Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Los osos están sueltos en las bolsas

18/03/2020 - 

VALÈNCIA. La definición técnica dice que las bolsas entran en un mercado bajista (mercado de 'osos') cuando los índices caen un 20% o más desde su nivel más alto. Con los acontecimientos de las últimas semanas estamos por tanto rozando un tal escenario. La fuerza de la caída nos ha sorprendido a todos -y el evento que lo ha provocado es tan complejo-, que probablemente no haga cambiar la situación de un día a otro ya que las emociones de los inversores siguen al rojo vivo.

Haríamos bien en no intentar poner ciegamente la mano debajo de un cuchillo que parece estar en plena caída. Con esto no quiero decir invertir a toda costa después de las caídas y pensar que entramos a un buen precio. Cierto es que ya estamos a un nivel interesante y no es mala idea pensar en ir construyendo una cartera. Pero mejor hacerlo en etapas y repartiendo la cantidad de la que disponemos. ¿Por qué lo digo? Pues porque no existe ninguna garantía que las bolsas estarían formando ya un suelo a estos niveles.

Existe un buen indicador que nos sirve de ayuda a la hora de medir la temperatura del mercado. Me refiero al índice de volatilidad VIX (CBOE Volatilty Index) de la Bolsa de Chicago en EE UU. El buen momento de entrada después de una crisis como la actual nunca lo adivinaremos pero este índice nos puede ayudar a mejor considerar para cuando puede haber llegado tal momento. Para ello es imprescindible que ceda la volatilidad actual. 

El VIX llegó a rozar el nivel de los 70 puntos la semana pasada, un nivel no visto desde la crisis financiera de 2008. Para que conste: un nivel de 20 puntos ya se considera alto, imagínese como sigue estando el patio si es el nivel actual tal vez ya no esté en los 70 puntos, digamos en 45 y todavía es escandalosamente alto.

Entre 12 y 20 puntos

El objetivo para una normalización en cuanto a volatilidad sería un nivel entre 12 y 20 puntos en el VIX. La tormenta previsiblemente habrá pasado cuando lleguemos a una consolidación de estos niveles en el índice de volatilidad VIX. Antes es poco probable, la verdad. Por supuesto nunca se puede descartar que la normalización ya esté en plena marcha aun con niveles de volatilidad alta, aunque resulta tremendamente difícil adivinarlo. 

Para ello tendrían que caer los niveles del VIX en picado durante 4-5 días seguidos y sería algo parecido como apostar a rojo o negro en un casino. Yo de ustedes no me la jugaría a estas alturas. Puede ahora probar con una cantidad parcial. Luego -para los inversores con el horizonte puesto en el largo plazo- habrá tiempo para ir cogiendo posiciones de manera escalonada durante las próximas semanas.

Christian Dürr
Lo que casi siempre funciona bien para tener una cartera más sólida frente a contratiempos como el actual es invertir en sociedades de calidad y poco endeudadas. Desde un modelo cuantitativo que compara la solvencia de una empresa con su volatilidad bursátil, se puede constatar que desde principios de año los valores más solventes ‘sufren’ de media 3 veces menos que las demás compañías desde principios de año.

Sea como sea, el mal ambiente que se respira estos últimos días -y las ventas en pánico de algunos inversores- ha provocado que empresas muy saneadas y con modelos de negocio prometedores tampoco hayan podido escapar de la presión bajista. Menos mal que hay un sinfín de inversores que no se dejan llevar por los ruidos de mercado y que desde siempre ponen el foco en la perspectiva de largo plazo que puede ofrecer cada valor. 

Recordando a Kostolany y Buffett

Para terminar el artículo solo contrastar con frases que han salido de la boca de inversores experimentados. Y ahí van dos ejemplos de André Kostolany (inversor húngaro ya fallecido) y del el mítico Warren Buffett: "El que no posee acciones cuando caen, tampoco las posee cuando suben" o "quien invierte a largo plazo no debe dejarse confundir por las turbulencias porque con el paso del tiempo ni se acordara de ellas".

¿Por qué entonces hay que desoír consejos de personas cuya experiencia para hacer frente a estas situaciones difíciles están más que probadas?

Christian Dürr es socio director de ETICA Patrimonios EAF

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email