X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el pleno aprueba la comparecencia de ribó para explicar el fraude

La oposición pasa a la ofensiva en el caso de la EMT de València y anuncia una cascada de acciones

18/10/2019 - 

VALÈNCIA. El pleno de este jueves fue el primero que se convocaba de forma extraordinaria a petición de la oposición este mandato. Llegó pronto, cuatro meses después de las elecciones, y motivado por el escándalo derivado de la estafa de cuatro millones perpetrada contra la EMT de Valencia que dirige el edil Giuseppe Grezzi. Ni la sesión plenaria, ni su prólogo ni su epílogo estuvieron faltos de exigencias, reproches y anuncios varios por parte de la oposición, que descargó buena parte de su arsenal en lo referente a este caso.

La crisis de gobierno anunciada por el vicealcalde y edil de Compromís, Sergi Campillo, fue una de las circunstancias que aprovecharon los partidos de la oposición, PP y Ciudadanos especialmente, para atacar al gobierno municipal y profundizar en las diferencias entre PSPV y Compromís. De hecho, ante la inestabilidad confesada en el equipo de gobierno, la portavoz del PP, María José Català, aseguró que no se descarta la presentación de una moción de censura en el consistorio. 

Una postura que más tarde respaldó el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, al mismo tiempo que incitaba al PSPV a abandonar el equipo de gobierno, ofreciendo a los socialistas "sus 70.000 votos y seis concejales" para "quitar del Ayuntamiento a los nacionalistas, Ribó y Grezzi". "Si el PSPV tiene un problema con Compromís, aquí está Cs para apoyar al PSPV", dijo.

Fernando Giner en una intervención. Foto: EDUARDO MANZANA.

Pero más allá de construir por el momento castillos en el aire, también la oposición coincidió en exigir la dimisión o el cese del presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, como máximo responsable de la empresa cuando sufrió el fraude. Así, los populares anunciaron que "la tormenta política creada por este fraude no va a pasar sin más" y solicitaron el cese "inmediato" del presidente. 

De hecho, ofreció los votos del Partido Popular para apoyar más adelante un cambio en la presidencia en favor del PSPV, socio de gobierno de Compromís. El planteamiento también fue asumido por el grupo municipal de Ciudadanos. Tanto en la formación naranja como en el PP se ha estado pidiendo la dimisión de Grezzi en las últimas jornadas como presidente de la empresa municipal. Ciudadanos, por su parte, ya ha puesto sobre la mesa que presentará en el próximo pleno la petición de cese también como concejal de Movilidad Sostenible de València por su "gestión temeraria" en la EMT.

Para Vicente Montáñez, concejal de Vox, criticó duramente al gobierno municipal y concretamente al alcalde Joan Ribó porque "siendo consciente desde el día 23 de septiembre de que estos hechos habían ocurrido, era su obligación haber comparecido para dar explicaciones, o bien en la junta de portavoces, o en el pleno de aquella misma semana". El edil de Vox, que portaba una camiseta crítica contra Grezzi y el fraude, criticó la falta de transparencia en la gestión del caso de la EMT: "La transparencia brilla por su ausencia", sentenció.

Vicente Montáñez. Foto: EDUARDO MANZANA.

El PP se personará en el caso y Cs cuestiona la legalidad del contrato del gerente en 2015

La estafa de cuatro millones ya se investiga en el juzgado de Instrucción número 18 de València, aunque ciertamente se desconoce el desarrollo de la investigación judicial. Así, este jueves Català también anunció que su partido se personará en el procedimiento abierto. La popular aludió a la falta de transparencia en la comisión de investigación abierta en el seno de la EMT como motivo para acudir a los juzgados.

"No nos fiamos del gobierno del Ayuntamiento y queremos tener acceso a toda la información", subrayó Català. Este mismo viernes por la mañana, el PP ha convocado a los medios en la Ciudad de la Justicia para dar cuenta de la personación.

Fernando Giner antes del pleno. Foto: EDUARDO MANZANA.

Por su parte, Ciudadanos también anunció otra acción. En este caso, Fernando Giner afirmó que su grupo pedirá próximamente al secretario municipal un informe sobre el contrato del gerente de la EMT, Josep Enric García, suscrito en 2015. Según la formación naranja, una de las cláusulas de dicho contrato laboral, que permitía la compatibilidad con otra empresa, tiene visos de irregularidad. Por ello, solicitarán las consideraciones del secretario del Ayuntamiento para que ponga luz sobre el caso.

Una directiva que firmaba estando de baja

El pleno extraordinario aportó por sorpresa algo de luz para comprender cómo funcionaba el equipo directivo cuando se produjo el fraude de cuatro millones- Y es que el presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, declaró en el hemiciclo que la jefa de Gestión, María Rayón, mantenía la función de la firma digital pese a encontrarse de baja maternal.

Cabe recordar que Rayón había sido informada el 17 de septiembre mediante correo electrónico de los pagos irregulares del fraude de la EMT, una semana antes de que la empresa se percatara del fraude. Según Grezzi, Rayón "no respondió al mail del 17 de septiembre, pero mantenía la tarea de firmar online las transferencias porque -la cuenta- está vinculada al DNI". Unas declaraciones que sorprendieron a todos los asistentes dadas las circunstancias.

Giuseppe Grezzi. Foto: EDUARDO MANZANA.

El edil de Movilidad se explicó más tarde y añadió que esto era así porque la empleada lo había solicitado para "no paralizar la empresa" cuando ella no estuviese. Unas explicaciones que no han servido ni a la oposición, y tampoco a sus socios de gobierno, el PSPV. De hecho, el concejal socialista Ramón Vilar dijo desconocer este extremo: "Sabíamos que tenía la firma lo que ignorábamos es que estando de baja, firmaba".

"A Grezzi se le ha escapado que -la responsable de Gestión- mientras estaba de baja firmaba determinadas operaciones", resaltó la portavoz del PP, Catalá, al tiempo que pidió al edil que dijera "claramente" si esta empleada había firmado o no operaciones de tesorería. "Dígalo claramente y no se someta a más ridículo", le espetó la popular.


Catalá agregó que si esta trabajadora firmaba asuntos como transferencias "no se entiende por qué no leía los correos". "Nadie la sustituye pero firmaba acciones de tesorería", agregó al respecto, además de anunciar que su grupo trasladará estos asuntos a la Inspección de Trabajo por incumplir la normativa laboral. "Una persona de baja laboral está de baja laboral. Es incoherente pensar que no lee correos y hace operaciones de tesorería", insistió al respecto.

Fernando Giner, de Ciudadanos, acusó a Grezzi de haber reconocido "el descontrol que vive la EMT", que ha "propiciado que  una trabajadora de baja por maternidad firmara transferencias". "No sabemos si la intención de Grezzi es hacer caer a una trabajadora más de la EMT, que ya sería la segunda, antes de admitir su responsabilidad y la de su equipo directivo", manifestí el portavoz naranja, que anunció también que pondrá en conocimiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social “el reconocimiento de esta irregularidad por parte de Grezzi”.

Ribó comparecerá en el pleno por el fraude

El pleno aprobó por unanimidad la comparecencia del alcalde, Joan Ribó, en el próximo pleno ordinario para dar cuenta de lo sucedido en la EMT durante el fraude de cuatro millones de euros. El primer edil confirmaba en el debate que el gobierno votaría a favor de esta exigencia de la oposición, aunque se refirió al fraude de la EMT para reafirmar su "confianza plena" en el presidente de la compañía, el concejal de Movilidad Giuseppe Grezzi, y el gerente, Josep Enric García.

El alcalde dijo que "desde el primer momento" han actuado con "transparencia" y le han hecho llegar "toda la información de que disponían", y aseguró que la "transparencia" para abordar el fraude se constata en la decisión de crear "de manera inmediata" una comisión de trabajo en la EMT para investigar lo sucedido.

Joan Ribó. Foto: EDUARDO MANZANA.

Habrá nuevos protocolos de gasto, pese a que no habían fallado según la EMT

El consistorio también aprobó una moción presentada por el gobierno como alternativa a una de la oposición que rezaba que los órganos técnicos del Ayuntamiento deberán realizar una propuesta para "establecer protocolos de obligado cumplimiento en todos los organismos municipales, relativos a metodologías y responsabilidades en cuanto a autorización de gastos, ordenación de pagos, firmas mancomunadas, arqueos de caja, conciliaciones bancarias, etcétera".

Una propuesta que deberá ser aprobada por la Junta de Gobierno Local y que significará la implementación de todos estos sistemas de seguridad en el pago y el control del gasto. Una renovación cuya necesidad no tendría sentido, dado que según la EMT, estos protocolos no fallaron, sino que fueron desobedecidos por la empleada despedida.

Asimismo, la propuesta recogía la realización de una auditoría de seguridad sobre los sistemas informáticos y sus posibles vulnerabilidades, algo que exigían en la oposición. Así, se establecerán planes de responsabilidad penal de los diferentes organismos del Ayuntamiento mediante el llamado compliance penal. Unos planes que serán de obligada aplicación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email