Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

piden a la administración arrimar el hombro y políticas de acceso a la vivienda

Las grandes promotoras lo tienen claro: el precio de la vivienda de obra nueva no bajará por la covid-19

5/06/2020 - 

VALÈNCIA. Como la mayoría de sectores económicos en España, el inmobiliario también tuvo que parar su actividad con el estado del alarma frenando la construcción de las obras que tenían pendientes y la entrega de muchas viviendas fijadas para ese periodo. No obstante y, pese a esta parálisis, el sector se recompone de manera ágil y no prevé un gran impacto ni en el mercado ni en las propias compañías. De hecho, los promotores lo tienen claro: Hay tranquilidad, las ventas se han retomado y no habrá bajada en los precios de la vivienda de obra nueva.

Un escenario totalmente distinto al de 2008, donde el sector sufrió con creces el impacto. "No somos los mismos. Ahora las empresas están más saneadas, se han profesionalizado y hemos aprendido de los errores del pasado". De hecho, se reivindican como palanca de crecimiento y motor de la reactivación económica en España tanto por la generación de riqueza como de empleo.

Así se puso de manifiesto este jueves en una mesa virtual, organizada en el marco del IV edición del International Academic Real Estate Congress, AIRE 2020, moderada por el director del Obervatorio de la Vivienda de la UPV, Fernando Cos-Gayón López, y en la que participaron los directores generales de grandes compañías en la zona de Levante: Sixto Bayo, director territorial Levante de Neinor Homes; Patricia García, directora territorial Levante de Habitat; Pablo Andreu, director territorial Levante Metrovacesa y Roberto Blanco, director territorial Levante de Vía Célere. Todos ellos debatieron sobre el futuro del sector, un horizonte que prevén sin grandes problemas ni dificultades.

De hecho, todos coincidieron en señalar que, pese a la posible creencia popular de que tras una crisis habrá una bajada de los precios de las viviendas nueva, nada está más lejos de la realidad. "El precio no va a bajar ni ha bajado en la vivienda de obra nueva porque el mercado no está saturado y la oferta que hay es la misma que hace unos meses", subrayó Roberto Blanco de Vía Célere. Eso sí, admitió que en la segunda mano sí se ha producido algún ajuste por la necesidad de los propietarios. "Hay gente afectada a nivel personal o laboral por el coronavirus y tendrá la obligación o la penuria de vender por debajo del precio que había fijado. Será por necesidad", recalcó.

En similares términos se pronunció Sixto Bayo de Neinor Homes, quien apuntó que los precios de venta se van a mantener porque el mercado los sigue absorbiendo. "Venimos de una experiencia anterior donde sucedió todo lo contrario y hubo un endeudamiento elevado de las compañías y una necesidad por sobrevivir. Ahora, los agentes que están en el sector estamos saneados y, por tanto, podemos mantener precios porque el mercado los seguirá absorbiendo", defendió.

No obstante, reconoció que los ciudadanos siguen con el recuerdo de la experiencia anterior y creen que hay que esperar a comprar porque bajarán los precios, aunque "eso no va a suceder". "Puede haber algún caso puntual de una promoción que está en liquidación o quede alguna vivienda y haya algún guiño al mercado, pero en general en la obra nueva no va a descender", insistió.

Y es que, según explicó Patricia García de Habitat, los precios de las construcción en poco tiempo han subido mucho y prácticamente se han comido el margen de maniobra de las promotoras, lo que hace imposible una bajada. "Aguantamos los precios y no los bajamos porque además el ritmo de ventas se mantiene", defendió.

Una crisis de meses y no de años

Pese a la actual situación, los promotores aseguraron que en el mercado inmobiliario se respira tranquilidad y la recuperación será cuestión de meses, nada que ver con la de 2008 donde el 'ladrillo' se hundió. "No hay nada como haber aprendido de las experiencias del pasado", agregó Bayo. "La situación de nuestro sector es mucho más estable con empresas sólidas y saneadas. Hay tranquilidad", recalcó.

Foto: KIKE TABERNER

De hecho, apuntó que las promociones que Neinor tiene por todo el territorio español están consolidadas y no hay ningún indicio que les haga intuir que deben acometer algún cambio. Aunque se ha pisado el freno en los lanzamientos que habían planificados, únicamente serán aplazamientos. "No intuyo grandes problemas ni dificultades en el futuro. Conforme se normalice el escenario iremos recuperando la confianza que es lo mas importante".

Desde Metrovacesa, Andreu consideró que esta crisis "se medirá en meses y no en años" y puso el énfasis en el músculo del sector inmobiliario como motor de la recuperación. "Frente al pasado donde fuimos lo culpables del problema, ahora seremos parte de la solución", destacó. "Ha habido pausa, pero no un stop de la actividad. La demanda y la oferta están muy equilibradas y el mercado responderá porque en este tiempo no ha parado del todo, incidió Blanco que explicó que durante los meses de confinamiento, las promotoras han seguido cerrando algunas operaciones y tirado de las nuevas tecnologías para hacer visitas virtuales de sus promociones.

Ahora que ya se pueden visitar las viviendas in situ, en algunos complejos con piscina y zonas ajardinadas, el tirón ha sido incluso mayor que antes del estado de alarma. "Este mes entregamos cerca de 200 viviendas y nadie se ha echado a tras, al contrario incluso gente que nos decía de pagar por adelantado. No estamos teniendo problemas con las escrituras", manifestó García de Habitat.

Terrazas, jardín... lo que más demanda el cliente

De hecho, si ahora hay una tipología de vivienda que más demanda el comprador es aquella que cuente con espacios amplios, zonas exteriores y piscinas. Un tipo de inmueble que en la ciudad es complicado de planear por la legislación urbanística. "La normativa nos encorseta y muchas veces no podemos hacer todas las terrazas que nos gustaría en las viviendas y por eso se planifican zonas comunes", explicaron.

Por eso hicieron un llamamiento a la administración a flexibilizar las normas para poder atender esa demanda latente. Pero no solo eso, sino que también reclamaron que se apoye en el sector para empujar la economía y activar políticas que incentiven el acceso a una primera vivienda de colectivos vulnerables como son los jóvenes. "La administración nos lo tiene que poner fácil. No somos un grupo de especuladores, sino profesionales", reivindicaro Fernando Cos-Gayón López para reclamar inversión en infraestructuras y un plan de vivienda que permita la compra de vivienda facilitando el crédito. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email