X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el ayuntamiento rechazará las medidas de la promotora pero no clausurará el recinto

Paellas Universitarias no consigue la autorización y asume las consecuencias de su apertura

12/04/2019 - 

VALÈNCIA. (VP/EFE) Las Paellas Universitarias finalmente no han conseguido la autorización del Ayuntamiento y abrirán de espaldas a este. Según cuenta la organización en un comunicado: "El evento cumple escrupulosamente con lo que exige la ley para una actividad de estas características, con la de la firma de una declaración responsable con un certificado OCA (Organismo de Certificación Administrativa), organismo habilitado por la Administración para la inspección y la emisión de certificación de los establecimientos públicos, actividades o recreativas y espectáculos públicos, como el que representa el Festival de Paellas Universitarias 2019".

La empresa se ha apresurado en las últimas horas para intentar corregir las causas en las que se apoyó ayer, a menos de 24 horas de la celebración el evento, el Ayuntamiento de València para denegar el permiso. La voluntad de la promotora no ha sido fructífera. 

De hecho, y aunque previsiblemente no hay margen de clausurarlo, en el Ayuntamiento ya se ha valorado la documentación presentada por la promotora, tanto para recurrir la denegación como para presentar la declaración responsable, y ambas serán denegadas. Por lo que se caminaría hacia poner a posteriori una multa económica de entre 30.000 y 300.000 euros.

Desde el consistorio se puso ayer el acento en cuatro factores que inclinaron la balanza hacia la denegación: primero, la presentación de la documentación completa, que no se hizo hasta el lunes, la protección del entorno agrícola, el supuesto peligro de celebrar el evento cerca las vías del tren y la falta de un informe de contaminación acústica. Según ha podido saber Culturplaza, esta mañana han presentado tanto el informe como el dispositivo para para salvar al público de las vías. El Ayuntamiento no lo ha valorado de manera suficientemente favorable.

Desde la empresa argumentan que "la apertura de puertas pretende garantizar la seguridad y evitar problemas mayores de orden público" y aseguran que "se han adoptado todas las medidas necesarias para velar por los derechos y la seguridad de los estudiantes universitarios".

Foto: EVA MÁÑEZ

Una OCA es una figura en el que una entidad privada y acreditada certifica que el evento se puede celebrar en condiciones, y la empresa se hace responsable de las consecuencias legales y judiciales que sucedan como consecuencia de su apertura. De esta manera, se esquiva la autorización de las licencias pertinentes del Ayuntamiento de València, que no tiene más margen de maniobra dado que el terreno es de propiedad privada.

De esta manera, y salvo sorpresa, hoy se abrirán las puertas del recinto y se desarrollarán los conciertos con total normalidad, a pesar de la denegación de las licencias por parte del consistorio.

Por otra parte, según ha adelantado À Punt, la jueza ha archivado la denuncia que L'Unió de La Punta presentó en el juzgado de guardia de València el miércoles pidiendo la "paralización urgente" del evento por "las molestias que va a causar". Con todo esto, la organización ayer lanzó en redes sociales la petición a la comunidad universitaria de que mantuvieran una actitud cívica.

La sanción podría llegar a los 300.000 euros

Los organizadores de las Paellas Universitarias de València se enfrentan a una posible sanción de entre 30.000 y 300.000 euros en caso de que el Ayuntamiento determine que incumple la Ley de Espectáculos Públicos de la Generalitat al celebrar esta fiesta sin los permisos pertinentes.

Según han explicado a EFE fuentes municipales, el Ayuntamiento tiene abierto en estos momentos un procedimiento administrativo para estudiar la declaración responsable.

La Policía Local está a la espera de que el Ayuntamiento admita o no ese recurso presentado por los organizadores de las Paellas Universitarias. Si se admite la fiesta podrá celebrarse sin ningún problema, pero en caso contrario la organización se enfrenta a la citada sanción administrativa.

Fuentes de la organización han afirmado que no contemplan el escenario del cierre del recinto pues entienden que han subsanado los fallos y cumplen ya todos los requisitos legales.

Las nuevas medidas no evitan el botellón

Foto: EVA MÁÑEZ

Durante la mañana, al recinto no ha accedido aún una parte significativa del público. Aunque desde la organización se instaba anoche a tener una actitud "civica" y se han bajado los precios de las bebidas alcohólicas durante el festival, ha pesado más la medida que limitaba la entrada de bebida a un litro de alcohol, la mitad que el año pasado y muy lejos de los ocho litros de la primera edición.

La presencia de botellones se alarga en diferentes concentraciones desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias hasta el propio recinto. Serán estas zonas por la que empiece el dispositivo de limpieza organizado por la promotora, según informó en un comunicado hace días.

Para saber más

...

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email