GRUPO PLAZA

los servicios municipales consideran cumplidas las metas fijadas para 2021

València supera su propio 'examen' interno de licencias pese a las críticas de los promotores

26/05/2022 - 

VALÈNCIA. Las concejalías que tramitan las licencias de obras y de actividades en València han superado satisfactoriamente el examen interno del Ayuntamiento. La evaluación de los objetivos anuales que realiza el consistorio cada año arroja que las metas fijadas por los departamentos de Urbanismo y Actividades para 2021 se cumplieron notablemente. Un análisis que contrasta con las críticas vertidas desde el sector de la construcción sobre la falta de agilidad en la tramitación de permisos municipales para nuevos edificios, obras y puesta en marcha de negocios.

Esta suerte de 'examen' interno se enmarca en el trabajo que lleva haciendo desde 2020 la concejalía de Personal, que dirige Luisa Notario, para puntuar los resultados de cada departamento municipal y motivar a los funcionarios. Así, cada concejalía se pone unos retos anuales cuyo cumplimiento evalúan más tarde. Y Urbanismo y Actividades aprobaron con relativamente buena nota el año pasado: 6,9 y 7,5 respectivamente

En primer lugar, la concejalía de Urbanismo, que dirige Sandra Gómez, encargada de tramitar las licencias urbanísticas de obra nueva. Sólo suspende en la pretendida mejora de los plazos para iniciar un expediente, cuyo período asciende a 19 días. Un tiempo que se considera demasiado, por lo que la concejalía ha obtenido una puntuación de 3 sobre 10 en este aspecto. Pero el resto de indicadores cuentan con buena puntuación.

Por ejemplo, uno de los propósitos anuales era agilizar la revisión de asuntos pendientes desde hacía más de cinco años: de media se revisaron 125 expedientes antiguos cada mes, una marca que otorga la máxima puntuación. Y por otro lado, también ha reducido en un 20% el plazo para cumplir tareas prioritarias y se han incrementado el número de informes por funcionario un 13%.

Foto: KIKE TABERNER

La otra concejalía involucrada es la de Actividades, que dirigida por Lucía Beamud, se encarga de la tramitación de los permisos para abrir nuevos negocios u obras en instalaciones existentes. Y ha obtenido la máxima puntuación en tramitación de expedientes antiguos, al haber archivado 463 expedientes el año pasado. También ha resultado exitoso el aumento de informes solicitados en el servicio, si bien se han reducido los informes realizados a petición de otros departamentos.

El sector... no opina lo mismo

Esta presumible mejora en la gestión municipal no ha calmado al sector, que ve cómo el plazo para obtener un permiso municipal puede alargarse más de un año, y en algunos casos dos o más. Una realidad bastante diferente a la que arrojan los informes de evaluación interna municipales. Sin ir más lejos, colegios profesionales, promotores y constructores se reunieron este martes con el alcalde, Joan Ribó, y las dos concejalas responsables, y el secretario del Colegio de Aparejadores, Federico Esteve, manifestó su preocupación por el todavía lento ritmo de concesión de licencias, que "perjudica a la sociedad, el emprendimiento y la economía valencianas".

Si bien es cierto que el atasco que había en 2015 se ha reducido muy notablemente -de 10.000 expedientes a 1.200-, los tiempos administrativos continúan siendo excesivos para el sector, que reclama reducir el período de concesión de licencia a varios meses. Y las medidas puestas en marcha por la administración para agilizar los trámites no parecen haber sido eficaces del todo. La Generalitat impulsó el uso de entidades colaboradoras, que certifican proyectos antes de que se presenten al consistorio para evitar demoras por las subsanaciones, pero apenas se han tramitado 40 proyectos con esta herramienta desde que está en marcha, desde hace dos años.

El consistorio trabaja en el proyecto RAYO para digitalizar el sistema de licencias, así como en la reforma de la ordenanza de obras y actividades, donde diferentes asociaciones empresariales propusieron diferentes iniciativas para mejorar la tramitación de permisos, como publicó Valencia Plaza. Pero son medidas a medio y largo plazo; "necesitamos soluciones a corto" plazo, dijo Esteve. Una de las propuestas del sector fue poner en marcha un portal de transparencia de licencias para poder consultar el estado de cada una de ellas.

Los 'exámenes' para motivar a los funcionarios

Las pruebas internas se realizan a todos los departamentos municipales y se enmarcan dentro de un sistema de recompensas del personal municipal, un sistema pionero en España diseñado por y para el Ayuntamiento de València y que emana de una filosofía muy simple: dentro de un mismo puesto de trabajo hay cinco escalones y subescalones, y a cada plaza se le fijan unas atribuciones concretas de competencias, conocimientos, experiencia, y formación. Así pues, para subir cada uno de los escalones dentro de tu puesto -sin ascensos jerárquicos- deberás superar una evaluación anual

En esta evaluación se tienen en cuenta varias cosas. Y uno de los criterios es precisamente el cumplimiento de los objetivos generales del Ayuntamiento y de cada concejalía, además de otros individuales, pero también se puntúa la profesionalidad del funcionario y su asistencia y desempeño del trabajo, la mejora de los servicios prestados, los conocimientos adquiridos e incluso la enseñanza de cada funcionario a otros menos experimentados.

Todo ello suma, cada año, para ascender en la escala horizontal, pero su incumplimiento también puede provocar un retroceso. Unos movimientos que se ven reflejados por otra parte en los salarios, pues se aplica una suerte de plus retributivo en función del grado que se haya alcanzado, y dependiendo también de la antigüedad y el grupo de titulación de cada uno de los empleados. Estamos hablando de pluses de entre 300 y 550 euros al mes aproximadamente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme