Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

los locales con programación habitual no se consideran eventos multitudinarios

Los espacios culturales podrán funcionar sin tener que pedir una autorización especial a Sanidad

3/09/2020 - 

VALÈNCIA. Confirmado: la cultura no es un botellón. Así lo ha 'determinado' una nota remitida el pasado día 1 de septiembre por la Conselleria de Sanitat, que tras conversaciones con la Secretaria Autonómica de Cultura y el departamento de Turismo, además de con el sector privado, se ha estado trabajando en definir la especificidad de la cultura en las limitaciones y protocolos que marca la administración en esta crisis sanitaria. 

En un informe que clarifica la situación de los espacios culturales a partir de la resolución del 17 de agosto que obligaba a cualquier acto de más de 400 personas a pedir una autorización por cada espectáculo para que se quisiera desarrollar, Sanidad confirma que "no tendrán consideración de eventos y actividades multitudinarias aquellos actos culturales incluidos en la programación ordinaria, habitual de los locales y establecimientos culturales y artísticos como los teatros, cines, auditorios de música, centros culturales, salas de concierto, salas de exposiciones, salas de conferencias y otros espacios de naturaleza análoga la actividad ordinaria de la cual sea cultural y que cuenten con protocolos suficientes para el desarrollo de su actividad".

En el caso de las salas y espacios multiusos, tendrán que elaborar y presentar un plan de actuación que incluya la adopción de medidas de prevención y control aplicable a toda su programación. De esta manera, la Conselleria reconoce la especificidad de la cultura y los protocolos aplicados por cada local, como el control de aforo y de distancia social habitual como suficientes para probar que son seguros.

Esto es un balón de oxígeno a los espacios con grandes aforos porque les otorgan seguridad jurídica ante posibles cancelaciones abruptas y con poca antelación, como se pudo dar la semana pasada en Sagunt a Escena. En este sentido, toca hablar de las excepciones, y el festival de teatro sería una de ellas: al ser un festival puntual y no formar parte de una programación habitual, el certamen organizado por el Institut Valencià de Cultura tendría que seguir pidiendo la autorización para los espectáculos de más de 400 personas (finalmente, el festival ha decidido reducir el aforo a esa cifra para saltarse esa petición y evitar así su denegación).

La delegación de Cultura, capitaneada por Raquel Tamarit, en una reunión con la Secretaria autonòmica de Salut Pública i del Sistema Sanitari Públic, Isaura Navarro.

La otra excepción es que esta medida ahora mismo entra en conflicto con regulaciones más restrictivas en ciertas localidades. Es el caso de València, donde las salas de música no pueden abrir por su tipo de licencia. Mientras las medidas cautelares y concretas para la ciudad no se levanten, los locales no se podrán beneficiar de esta orden. A partir de entonces, las medidas serán las mismas que las de la desescalada: nada de bailes, 75% de aforo, mascarilla obligatoria...

En todo caso, este informe, que no trata tanto de rectificar como de aclarar la naturaleza concreta de los espacios culturales, es un paso adelante para que estos tengan una legislación concreta y separada del ocio, y se puedan adoptar medidas que, por una parte, se adapten mejor a la naturaleza de lo que sucede en estos locales sin aplicar medidas que resulten excesivas. Tanto Cultura como Sanidad siguen buscando caminar y  avanzar en este sentido.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email