Hoy es 18 de julio
GRUPO PLAZA

El consistorio licitará en breves los concursos de este proyecto Bautizado como 'Plan + Vivienda'

Permutas, cesión de suelos o compra directa: Catalá moviliza su plan para levantar 1.000 viviendas 

18/06/2024 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València activa su plan para construir cerca de 1.000 nuevas viviendas en la ciudad esta legislatura. Cierto es que en estos meses de gobierno ya se han ido ejecutando actuaciones, pero este lunes la alcaldesa María José Catalá daba el pistoletazo de salida a dos de los grandes ejes que incluye el programa como son la movilización de solares municipales a través de la cesión de suelos a promotores y las permutas por vivienda. Así, según avanzó, en las próximas semanas se lanzarán ambas licitaciones para sacar nueva vivienda de protección pública al mercado.

Bautizado como 'Plan + Vivienda', esta iniciativa se sustenta en cinco pilares: las permutas de suelo por vivienda; la cesión de los derechos de superficie, una fórmula a la que han recurrido muchas Administraciones como la Generalitat Valenciana; la compra directa de inmuebles a través de mecanismos como el tanteo y retracto; la construcción directa por parte del Ayuntamiento; y la cesión de parcelas a la Entidad Valenciana de Suelo y Vivienda (EVha), dependiente de la Conselleria de Vivienda. 

Así, a través de estos ejes, la intención es sumar nuevo stock al mercado valenciano, principalmente en régimen de alquiler asequible, en un momento de emergencia habitacional por la falta de salida de promociones y las alzas de precios, que están expulsando a muchos ciudadanos de su derecho constitucional a una vivienda. "Hoy hace un año que tomamos posesión del Gobierno con una clara prioridad como era la vivienda. Es una problema y un gran reto que tenemos que afrontar todas las administraciones para poner a disposición de nuestros jóvenes nueva oferta. Eso es ganar en dignidad", subrayó la primera edil.

Lo cierto es que desde hace meses, el equipo de la Concejalía de Urbanismo y Vivienda, encabezada por Juan Giner, ha estado trabajando en la forma de articular todos los mecanismos necesarios para sumar más vivienda a la plaza valenciana. De hecho, a través de la empresa pública Aumsa se han retomado proyectos de construcción propia, muchos de ellos heredados de la anterior corporación municipal, formada por Compromís y PSPV, pero que en algunos casos no se llegaron a iniciar. Precisamente, la presentación de este proyecto fue en un solar en la avenida de Tarongers, donde Aumsa está construyendo 75 viviendas que llevaban años atascadas.

Paralelamente, el equipo de la Concejalía ha estado seleccionando los solares públicos susceptibles de movilizar junto al sector privado. En un principio, se barajaron cuatro alternativas para generar estas sinergías con los promotores, pero finalmente el equipo de Giner se decantó por la cesión de los derechos de superficie y las permutas. Estos últimos meses se ha estado perfilando las condiciones y requisitos para conseguir la máxima concurrencia en los dos concursos que se van a lanzar próximamente. 

Permuta de solares

Concretamente, el primer pilar del plan es la colaboración público-privada a través de permutas de suelo por vivienda. Este modelo implica que la Administración municipal entrega suelos a promotores a cambio de vivienda terminada. Eso sí, previo acuerdo y tasación por valores similares. Con esta fórmula se busca, por un lado, dinamizar la actividad promotora y constructora, dado que las grandes bolsas de suelo pendientes de desarrollar están en manos de las Administraciones y, por otro, recibir inmuebles totalmente construidos para ampliar el parque público y atender la actual demanda de vivienda. 

En este caso, la permuta será sobre cuatro parcelas municipales, que se localizan en Malilla, en el sector Fuente San Luis, y en las que se podrán construir 400 nuevas viviendas de protección pública de promoción privada. El consistorio espera recibir entre 75-100 inmuebles por esta operación para alquiler asequible. 

A este respecto, Catalá avanzó que esta misma semana el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicará la licitación para la permuta de estos cuatro suelos. "Movilizamos una gran bolsa municipal destinada a uso residencial que lleva años paralizada, incorporado la colaboración privada a las iniciativas públicas municipales en materia de vivienda de protección pública, con el objetivo final de aumentar la oferta de vivienda asequible existente en la ciudad, tanto en compra como en régimen de alquiler", destacó la alcaldesa. 

Derechos de superficie

El segundo eje es la cesión de los derechos de superficie, es decir, la Administración ofrece a las empresas adjudicatarias parcelas públicas, en las que el agente privado construye un edificio, que explota durante un periodo determinado de tiempo, generalmente son 55 años, en régimen de alquiler asequible. Una vez finalizado el plazo, los inmuebles pasan a la gestión pública, en este caso al consistorio valenciano, que en todo momento es el propietario de las viviendas.

Para ello, el Ayuntamiento sacará un segundo concurso con cuatro suelos en Nou Moles y Faitanar, que permitirán levantar 221 nuevas unidades. La alcaldesa señaló que esta convocatoria se licitará en las próximas semanas con un único lote para las cuatro superficies, que suman 5.109 metros cuadrados, y 27.466 metros cuadrado de techo. Concretamente, dos terrenos están en la calle Brasil (70 y 40 viviendas); otro en la calle de la Pilota Valenciana  (16); y el tercero se ubica en el sector de La Torre, antiguo Sociópolis, con capacidad para otras 95 unidades.

Obras en la avenida de Tarongers

La cesión del derecho de superficie es una modalidad a la que han recurrido otras Administraciones como la Generalitat, que ya ha lanzado su concurso con 8 lotes con 13 solares para 721 viviendas, repartidos por las tres provincias valencianas por una valor total de más de 101,1 millones de euros.  

Construcción directa

En tercer lugar, el 'Plan + Vivienda' incluye la construcción directa de 427 viviendas por parte del Ayuntamiento. Por un lado, desde el servicio municipal de Vivienda se están impulsando dos proyectos en la Fonteta de Sant Lluís y en Na Rovella, donde se construirán 69 viviendas. Además, la sociedad Plan Plan Cabanyal-Canyamelar ya ha solicitado la licencia de obra para la construcción de 51 viviendas para el realojo de propietarios de los bloques portuarios. 

Por último, Aumsa está impulsado la construcción de otras 307 unidades, de las que 49 estarán culminadas este año y el resto entre 2025 y 2026. Para ello, la empresa pública aprobó un presupuesto para este ejercicio de 26,5 millones de euros, de los cuales el 65% van a esa ampliación del parque público. Pero, también será posible la promoción propia tras la activación de los primeros 10 millones de euros del préstamos de 27 millones que le preconcedió el Banco Europeo de Inversiones (BEI) en 2020 para financiar la construcción de estas viviendas. Una cuantía en base al coste y las certificaciones de los proyectos que actualmente desarrolla Aumsa y que irá aumentando en función de sus necesidades de financiación. Todas las promociones irán a alquiler asequible.

Compra directa y cesión de parcelas a la EVha

El siguiente eje es la adquisición directa de vivienda a través de diferentes mecanismos como los derechos de adquisición preferente, es decir, el tanteo y retracto. De hecho, a través de ellos se compró el edificio de 131 viviendas en Safranar, que se ha destinado temporalmente a los afectados por el incendio de Campanar. 

También, el consistorio compró a la Sareb a principios de año otro edificio de 8 viviendas en La Torre y la idea es seguir negociando con esta entidad para ir engrosando el parque público y atender la lista de demandantes de vivienda que, según fuentes municipales, supera las 1.000 solicitudes. "En un año hemos adquirido 139 viviendas públicas, frente a las 14 que construyó la izquierda en ocho años; y vamos a continuar por este camino", insistió Catalá.

Finalmente, destaca la colaboración del Ayuntamiento con la Generalitat Valenciana, con la cesión de dos parcelas a la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) para su concurso de suelo. Se trata de dos superficies en Malilla y Arrancapins para la construcción de 82 viviendas de alquiler asequible y energéticamente sostenibles. "Cumplimos con los compromisos que adquirimos con los valencianos y el Ayuntamiento ya ha puesto en marcha la adquisición, construcción y puesta a disposición de viviendas públicas en València", concluyó.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas