GRUPO PLAZA

LA SINDICATURA DE COMPTES ENTREGA SU INFORME DE FIScALIZACIÓN DE 2020

La covid dispara los pagos fuera de contrato de la Conselleria de Sanidad por encima de 1.600 millones

Foto: INMA CABALLER
30/12/2021 - 

VALÈNCIA. Las compras y contrataciones por parte de la Generalitat para luchar contar la pandemia de la Covid en 2020 dispararon los pagos fuera de contrato de la Conselleria de Sanidad a niveles nunca vistos. El informe de fiscalización de la Sindicatura de Comptes de la cuenta general de la Generalitat de 2020 alerta de que los gastos sanitarios contraídos sin expediente de contratación, por insuficiencia presupuestaria u otras causas, se elevaron hasta 1.602,4 millones de euros.

El informe, que este jueves ha sido entregado en Les Corts por el síndic major, Vicent Cucarella, analiza los pagos directos efectuados por la Conselleria de Sanidad el año de la pandemia en un informe especial sobre las compras y contrataciones del departamento que dirige Ana Barceló.

Así, además de los mencionados 1.602 millones contabilizados en expedientes de enriquecimiento injusto, la auditoría alerta de que se han efectuado pagos directos a terceros "que podrían llegar a importes muy significativos" por adquisiciones de productos de farmacia y material sanitario para los que tampoco se tramitó el expediente de contratación preceptivo.

Aunque el la Sindicatura es consciente de la "excepcionalidad" provocada por la emergencia sanitaria y la autorización por parte del Consell para que las empresas públicas recurrieran a la contratación a dedo (sin expediente), la fiscalización de la justificación a posteriori, la publicidad y la transparencia ha aflorado algunos incumplimientos entre los que destacan la falta de formalización por escrito de los contratos ejecutados en el exterior.

Además, la informe también alerta de la insuficiente justificación de la emergencia en algunos contratos, la falta de constancia de los precios de las prestaciones contratadas, imposibilidad de verificar la adecuada ejecución del contrato o su recepción de conformidad y falta de formalización por escrito de los contratos ejecutados en el exterior.

Los incumplimientos más reiterados se han observado en la Conselleria de Sanidad, donde hasta en 30 expedientes no se ha podido verificar ni la "adecuada ejecución del contrato ni su recepción de conformidad, ni su liquidación, agravados en los casos en que se acuerdan pagos anticipados sin que posteriormente se acredite en el expediente que el contrato haya sido ejecutado de conformidad".

En relación con los pagos directos efectuados por la Conselleria de Sanidad, también podrían llegar a importes "muy significativos" los pagos directos a terceros por compras de productos de farmacia y material sanitario sin expediente de contratación como procedimiento generalmente utilizado por los departamentos de salud de la Comunitat.

Foto: INMA CABALLER

En general, el informe destaca que las cuentas de la Generalitat cumplen los principios contables y la normativa aplicable, con algunas excepciones y deficiencias que aparecen detalladas en los diferentes informes individuales. En su análisis, los auditores no han encontrado situaciones en las que puedan concurrir las características de la responsabilidad contable.

El informe de 2020 también dedica un volumen específico a las subvenciones y ayudas de la Generalitat con motivo de la pandemia. En este apartado, destacan incumplimientos y deficiencias destacan las convocatorias previas al estado de alarma sin que se justifiquen las razones por las que no se realizó una convocatoria pública, el bajo grado de ejecución, o la falta de aprobación del plan de control, algo que la Sindicatura considera "especialmente importante teniendo en cuenta el pago anticipado del 100% de la subvención". También se ha detectado acreditación inadecuada e insuficiente del procedimiento selectivo y ayudas aprobadas pendientes de imputación presupuestaria por varias causas.

Unas cuentas públicas con "grave desequilibrio"

En cuanto a la situación patrimonial de la Generalitat, el informe pinta un retrato similar al de ejercicios precedentes, marcado por la insuficiencia de recursos porque sigue pendiente la reforma de la financiación autonómica y el aumento sostenido del gasto y como consecuencia del déficit por insuficiencia de ingresos.

El hecho diferencial de 2020 han sido los ingresos adicionales del Estado para ayudar a las CCAA a luchar contra la pandemia, que en el caso de la Comunitat Valenciana alcanzaron los 1.485,6 millones de euros y le permitieron cerrar el ejercicio con un resultado prespuestario positivo de 552,1 millones de euros.

La reducción de déficit en 2020 se debe a la financiación adicional incondicionada recibida del Estado, por lo que la Sindicatura advierte de que persiste el riesgo de que el déficit vuelva a aumentar cuando desaparezca la financiación adicional incondicionada a partir de 2022, "déficit difícil de equilibrar con el actual sistema de financiación autonómica".

Foto: INMA CABALLER

En cualquier caso, las cuentas de la Generalitat siguen mostrando un grave desequilibrio. Al cierre de 2020, el patrimonio neto era negativo por valor de 36.219,8 millones como consecuencia de la acumulación de resultados negativos por la insuficiencia de recursos, con lo que no queda más remedio que recurrir al endeudamiento.

A pesar de no haberse modificado todavía el sistema de financiación autonómica los ingresos mejoran en los últimos cinco años fundamentalmente por el incremento de los ingresos por tributos cedidos y, particularmente en 2020, por el dinero recibido de los fondos covid. Por lo que se refiere a los gastos, desde 2026 a 2020 se han encadenado aumentos que, en el último año, están condicionados por la covid.L

La deuda financiera asciende a 52.449,2 millones de euros. De este importe, 41.931,3 millones de euros corresponden a las operaciones de crédito formalizadas con el Instituto de Crédito Oficial. El incremento experimentado durante 2020 se ha debido principalmente al aumento de las deudas con entidades de crédito (1.793,4 millones de euros) y a la deuda con el Estado por los mecanismos de financiación (1.298,8 millones de euros).

Por otro lado, la Sindicatura considera que la Generalitat no tiene suficientemente cubierto el riesgo derivado del "gran número" de procedimientos judiciales en curso de los que podrían derivarse responsabilidades. En concreto, llama la atención sobre la existencia de 61,4 millones de euros en pasivos contingentes no contabilizados.

Cucarella pide más previsión

En el acto de entrega del informe en Les Corts, Vicent Cucarella ha considerado "correctos" la mayoría de contratos de emergencia que realizó la Generalitat durante la pandemia, aunque ha pedido a Sanidad mayor previsión a la hora de contratar suministros.

Por su parte, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha destacado “el esfuerzo de la Generalitat para hacer frente a la pandemia de la Covid durante 2020 y especialmente en lo relacionado con el gasto educativo, social y, por supuesto sanitario”. Soler ha reiterado que la actuación económico-financiera de la Generalitat durante 2020 estuvo marcada y condicionada por la lucha contra la crisis socio-sanitaria y, por ello, se ha mostrado “satisfecho” de que el informe de la Sindicatura refleje “la prioridad que para el Consell fue el gasto sanitario, la defensa de los servicios públicos fundamentales y la protección de la ciudadanía con el incremento de gasto extraordinario que ello supuso”.

En concreto, según los datos de la Conselleria de Hacienda, a fecha 31 de diciembre de 2020 la factura de la Covid superaba los 1.213,2 millones de euros.

Por otr lado, como resulta habitual en sus informes, el síndic denuncia la "discriminación histórica" que supone para la Comunitat Valenciana el retraso en la reforma del sistema de financiación y, aunque considera positivo que el Ministerio de Hacienda esté dando los primeros pasos, insiste en que la Comunitat Valenciana debe seguir exigiendo un resarcimiento de la parte de la deuda acumulada durante los últimos años a causa de la infrafinanciación.

Además, considera que debería implantarse de inmediato un mecanismo transitorio que resuelva dicha infrafinanciación durante el tiempo que transcurra hasta que se apruebe el nuevo modelo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme