegro de Benavent), habiéndose comprobado que los audios de las presentes actuaciones son coincidentes", señala la Audiencia, que resta importancia a que los investigadores no trabajaran con las originales.

Con relación a la manipulación, los magistrados destacan que las grabaciones fueron efectuadas por el propio Benavent con una grabadora y dos teléfonos móviles, y que se realizaron a lo largo de los años 2004 a 2007. "De modo que no ha de perderse de vista la disponibilidad de herramientas tecnológicas para los usuarios de ordenadores en aquellas fechas para llevar a cabo manipulaciones de carácter técnico", señala la sentencia. Manipulación que, por otro lado, apunta, Benavent "no puso en evidencia" en sus declaraciones ante la UCO y el jugado cuando se practicó la audición en su presencia.

Recurso

El letrado de Benavent, Juan Carlos Navarro, ha anticipado que presentará un recurso contra la sentencia ante el Tribunal Supremo que fundamentará en la "ilegalidad de la prueba utilizada para mantener la acusación", que es el pen drive que en su día aportó Rosa Pérez. Para el abogado, la Sala "no ha entrado sobre lo planteado de la violación del derecho al entorno virtual".

También seguirán con estas peticiones en el juicio de Taula que se celebra estos días, el relativo a los zombis. Las defensas de los acusados llevan una estrategia conjunta para pedir las nulidades de los audios de nuevo. Esta vez, con un informe pericial que concluye que los documentos almacenados con las grabaciones en los dos pendrives de Rosa Pérez y de Mariano López no provienen del ordenador del familiar de Benavent. 

"En el disco duro analizado no existen ni han existido ficheros de audio de similares características a los encontrados en los dispositivos USB", sostiene el informe elaborado por un perito informático. En él se indica igualmente que el contenido de los dos pendrives son diferentes y en el del exsuegro de Benavent hay más archivos que en el de Rosa Pérez. 

El documento destaca asimismo que los contenidos correspondientes a grabaciones fueron colocados en el dispositivo de la ahora consellera el 29 de julio de 2014 –el día antes de que los entregara en la Fiscalía– y que el último acceso es el 3 de mayo de 2022.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme