Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Penyaroja se prepara ante un posible litigio contra el Ayuntamiento por la permuta de Tabacalera

11/12/2019 - 

VALÈNCIA. Si el planteamiento aprobado por el Ayuntamiento de València sale adelante en la Comisión Territorial de la Generalitat Valenciana, los vecinos están preparados para recurrir lo aprobado en los juzgados. "Salvo que tomen conciencia los miembros del Consell, tendremos que parar la causa en los tribunales", se conjura la Plataforma Vecinal del barrio de Penyaroja. El motivo: el entuerto de Tabacalera.

Una sentencia del TSJ de la Comunitat anuló la permuta de terrenos realizada en favor de la constructora Guadalmedina en la zona del edificio de Tabacalera, aprobada por el gobierno municipal de la era de Rita Barberá. Así, el Ayuntamiento de València se vio obligado a compensar a la empresa, quien reclamaba en vía judicial 45 millones de euros. La justicia falló ya con el nuevo equipo de gobierno de Joan Ribó, desde el que se acordó entregar como compensación a la constructora un solar previsto para centro escolar y otro calificado como zona verde, en el barrio de Penyaroja.

La pastilla más pequeña corresponde a lo que debería haber sido un colegio. Se trata de una parcela en la confluencia de las calles Penya-Roja y Río Escalona de más de 1.180 metros cuadrados de forma triangular. Esta peculiaridad geométrica hace que no se puede emplear ya que se trata de un tipo de solar que la legislación expresamente prohíbe su uso en colegios. Guadalmedina tendrá derecho a construir aquí 7.400 metros cuadrados de suelo techado en un edificio que como máximo puede tener 10 alturas.

La segunda parcela con la que se quiere compensar a Guadalmedina formaba parte de una gran zona verde prevista en la calle 3 de abril 1979, junto a las naves de Cros. En este solar de 1.680 metros cuadrados la empresa podrá construir un edificio con 8.700 metros cuadrados de techo que como máximo tendrá 13 alturas. En este caso, en el Ayuntamiento defienden que los vecinos continuarán teniendo más de 7.000 metros cuadrados de parque.

En el Ayuntamiento justifican estas soluciones desde una perspectiva global. La cesión de suelo que se le debería hacer a Guadalmedina sería mucho mayor en otros barrios, recuerdan, ya que se hace en función del valor del metro cuadrado y Penyaroja es uno de los barrios más caros de València.

Ahora bien, los afectados finales, los vecinos de la zona, han manifestado su rotundo y continuado rechazo a esta operación, y han señalado deficiencias en el proceso llevado a cabo. Ahora, requiere el visto verde de la Comisión Territorial de la Generalitat Valenciana, y la plataforma vecinal, representada por José Tárrega, ya se ha preparado para un futuro litigo si acaba saliendo adelante.

 Panorámica del edificio de Tabacalera, donde se encuentran las oficinas municipales.

Así, la plataforma ha constituido ya una comisión jurídica formado por cuatro letrados con conocimientos de derecho administrativo y urbanístico, además de arquitectos e ingenieros, y han elegido a un abogado para que lleve la futura causa en la vía judicial: Alberto Llobell. No obstante, esta estrategia no es gratuita. De hecho, explican en la plataforma, al carecer de recursos económicos, se ofreció a las diferentes comunidades de propietarios afectadas del barrio compartir los gastos de la defensa jurídica. Por el momento, ya han conseguido el apoyo de cuatro comunidades de propietarios que representan a unas varios centenares de viviendas, y están a la espera de que voten otras tres comunidades más.

Ahora bien, esto no es suficiente. Y es que los vecinos quieren cargarse de razones para el procedimiento judicial y así evitar que la falta de pruebas periciales puedan motivar un fallo desagradable, como le sucedió a la plataforma Salvem Tabacalera en la mencionada sentencia del TSJ. Y en base a un dicho valenciano -"tota pedra fa paret"-, la plataforma vecinal ha estado planificando diversas formas de conseguir financiación con la colaboración de los vecinos del barrio. "Se decidió buscar fórmulas alternativas", explican.

Una de ellas fue la venta de Lotería de Navidad. Han conseguido colocar todas las papeletas y, a la espera del recuento final, se espera tener unos beneficios de entre 1.700 y 2.000 euros. Otra vía de financiación: una cena en el barrio y una rifa. Se ha organizado para primeros de enero de 2020 y se pretende recaudar de beneficio unos cinco euros por comensal. "Se plantea como la Gran Gala del Barrio y se celebrará en el Hotel Rey Don Jaime, que tiene para los vecinos un sentido nostálgico al ser el lugar de celebración de las primeras juntas de propietarios de las primeras promociones del PAI de la Avenida de Francia", explican.

La lotería de Navidad para recudar fondos. Foto: VP.

"Se ha efectuado un menú para la ocasión y se pretende pasar una velada con vecinos, familiares y amigos y personas que apoyan la causa contra la recalificación donde además tendremos un karaoke y ambientación musical". Al final del encuentro, se celebrará una rifa con productos y servicios aportados por los comerciantes de la zona.

Reuniones de todo tipo

La plataforma ha estado desarrollando y sustentando su postura ante una gran cantidad de actores políticos en los últimos meses. Desde el presidente de la Comisión Territorial hasta diversos altos cargos de la Generalitat, pasando por diputados de Compromís y Ciudadanos en Les Corts Valencianes. Incluso han sido escuchados por la diputada nacional del PP Belén Hoyo y el senador popular Fernando de Rosa

Foto: VP.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email