GRUPO PLAZA

desde aerte no ven viable el modelo

Más ratio de personal y centros más pequeños, así se perfila el nuevo modelo de residencias

11/04/2022 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Igualdad está en fase de modificar el modelo sociosanitaria de la Comunitat Valenciana para adaptarlo a los nuevos modelos. Una cuestión que llevará a cabo a partir del decreto de tipologías, uno de los textos que permite el desarrollo normativo de la ley valenciana de Servicios Sociales Inclusivos, y que permitirá derogar hasta 15 normativas, algunas de las cuales no se actualizaban desde hacía 20 años. "La antigüedad de estas normas supone que muchos recursos de servicios sociales se encontraran con ratios tremendamente desactualizadas y que no tienen en cuenta los perfiles actuales de las personas usuarias", explican desde Igualdad. 

Una cuestión que les ha llevado a plantear un aumento de los ratios de personal y centros más pequeños, para realizar una atención personalizada. En el caso de las residencias para personas mayores, el decreto aspira a consolidar un modelo centrado en la persona y con recursos los más parecidos a un hogar, que desde Igualdad ya han aplicado a nuevas obras proyectadas o puestas en marcha, como las obras del Pla Convivint de Infraestructuras Sociales o en edificios ya en marcha como la Residencia Lledó de Castelló.

El decreto reforzará los perfiles profesionales en aquellos ámbitos que Igualdad ha considerado necesarios. Por ejemplo el decreto de tipologías refuerza la figura profesional de la enfermera o el enfermero, ya que solamente en los centros residenciales y de atención diurna de personas mayores y de personas con diversidad funcional se van a incrementar en 469 el número de profesionales de este ámbito que estarán a jornada completa, respecto a la legislación vigente actualmente. 

No obstante, desde Aerte, la patronal de las empresas residenciales, consideran que ésta no es la vía. "El sector tiene claro que hay que evitar sanitarizar los centros de servicios sociales, precisamente lo que hay que hacer es asegurar la atención sanitaria desde la Consellería de Sanidad, gran déficit de la pandemia. Creemos que se puede mantener el sistema actual que apoya a primaria en el seguimiento de la enfermedad crónica pero no aumentando el personal sanitario. Además de donde vamos a sacar este personal con la dificultad para contratar", destacan Jose María Toro, presidente de la patronal. 

Aplicar los aprendizajes adquiridos por la covid

Otro de los aspectos por los que se ha decidido impulsar el decreto es la necesidad de aplicar todos los aprendizajes adquiridos durante la pandemia por covid que, según señalan desde la conselleria de Mónica Oltra, ha venido a ratificar la necesidad de un cambio de modelo que la vicepresidencia ya estaba trabajando desde la pasada legislatura. Entre éstas se encuentran el impulso de la autonomía personal reforzando la ayuda a domicilio y los recursos de atención diurna, modelos convivenciales similares a un hogar y atención a los perfiles de las nuevas personas usuarias, con un mayor grado de dependencia.

Por otro lado, el decreto mejora los ratios blindando y aumentando la calidad en la atención. En las residencias de mayores con 100 plazas, la ratio de atención directa pasa de 27 profesionales cada 100 plazas hasta los 59 de un centro autorizado. Sin, embargo, desde Aerte señalan que no se han establecido estos ratios con evidencias científicas ni de eficacia.  En los centros de día, de 5 plazas, los ratios de atención directa están cerca de triplicarse (de 6 a 16,5 profesionales). 

Mientras, los auxiliares de enfermería pasan de 4 a 15 y se introduce la figura del enfermero o enfermera. Por otro lado, se limitan a 100 plazas las residencias para personas mayores y se establece la obligatoriedad de que estén articuladas en unidades de convivencia. En este sentido, Toro señala que los centros por unidades son más viables con una capacidad cercana a 125- 150 plazas. En todo caso, Igualdad plantea un modelo centrado en la persona, con capacidad de decisión. 

Mejora de espacios para ejercicio físico y ocio

Por otro lado, se mejoran los espacios de atención con disponibilidad de espacios al exterior para ejercicio físico y ocio en las residencias y centros, con más metros cuadrados por usuario. Se plantean 50 metros cuadrados, como mínimo, lo que supone que una residencia de 100 plazas requerirá unos 5.000 metros cuadrados. También se marcan mejoras en las condiciones de accesibilidad, entornos menos institucionalizados y más parecidos a un hogar. 

También se establecen habitaciones con preparación y acompañamiento a la muerte, garantizando que ésta se produzca en situaciones dignas y facilitando la hospitalización domiciliaria. En todo caso, desde Igualdad señalan que la aplicación del decreto se hará con el máximo respeto a los centros que ya existen. En este sentido, los espacios de los centros ya autorizados no deberán efectuar cambios salvo casos en que se aborde una reforma sustancial, en cuyo caso deberá hacerse cumpliendo la nueva normativa.

Por otro lado, señalan que la adaptación de las instalaciones (por ejemplo una alarma o avisador) y los equipamientos (por ejemplo un nuevo tipo de butaca) será progresivo y cuando varíen los perfiles profesionales, se respetarán las plantillas actuales. Desde Aerte, señalan que estos nuevos requisitos están desviando proyectos de inversión a otras comunidades autónomas. "Se ha desincentivado la inversión. Todos entendíamos que iban a cambiar determinados requisitos para mejorar pero han sido excesivos e insostenibles", apuntan. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme