Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El alumnado de 2º de bachillerato no da clases todos los días

Las familias y la dirección del Luis Vives acuerdan buscar juntos soluciones a la semipresencialidad

23/10/2020 - 

VALÈNCIA. Las familias del alumnado de 2º de Bachillerato del IES Luis Vives junto a la dirección del centro acordaron este jueves en una reunión buscar soluciones en conjunto para solucionar la falta de clases diarias que afectan a los seis grupos del curso diurno, según explica un padre a Valencia Plaza.

Desde el inicio del curso y a causa de las medidas de seguridad ante la covid aplicadas por el instituto en base al protocolo de la Conselleria de Educación, el estudiantado de Bachiller acude a clases presenciales de manera alterna sin contar con docencia telemática los días que se quedan en casa. Un problema por el que durante estas dos últimas semanas se han estado movilizando a causa de la falta de soluciones del IES frente a una situación que les conlleva a afrontar las pruebas EBAU sin haber dado la misma cantidad de temario que el resto de jóvenes de otros centro educativos.

En la reunión, las familias presentaron al equipo directivo la Alternativa ET (Entre Totes) realizada por ellas mismas y mediante la que aportaro una solución "sencilla y sin grandes cambios al centro" para garantizar la docencia completa a sus hijos e hijas. En concreto, este documento recoge propuestas, en función a la información recogida sobre las aulas y los diferentes horarios, que consisten en, por ejemplo, analizar en qué aulas caben todos los alumnos sin las particiones realizadas o en habilitar el espacio de la biblioteca "primando siempre la seguridad y cumpliendo con la normativa".

Ante estos planteamientos, la dirección del IES decidió estudiar a lo largo de los próximos días las alternativas expuestas con el objetivo de buscar soluciones a la queja de la semipresencialidad tanto de los alumnos y alumnas como de sus familias. La respuesta al respecto se dará el martes, tal y como subrayó el padre a este diario.

Alumnos y alumnas del IES Luis Vives durante la huelga. Foto: EVA MÁÑEZ

Un acuerdo que se da ocho días después de que las familias del alumnado presentaran al centro el derecho de petición dadas las explicaciones de este respecto a la imposibilidad de adaptar algunos espacios para acoger a más estudiantes o empezar a hacerlo. Todo ello, con la finalidad de ver qué técnicos son los que han analizado las condiciones de las salas, ya que "si algunas fueran ciertas el instituto habría que cerrarlo", subraya el padre. Este recibo se ha de acusar en diez días y responder dentro de un plazo de tres meses.

De esta manera, el hombre comenta que este martes visitaron el instituto la Directora Territorial, Carmina Valiente, junto con la inspectora correspondiente que pasó por las aulas de 2º de Bachillerato y preguntó por el número de estudiantes. A su vez, también informa de que acudieron al Luis Vives dos o tres arquitectos y técnicos de parte también de la Conselleria. "Uno de ellos era de patrimonio para analizar como puede afectar el uso de la Iglesia del centro como espacio propuesto para dar clases", matiza.

Este miércoles, además, los padres y las madres tuvieron las primeras reuniones con los tutores de grupo de forma telemática. Según el padre, cada profesor ha adaptado diferentes formas de metodología para sus clases. Unas metodologías que van desde dar clases de forma telemática con medios propios hasta eliminar partes de la materia dada la velocidad de las clase para que los alumnos lo den en sus casas.

La movilización se expande a 1º de Bachillerato

Esta queja respecto a la semipresencialidad también se ha trasladado al alumnado y familias de 1º de Bachillerato del centro, quienes comenzaron este miércoles a movilizarse con el mismo objetivo que los de un año más: poder ir dar clase todos los días de cara a unas pruebas EBAU en las que se compite contra otros institutos que tienen una presencialidad completa, según explica un padre del curso a este periódico.

Alumnos y alumnas del IES Luis Vives durante la huelga. Foto: EVA MÁÑEZ

"Nosotros ahora estamos empezando a hacerlo porque tal y como va el curso va a ser un desastre como el año pasado. No queremos que vuelva a ocurrir lo mismo", comenta. Esto se debe a que en los resultados de selectividad del curso 2019-2020, el instituto bajó 128 puestos y redujo su nota media en 0,47 cuando la de la Comunidad subió en 0,4.

El padre, a su vez, informa de que todos los familiares estuvieron de acuerdo este miércoles en la reunión con la tutora en buscar una solución sin que se produzca un conflicto con el centro o los profesores, puesto que a la hora de la EBAU se va a notar "mucho" la diferencia en comparación con otros institutos.

Por este motivo, loa padres y madres buscan hablar con el AMPA para ver si se pueden buscar soluciones como la instalación de carpas o la habilitación del gimnasio, propuestas ya expuestas por los de 2º de Bachillerato. No obstante, se encuentran a la espera de ver si el próximo martes se proponen algunas por parte de la dirección del IES. "Si no hay soluciones ese día no queremos dejarlo, ya que estamos bastante movilizados y hablaremos con quien sea para que dé una solución. La educación es algo muy importante", concluye el padre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email