Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Notables

Kaymus

Nacho Romero

El timón está en manos del capitán. Nacho Romero regresa a Kaymus con ganas de sortear la tormenta y, para ello, ha decidido mantener el rumbo. La misma cocina de siempre y el mismo amor por el vino, para llegar a un horizonte todavía incierto.

Kaymus es como Nacho, y más ahora que está de vuelta. Un huracán que no entiende de normas, del mismo modo que sus platos no se atienen a reglas. Sigue haciendo lo que hacía, con más esmero conforme pasan los años. Ahora que siente suya la casa, se entretiene con los guisos, se desquita con las aves y mantiene su predilección por los pescados; pero de repente templa el alma con unas manitas de cerdo o un estofado de rabo de toro. Un aparte merece la colección de vinos, la especialidad de la casa. Hay placer en dar de comer, pero al cocinero le gusta acertar con la bebida, por lo que suele tomarle el pulso a la sala siempre que puede. Una sala que además es formal sin tirantez, porque aquí venimos a brindar, y eso requiere calidez. El restaurante de Campanar tiene por delante una nueva etapa, esta vez con el capitán al frente, y de su manejo del barco dependerá casi todo, ya que Kaymus necesita de Nacho tanto como a la inversa. La lección ha quedado aprendida. Iría bien un poco de novedad ahora que el horizonte está por definir. Navegar, al final, se trata de eso. Incluso en mitad de la tormenta.


¿Qué puedo encontrar?

  • Creativa

  • Producto

¿Qué pido?

Polenta rellena de rabo de toro