GRUPO PLAZA

los días 30 y 31 de marzo

La Sala SGAE proyecta dos clásicos del terror español de los 70 

Se trata de ‘Pánico en el Transiberiano’ de Eugenio Martín y de ‘No profanar el sueño de los muertos’, de Jorge Grau

29/03/2021 - 

VALÈNCIA. Alzadas a la categoría de películas de culto para los aficionados al género de terror, Pánico en el Transiberiano, de Eugenio Martín, y No profanar el sueño de los muertos, de Jorge Grau, son dos cimas del cine español de los 70 que en su estreno arrasaron en taquilla y aún hoy siguen siendo reivindicados con honores en festivales y ciclos de todo el mundo dedicados a la fantasía y el horror. Ambos largometrajes, de hecho, se podrán revisar y disfrutar esta semana, en la pantalla de la Sala SGAE Centre Cultural de Valencia (Blanquerías, 6), en el marco de la muestra de largometrajes Fantaterror!.

El martes 30 de marzo se proyectará Pánico en el Transiberiano (1972) y el miércoles 31 No profanar el sueño de los muertos (1974). Será a las 18 horas, presentadas por Javier Caro (coordinador del ciclo y redactor jefe de la revista digital La batidora cultural). La entrada es gratuita, pero, atendiendo al protocolo contra la covid-19, el aforo de la sala se ha reducido a 50 butacas y es imprescindible confirmar asistencia.

Este ciclo de cine clásico de terror español es una iniciativa de la Fundación SGAE, desarrollada a través de su Consejo Territorial de la Comunidad Valenciana, que pretende homenajear el fenómeno cinematográfico del Fantaterror, etiqueta que, especialmente en las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo, alcanzó gran notoriedad y repercusión comercial tanto en nuestro país como en el circuito internacional. La muestra se inauguró el pasado 23 de marzo con el documental ¡Zarpazos! Un viaje por el spanish horror, de Víctor Matellano. El 25 de marzo le tocó el turno a La marca del hombre lobo, de Enrique Eguiluz, y, tras los títulos que se ofrecerán esta semana, se completará con dos joyas del cine de terror de los 80: Mil gritos tiene la noche, del valenciano Juan Piquer, y Angustia, una sorprendente y singular producción en la filmografía del barcelonés Bigas Luna.

'Pánico en el Transiberiano'

A partir de un argumento del dramaturgo norteamericano Arnaud d’Useeau, el cineasta ceutí Eugenio Martín escribió y dirigió la película Pánico en el Transiberiano. Se presentó en 1972 en la V Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Sitges, donde se alzó con el Premio al Mejor Guion, y el Círculo de Escritores Cinematográficos le concedió la Medalla a la Mejor Ambientación. Desde su estreno, la película fue vista por más de 750 mil espectadores y alcanzó una recaudación de casi 27 millones de pesetas (160.000 euros).

'Pánico en el Transiberiano'

Conocida en el mercado internacional con el título de Horror Express, esta ambiciosa producción contó en lo alto de su reparto con dos figuras de primer orden del celuloide: los británicos Christopher Lee y Peter Cushing, quienes compartieron créditos en más de una veintena de títulos legendarios del género de terror. Junto a ellos están el argentino Alberto de Mendoza, la alemana Helga Liné, el norteamericano Telly Savalas o la española Silvia Tortosa. En la cinta, un viaje a bordo del Transiberiano, que transporta el cuerpo de un antropoide descubierto por un científico inglés en Manchuria, dará pie a inquietantes intrigas y una sucesión de muertes truculentas. “Fue una tan excéntrica como distinguida muestra de ese llamado terror de pipas que hacía furor en los cines de barrio patrios, a la vez que, en otros territorios más sensibles a la poética del cine popular, sentaba las bases de un seguimiento de culto que aún hoy sigue vigente (…) Su toque de distinción estaba en su casi irracional sentido del exceso, en su energía casi imprudente, en esas dosis de locura (y confusión) que el cine de la Hammer jamás se hubiese permitido”, escribió el crítico Jordi Costa en El País.

'No profanar el sueño de los muertos'

Escrita por Juan Cobos, Miguel Rubio, Sandro Continenza y Marcello Coscia, y dirigida por Jorge Grau, No profanar el sueño de los muertos es considerada una obra maestra del cine de zombies. De hecho, el realizador catalán recibió el encargo del productor italiano Edmondo Amati de firmar una revisión de La noche de los muertos vivientes de George A. Romero. Fue un rotundo éxito, tanto en España (donde sumó más de 300 mil espectadores y una recaudación de casi 17 millones de pesetas o, en euros, más de 101 mil) como en el extranjero, donde se la conoce como la película de los mil títulos: Non si debe profanare il sonno dei morti, The living dead at Manchester Morgue, Let the sleeping corpses lie o Invasion der zombis son algunos de ellos.

Jorge Grau recibió la Medalla al Mejor Director del Círculo de Escritores Cinematográficos y el jurado del VII Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Sitges, por su parte, distinguió el largometraje con los premios a los Mejores Efectos Especiales y a la Mejor Actriz (Cristina Galbó). El reparto incluyó también al norteamericano Arthur Kennedy y al italiano Raymond Lovelock, entre otros. No profanar el sueño de los muertos se desarrolla en Manchester, donde los cadáveres de una morgue vuelven a la vida a consecuencia de un experimento del gobierno para combatir con ultrasonidos la contaminación. La película incluye guiños al antiautoritarismo y la ecología, temas inéditos hasta ese momento en este tipo de cine.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email