GRUPO PLAZA

el lunes fue elegida responsable local del partido y el martes se presentó como alcaldable

Los dos días frenéticos de Gemma Alós: secretaria general del PSPV en Alzira y candidata a la alcaldía 

21/09/2022 - 

VALÈNCIA. El PSPV de Alzira ha taponado sus heridas in extremis. Después de meses retrasando la asamblea de afiliados -aplazada en abril por un fallo de formas- este lunes la ha celebrado y ha escogido a Gemma Alós secretaria general. Solamente un día después, en el último de plazo para aspirantes socialistas a alcaldías de municipios con más de 20.000 habitantes, la periodista alzireña ha presentado también su candidatura a encabezar la lista municipal de su formación. En dos jornadas frenéticas se ha convertido en máxima responsable del socialismo local y en su candidata a la vara de mando.

Los desencuentros del PSPV en Alzira suman décadas de historia. No obstante, para resumir los últimos acontecimientos, cabe destacar que la asamblea para elegir la nueva dirección local no se celebró el 9 de abril debido a una impugnación, aduciendo que no había sido comunicada por el conducto oficial -correo electrónico- la cita, lo que provocó su anulación.

Ante esta tesitura, las ejecutivas comarcal y autonómica decidieron involucrarse de pleno para atajar la disputa que se estaba enconando entre las dos candidaturas que aspiraban a la secretaría general: la encabezada por Adrià Sarria, respaldado por la secretaria general, Isabel Aguilar, y la crítica de Gemma Alós. 

Enfrentamiento enconado

Los intentos de pacto no fructificaron en mayo, mes en el que el Comité Ejecutivo del PSPV autonómico pensaba volver a convocar la asamblea. Entonces empezó a cobrar fuerza la creación de una gestora, idea que la dirección socialista fue descartando mientras, en la sombra, buscaban fórmulas de acuerdo que aplacaran la confrontación. El problema ya no lo constituía dirigir la secretaría general. A meses ya de las elecciones de mayo de 2023 el verdadero reto socialista consistía en presentar una candidatura a la alcaldía más o menos homogénea y que no partiera de una imposición o de coser pedazos inconexos.

De hecho, en Alzira parte ya de mínimos al quedarse en 2019, en el mejor momento de la marca PSOE en la última década, en unos paupérrimos tres concejales frente a los nueve, por ejemplo, de Compromís, con Diego Gómez como alcalde.

Por ese motivo, como explica la propia Gemma Alós, "había que hacer volver las aguas a su cauce y centrarnos en la campaña por la alcaldía, que vamos a tratar de ganar". Para ello, esta periodista que estudió su titulación en la Universidad de Sevilla y se afilió al partido que dirige Pedro Sánchez en la localidad de Dos Hermanas, llegó a un acuerdo "tranquilo", evitando de nuevo la confrontación, con la anterior secretaria general, Isabel Aguilar. 

Candidata el último día

Pactaron una lista conjunta, con Alós al frente, que ratificó por unanimidad la agrupación el pasado lunes. Y este mismo martes -último día de plazo establecido por el reglamento socialista a nivel nacional- la nueva secretaria general se ha postulado oficialmente como candidata a la alcaldía de su municipio.

Es consciente de la complejidad del reto al que se enfrenta. Para afrontarlo se fija, tal como explica a Valencia Plaza, como primer objetivo "recuperar el contacto perdido con el electorado. Fuimos el partido de referencia de la izquierda durante muchos años y hemos de volver a serlo. Para conseguirlo tenemos que pisar mucho la calle y estar en todos los ámbitos de la sociedad. Debemos crecer y escuchar. La autocrítica resulta evidente. En las últimas elecciones coincidieron locales y europeas y el partido sacó en Alzira mucho mejor resultado en estas últimas".

Nacida en la capital de la Ribera Alta, residente durante muchos años en la provincia de Sevilla y retornada como militante socialista en 2017, confía, con su experiencia de concejal en este último mandato, en que "volveremos a conectar con mucha clase media y empresariado que nos dejó de respaldar. Resulta básico para ganar las elecciones".

La labor de Arques

Esa línea, la de arrebatar la alcaldía de Alzira a Compromís, ha guiado la labor en la sombra durante estos últimos meses del secretario general comarcal, Carles Arques. para restañar heridas. "Ha valido la pena. Lo importante al final es presentar la mejor opción en el municipio y hacerlo desde la unidad", señala Arques, que aspira a sumar la capital al listado de 19 de los 36 municipios de la comarca en los que en la actualidad ostenta la vara de mando el PSPV.

"El gran reto lo constituye Alzira", sentencia. Para ello tendrán que superar al actual primer edil, Diego Gómez, que todavía no se ha pronunciado sobre si optara a la reelección (previsiblemente lo hará). Y también deberán batir a un Partido Popular en ascenso en las encuestas.





Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme