GRUPO PLAZA

La automoción, el calzado y el juguete, los sectores más afectados en la comunitat 

Radiografía industrial tras la covid: el 70% de pymes baja ventas pero sostienen el empleo

Foto: PEPE OLIVARES
14/04/2021 - 

VALÈNCIA. La pandemia de la covid ha supuesto un duro golpe tanto para la población valenciana como para el núcleo empresarial. Desde el confinamiento al parón de consumo por la incertidumbre, las pequeñas y medianas empresas de la industria valenciana han sufrido las consecuencias en sus cuentas para ahora iniciar el camino de la recuperación.

Según 'Estudio del impacto de la COVID sobre las empresas industriales' realizado por iniciativa de la Conselleria de Economía Sostenible a través de la colaboración de la Universitat Politècnica de València en la Cátedra de Economía Valenciana y el Centro de Investigación en Gestión de Empresas (CEGEA), el 70% de las compañías encuestadas ha bajado en ventas mientras que el porcentaje de las que han mantenido empleo se elevan a un 61,7%.

Este estudio se ha realizado con una muestra de 520 empresas de diversos sectores, donde se recoge que la automoción, el calzado y el juguete han sido los sectores económicos más afectados por la pandemia en la Comunitat Valenciana, mientras que el cerámico, energético o químico han experimentado una evolución más diversa en el último año.

El 90,4% de las firmas de calzado consultadas han asegurado haber sufrido un descenso en sus ventas por la pandemia, un porcentaje que alcanza el 100 % en el caso de la automoción, del 80% en el caso del sector del juguete y el 78,7% en el del embalaje. Por el contrario, en el sector energético las firmas que han informado sobre un descenso de sus ventas es del 60%, en el cerámico del 56,6% y en el químico un 52%. En el otro extremo, hay compañías que han incrementado las ventas durante la pandemia, es el caso del 20 % de las firmas químicas y del 16,6% de las azulejeras.

Del conjunto de las pymes, el 50% manifiesta que se mantendrán similares en los próximos seis meses. El 37,7% ve perspectiva negativa en los próximos seis meses. Mientras, el 21,9% mantiene el nivel de ventas. Por otro lado, respecto a las expectativas que tienen en un futuro inmediato en cuanto al empleo, la gran mayoría de las empresas encuestadas, el 71,5%, prevé mantener la ocupación a seis meses vista.

En este sentido, para mantener el número de trabadores el 30% ha utilizado la flexibilización de la jornada de trabajo, el 21,5% ha optado por la reducción de la jornada mientras que el 20,4% optó por el teletrabajo. En un segundo nivel de importancia, se sitúa la anticipación de vacaciones -15,2% de los casos-. Sobre las expectativas, la evolución de la ocupación a seis meses vista para más de dos tercios de la muestra considera que se mantendrá en los niveles actuales.

La mayor parte de pymes industriales manifiestan no haber implementado nuevas políticas de recursos humanos en respuesta a la pandemia pero, a medida que las empresas ganan en tamaño, también se incrementa el número de las que han cambiado las políticas de conciliación laboral, de reciclaje profesional o de contratación de perfiles digitales.

En cuanto a la financiación, las empresas han manifestado una estrategia conservadora en todos los sectores y tamaños, priorizándola para poder mantener la actividad. Una amplia mayoría de las empresas valencianas no ha necesitado financiación o ha mantenido la que tenía antes de la crisis, aunque las empresas más grandes presentan necesidades de financiación más importantes.

Asegurar la financiación, prioridad estratégica

Según consta en el estudio, la prioridad estratégica principal para los próximos seis meses es asegurar la financiación para poder mantener la actividad. En segundo lugar, mejorar la eficacia de los procesos y la cooperación en la cadena de suministros y reforzar la sostenibilidad. En cuarto lugar, se apuesta por la innovación y la tecnología y en quinto lugar el desarrollo de nuevos productos y servicios. Respecto a las acciones a las que se les atribuye una prioridad más baja se encuentra la transformación digital. el dotarse de nuevas habilidades profesionales y la expansión y el crecimiento internacional.

No obstante, la pandemia ha acelerado la intensidad de las nuevas tecnologías de la comunicación. De hecho, las empresas valencianas manifiestan tener un nivel tecnológico aceptable. Además, una de cada tres pymes industriales valencianas ha fomentado la innovación en respuesta a la pandemia. Las innovaciones han sido de producto, también de proceso y, en menor medida, en los ámbitos de marketing y organizativo. Entre los diferentes sectores se observan diferencias significativas; destaca la innovación de producto en los clusters tradicionales; la de marketing en el sector energético, la de proceso en la automoción y el juguete, y la organizativa en la cerámica y el sector químico.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email