Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Sueca, El Perelló, l'Albufera y Almenara superan los 150 litros por metro cuadrado en horas

La 'gota fría' paraliza la Comunitat: carreteras cortadas, colegios y universidades cerradas...

Foto: KIKE TABERNER
19/10/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EP). La Comunitat Valenciana está paralizada. La gota fría ha cumplido las peores previsiones y ha confirmado que la alarma dada por las autoridades durante esta semana puede ser calificada como atinada. Poblaciones de las tres provincias, pero especialmente en Castellón y Valencia, vivieron este jueves diferentes episodios a causas de las lluvias torrenciales que colapsaron ciudades y pueblos. Filtraciones de agua en centros comerciales, árboles caídos, inundaciones de bajos, fueron episodios comunes de una jornada marcada por unas precipitaciones que se agudizaron con el paso de las horas.

La nómina de colegios cerrados es tan extensa que las autoridades anunciaron directamente los municipios donde no se podía dar clase este viernes. Ford Almussafes renunció a su turno de noche. También las universidades públicas tuvieron que bajar la persiana y este viernes las dos universidades públicas de València (la Universitat y la Politécnica) y la Universitat Jaume I de Castellón se han curado en salud y han suspendido las clases. En el caso de las universidades públicas de la capital, la información del cierre se anunció a través de las cuentas oficiales en Twitter de ambos centros. Ya durante el día, y atendiendo a la evolución del temporal prevista, la Biblioteca Central y la Casa del Alumno de la Politécnica adelantaron su hora de cierre.

Un dato que da fe del colapso que provocó la tempestad es que en el conjunto de la Comunitat Valenciana el teléfono de emergencias 112 había recibido 541 avisos relacionados con el temporal. No sólo eso. Las precipitaciones provocaron el desvío de dos aviones de València a Alicante, el cierre del puerto de Castellón, la Pista de Silla y otras carreteras cortadas, afecciones al tráfico de trenes de Cercanías y la inundación de la vía de una estación de Metrovalencia. Durante toda la jornada, efectivos de bomberos se habían desplegado para rescatar a los ocupantes de coches atrapados en Torrent, Nules, Benicarló, La Llosa, la Vall d'Uixó y Almenara e intervenir ante la acumulación de aguas en viviendas y caídas de árboles en la calzada.


Solo en Castellón de la Plana se habían registrado 60 incidencias hasta las 19.30 horas del jueves; la más destacada, la caída de un árbol en la Ronda Norte que había cortado dos carriles antes de ser retirado por los bomberos. También imbornales obstruidos, pequeñas inundaciones, balsas de agua en calzada y tapas de alcantarilla descolocadas. Todas las vías y caminos afectados en la ciudad han reabierto al tránsito.

Paralelamente, en València capital, entre las 14 y las 20 horas la Policía Local había atendido un total de 136 servicios: 93 por daños fortuitos por la lluvia, 15 por averías en semáforos, diez por accidentes sin víctimas y seis por obstáculos en la calzada, entre ellos el de un árbol caído sobre la avenida Blasco Ibáñez. Los bomberos del Ayuntamiento de València también se vieron obligados a intervenir en 24 incidencias: seis por inundaciones, cuatro por achiques en edificios y otros cuatro por ramas caídas en la calzada. A última hora del jueves y primera del viernes continuaba el despliegue por varias zonas de la ciudad.

Foto: KIKE TABERNER

En la provincia de Valencia, el Consorcio de Bomberos había recibido 75 avisos por lluvias, la mayoría en las comarcas de L'Horta Sud y Nord. Los efectivos habían intervenido en servicios como rescates de vehículos atrapados y casos urgentes de achiques de agua.

Carreteras cortadas en la noche del jueves

A primera hora de la noche del jueves, las carreteras cortadas en València eran la Pista de Silla en ambos sentidos, los pasos inferiores de la V-31 a la altura de Massanassa, la CV-414 entre Picassent y Torrent y los caminos del entorno del barranco Carraixet, de Bétera a Vinalesa. Los conductores debían circular con precaución en tramos de las CV-506 (Alzira), CV-525 (Algemesí-Alginet) y CV-563, en el acceso a la Llosa de Ranes desde la CV-41. 

Mientras, en la provincia de Castellón estaban cortadas al tráfico la CV-176 a la altura de Castell de Villamalefa, del kilómetro 4.700 al 5.720, y la CV-213 de Navajas a Algímia de Almonacid, a la altura de Matet en el kilómetro 15,050. La última en cerrar el tráfico fue la N-340, a la altura de Almenara, entre los kilómetros 941 y 952.

Puertos cerrados, aviones desviados, trenes…

Previamente, a lo largo de la jornada las lluvias habían provocado el cierre del puerto de Castellón —se encuentra en 'condición Charlie'— y el desvío de dos aviones de Ryanair al aeropuerto de Alicante que tenían previsto aterrizar en el aeropuerto de Manises.

El tráfico ferroviario también se ha visto afectado entre Almenara y Moncófar por las condiciones meteorológicas adversas de la zona. La circulación de la línea C3 de Cercanías Valencia estaba interrumpida entre las estaciones de Valencia FSL y Valencia Sant Isidre, por lo que Renfe había establecido transbordos por carretera entre ambas estaciones para los viajeros afectados.

Por su parte, en la provincia de Valencia Metrovalencia tuvo que declarar interrupciones en puntos de la Línea 1 durante la tarde y padeció la inundación de la vía desde la Font del Almager hasta Villanueva de Castellón, si bien se pudo restablecer el paso de los convoyes de toda la red a las nueve de la noche del viernes.

L’Albufera, la zona más afectada

Según las estimaciones del radar de Valencia, la zona con mayor precipitación acumulada en la provincia fue el entorno del parque natural de L'Albufera, entre las localidades de Catarroja, Silla, Almussafes, Sollana y Les Palmeres. Tras el paso del temporal por València, la zona de más intensidad de precipitación continuó su movimiento hacia el norte, en la provincia de Castellón, que seguirá en aviso rojo (riesgo extremo) este viernes. La alerta bajará a naranja (importante) en Valencia y a verde (sin riesgo) en Alicante.

El fuerte temporal trajo consigo un descenso acusado de las temperaturas máximas registradas en la Comunitat Valenciana donde se registraron bajadas de hasta ocho grados, como fue el caso de los 17 que se marcaron en Manises tras los 25 del día anterior. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en la provincia de Castellón se midieron 11 grados en Castellfort mientras que en Valencia se contabilizaron 15 grados en Utiel. En la provincia de Alicante las bajadas fueron más ligeras, entre uno y tres grados.

Pero sobre todo las cantidades de lluvia acumuladas en las primeras horas del episodio de gota fría fueron muy superiores a las habituales, por encima de los 150 litros por metro cuadrado en apenas unas horas en Sueca, El Perelló, espacios como l’Albufera de València o en Almenara. En esta última localidad la gota fría dejó 164 litros por metro cuadrado en apenas tres horas y media. Desde el año 2000, según el balance de la Aemet, no llovía en este municipio tanto en menos de un día.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email