X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 10 de diciembre y se habla de arte PODEM LITERATURA libros concursos de acreedoreS MUÑECAS bebes
GRUPO PLAZA

Podemos prepara otra ofensiva para forzar al Consell a aprobar el impuesto a los vertidos

9/01/2018 - 

VALÈNCIA. Uno de los debates que más tensión generó entre Podemos y el Consell a finales de 2017 fue a cuenta de las reticencias que tenían PSPV y Compromís a tramitar la ley del Sistema de Depósitos, Devolución y Retorno de envases, más comúnmente conocido como SDDR. Una piedra en el zapato para el Ejecutivo valenciano que a punto estuvo de bloquear la aprobación de las cuentas de este ejercicio 2018. Sin embargo, la cantidad de compromisos arrancados al Gobierno valenciano en distintas áreas por parte de la formación morada, inclinó la balanza para que finalmente dieran el visto bueno. 

Entre estas concesiones, los morados consiguieron importantes cuantías que destinar al departamento de Medio Ambiente que dirige Elena Cebrián: la creación, gracias al voto favorable del PP, de una Agencia para el Cambio Climático que estaría adscrita a Presidencia de la Generalitat, pero en la que Medio Ambiente tendrá cierto protagonismo; la integración de los bomberos forestales en la administración a través de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias a partir de noviembre de 2018; o la implantación de una tasa a la incineración y los vertidos en vertederos industriales, entre otras. 

Precisamente esta última, aprobada en comisión gracias a los votos favorables de Podemos, Compromís y PSPV, generó tensiones en la industria azulejera. Apenas tres semanas después el Consell anunció que abriría un proceso de diálogo de seis meses con la patronal cerámica Ascer para negociar que la implantación de la tasa repercutiese mínimamente en la competitividad de las empresas. 

El anuncio pilló por sorpresa al partido que lidera Antonio Estañ en la Comunitat, ya que la enmienda aprobada en la ley de Acompañamiento a los Presupuestos de2018 no incluía ninguna bonificación. Ahora, una vez superado el debate presupuestario, la intención de Podemos es preguntar a Cebrián por el anuncio del president del Consell, que en aquel encuentro en Castellón dijo que se estudiaría subvencionar hasta el 90% para reducir el impacto de este tributo. "Queremos saber en qué consiste esa negociación y esas bonificaciones que planteó el señor Puig pocos días después de que la enmienda fuese aprobada con los votos favorables del PSPV", manifiestan. 

Desde el grupo parlamentario aseguran que han vuelto de estas vacaciones navideñas "con las pilas cargadas para seguir fiscalizando al Consell". Por ello, no será la única reacción de los morados a este anuncio. Fuentes parlamentarias de Podemos aseguran que rescatarán a lo largo del próximo año "la propuesta íntegra" de la tasa por vertidos. 

En su iniciativa inicial, el partido de Estañ recogía la implantación progresiva de esta tasa tanto para vertidos en vertederos industriales como municipales. Sin embargo, durante la negociación con el Consell, los segundos quedaron excluidos porque PSPV y Compromís alegaban que los respectivos ayuntamientos no estaban preparados. "No nos vale ya la excusa de que no han hablado con los municipios, han tenido dos años y medio para hacerlo", subrayan. Los morados no cesarán en su ofensiva con los residuos "para cumplir con la normativa europea".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email