Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de octubre y se habla de carlos vidal-meliá pensiones pacto de toledo TOQUE DE QUEDA
GRUPO PLAZA

un centenar de efectivos de la helitransportada exigen la equiparación

La firma pública de bomberos mantiene diferencias salariales tras un año de vida

7/06/2020 - 

VALÈNCIA. Un centenar de empleados de la empresa pública valenciana de bomberos forestales y emergencias, con las siglas SGISE, continúan, más de un añó después de su creación, exigiendo la equiparación salarial con el resto de sus compañeros. Son los miembros de la sección helitransportada de la empresa y, según fuentes sindicales, la diferencia salarial con los otros compañeros, de media, asciende a unos 2.000 euros anuales.

La SGISE (Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios y Emergencias) nació a principios del año pasado con motivo de subrogarse las brigadas forestales que operaban en la Comunitat Valenciana en la empresa estatal Tragsa. Dependiente de la Generalitat Valenciana, y concretamente de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (Avsre), ostenta unos 900 empleados. Una novena parte, pues, siguen cobrando menos que el resto de bomberos forestales.

El motivo, según explican los sindicatos y también desde la propia firma pública, es que al crearse la empresa, continuaron vigentes tres convenios diferentes, y todavía no se han refundido en un sólo texto. Por ello, aún no se ha podido proceder a la equiparación. Un problema que la administración valenciana ya se comprometió a resolver cuanto antes en el momento de poner la primera piedra de la SGISE, pero que todavía no se ha podido sustanciar.

Es algo que no se puede solucionar de hoy para mañana, explican en la empresa, dado que los trámites que ha de seguir una empresa pública no son tan sencillos como en una empresa privada: la masa salarial para la empresa está incluida en unos presupuestos anules de la Generalitat Valenciana, y por ellos se rigen. El primer paso que piden desde los sindicatos es acabar de negociar un nuevo convenio que englobe a todos los empleados de la firma.

Es algo que se viene demandando desde hace tiempo. Ya en agosto, el sindicato SPPLB denunciaba que no era "normal esta demora" y la achacaban a "la pasividad de la administración valenciana". Ahora, el cuerpo de bomberos forestales se enfrenta a otra temporada de riesgo de incendios sin esta cuestión resuelta.

"Existe la voluntad", señalan en la empresa, donde admiten que se ha retrasado por múltiples cuestiones. Las conversaciones para consumar este trámite ya se estaban dando con las secciones sindicales, y por motivos de la pandemia de coronavirus, los plazos se han retrasado. Ahora, cuando se ha puesto en marcha la desescalada, se han retomado las reuniones con la dirección.

La empresa tiene nueva gerente, María Duart, que sustituye en el cargo a Baltasar Ortiz. El cambio responde a la necesidad de un nuevo perfil al frente de la compañía: mientras uno venía de la anterior Tragsa, conocía de cerca a los sindicatos y era requerido para los trámites de subrogación y construcción de la firma, con Duart se busca una figura más experimentada en la gestión empresarial.

Ahora bien, Ortiz queda como director ejecutivo, en un papel más técnico, y dicen en los sindicatos que las conversaciones para el nuevo convenio continuarán dándose con el exgerente. Hasta que no haya un nuevo convenio donde se recoja la equiparación salarial, un centenera de bomberos forestales continúan reclamando lo que consideran algo "lógico".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email